Carritos de la Costanera (Visitas)

Aunque quizás estén en un poco olvidados los carritos de la costanera siguen siendo una costumbre bien porteña.

Están situados sobre la costanera Sur, en fila uno al lado del otro, tienen un sabor a nostalgia. En estos vamos a poder comer el clásico choripán, hamburguesas completas, gaseosas, lomito, bondiola, etcétera.

Seguramente ustedes se preguntan porque se lo llama CARRITOS. Lo cierto es que esta historia comenzó hace ya muchos años en el que paseo la costanera comenzó mutar y se instalaron algunos carritos con ruedas que invitaban a saborear delicias locales.

La especialidad esos carritos era el famoso asado argentino, estos puestos fueron creciendo y pronto dejaron sus ruedas y se transformaron en importantes restaurantes, y transformando el lugar en un importante foco gastronómico de la ciudad.

Mucho estos lugares llevan años en pie y sus nombres se han vuelto famosos e incluso han instalado ciertas costumbres muy propias.

Lamentablemente algo de esa magia que tenían los carritos se fueron perdiendo de la mano del crecimiento de los focos gastronómicos o de otras zonas que fueron creciendo como puede ser Palermo viejo, las Cañitas. Y si bien los carritos siguen siendo importantes dentro de la zona de la Costanera Sur ya no tiene la misma popularidad que tenían entonces. De por si en su momento estos carritos cocinaban a leña o carbón, hoy en día es a gas o eléctrico, pero bajo ningún concepto dejó de perder ese sabor especial que tiene que tiene comer un choripán a la orillas del río o con vistas a la reserva ecológica.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*