Entrevistamos a Jorge Noguera, director de Preferiría no saberlo

Una nueva obra del autor de “Mala fama” y “Tarde”, con la dirección del novel director y actor ganador del Florencio Sánchez, Jorge Noguera

Actúan:
Mariana Bruno, Luciano Farías, Federico González Bethencourt,
Cecilia Lucas, Rocío Pérez Silva

Escenografía y vestuario:
Alejandro Mateo
Diseño de luces:
Lucia Feijoó
Diseño gráfico:
Lorena Boldt
Asistencia de dirección:
Nicolás Abdala
Dramaturgia:
Fabian Saad
Dirección:
Jorge Noguera

Funciones: Viernes 23.30hs.
Localidades: $ 300.- Venta por
Teatro Timbre 4 – Mexico 3554 – CABA

ENTREVISTA

¿Porqué decidiste llevar esta obra a escena?

Surgió del deseo de trabajar con un grupo de amigos con el que hicimos juntos la escuela de Timbre4 . Le trasladamos el deseo a Fabian Saad y nos presento una estructura de una carilla con la idea de la obra. Luego improvisamos con el autor presente y así se armó Preferiría no saberlo.

¿Cuál fue el mayor desafío al momento de empezar a armar las distintas partes de la obra y cómo fue la selección de los actores que la representan?

Como es una sucesión de descubrimientos de mentiras y ocultamientos el mayor desafío era que al final del espectáculo, cuando el espectador descubra hasta la ultima de las «verdades» pueda rememorar actitudes y comportamientos de todos los personajes y les encuentre total coherencia.

¿Como fue ese paso de la actuación a la dirección?

El paso de la actuación a la dirección estuvo siempre anclado en las necesidades del actor y rodeado de un equipo super profesional y amoroso.

Básicamente y sin contarnos el final de la historia ¿Qué nos cuenta la obra?

La obra habla acerca de la sobre valoración de la verdad, de como  la mentira sostiene vínculos y relaciones que no perdurarían de otro modo. Para hacerlo se sirve de una historia que tiene que ver con cuatro amigos, (dos matrimonios para ser mas precisos) de cuanto en ese vinculo, se oculta y de cuanto se muestra. Callarse es un derecho que -con razón- nos adjudicamos, pero lo grave, tal vez, no sea callar, sino que el motivo por el cual  uno decide callarse involucre al otro. En tono de comedia y en una situación de fiesta, saldrán a la luz, secretos guardados durante mucho tiempo. El espectador, como un testigo silencioso terminará enterándose de varias cosas, a la par de los personajes, pero también, se enterará de otras… ¡Otras que ellos ignoran!

¿Qué sensación tenés ahora que ves el resultado de la obra terminada?

Todos los logros son satisfactorios cuando son el resultado de un esfuerzo. Tené en cuenta que Argentina es una de las 3 plazas teatrales mas importantes del mundo. El público, en general, quieras o no, está familiarizado con el teatro y eso lo convierte en un público exigente. Nosotros ensayamos un año, quitándole horas a nuestro sueño, a nuestro descanso , afrontando los costos que se tienen en la situación particular por la que atraviesa nuestro país y nada de eso disminuye el entusiasmo. Haberlo logrado emociona como un logro en sí mismo, pero teatralmente hablando haber logrado que cada uno de los personajes encontrara su esencia, pudiera expresar desde su propia naturaleza lo que esta obra quiere decir. Escuchar la risa de los espectadores. Observarlos en su interés y en su asombro y sentir que todo eso se traduce en un aplauso que se nos hace cálido y sincero es la mayor ambición que uno puede pretender cuando ama lo que hace .

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*