Entrevista a Gabo Correa

¿A qué edad nació esta pasión por la actuación que tenés y cuándo comenzó tu camino en la actuación?

Después de haber hecho el servicio militar obligatorio en 1983 (soy de la generación Malvinas y no fui a la guerra por poco) quedé en un estado de inutilidad civil que me duró hasta el año 85. Una tarde junto con un amigo del barrio, hojeábamos la Guía del Estudiante para tratar de encontrar en esas páginas el futuro quehacer de nuestras vidas. Aclaro que nunca en mi vida había entrado a teatro alguno, pero sí admiraba las actuaciones de actrices y actores en el cine y la televisión. En esa guía de pronto veo una carrera que decía «Actor Nacional» en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático. Pocos días después (sin saber muy bien por qué, como un zombie) estaba anotándome en el curso de ingreso que duraba un mes. Ese mes fué de una intensidad creativa que jamás había experimentado y el comienzo de una nueva etapa de mi vida.

¿Tus padres te apoyaron en este camino artístico?

Para mis viejos fue una sorpresa enorme mi decisión, pero también se dieron cuenta de  lo apasionado que estaba con esa carrera que había elegido. Eso hizo que el apoyo que me dieron fuera absoluto.

¿Estudiaste en alguna escuela de actuación o música?

Estudié en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático, hoy UNA.

¿Qué les dirías a quienes te lean acerca de los sueños que tienen de ser alguien en la vida?

Les diría que no se dejen llevar por los mandatos del afuera, los que impone la sociedad, y tienen que ver con formatos estéticos y generalmente conceptos de «belleza» y éxito. Llegar a ser alguien en la vida tiene que ver con ser feliz con lo que uno/a hace para sí mismo. Por supuesto que esa felicidad hay que articularla con la subsistencia para poder vivir en esta sociedad. Ahí precisamente está el reto.

¿Qué actores jóvenes te han llamado la atención últimamente?

Nahuel Pérez Biscayart jóven pero con una carrera muy consolidada, Francisco Lumerman, Agustina Groba con quien tuve el placer de trabajar.

¿Cuál es el nombre de la obra en la que estas actuando en estos momentos y cuál es tu personaje?

Actualmente estoy haciendo CRIATURA una versión de «Frankenstein o el moderno Prometeo» que escribí y actúo. Y hago los dos personajes, el de Víctor Frankenstein y el de la Criatura.

¿Qué sentís cuando estás en un escenario?

Lo que siempre comentamos con los actores y actrices es que cuando una/o está en el escenario la sensación es que el tiempo se detiene, se abre un paréntesis existencial y además si uno/a padece una enfermedad o dolor, en ese momento de estar arriba del escenario, se detiene completamente. Es muy curioso.

¿Crees que el arte escénico es importante en nuestras vidas? ¿Por qué?

El teatro es esencial para cualquier sociedad porque funciona como un espejo crudo, que después de esa experiencia , la realidad tiende a modificarse para siempre.

¿El nombre de esta página es La Bitácora del Artista, como tal, qué es lo que guardarías en la Bitácora para que otros visitantes vean?

No sé por qué, pero guardaría la primer experiencia que tuve al entrar a un escenario. Fue una mezcla extraña y proporcionada de pánico y placer, de una intensidad inmensa, que se repite dosificada cada vez que enfrento al público.

¿Qué les dirías a las personas a las que no le gusta actuar, cantar o ninguna actividad artística? A los que no les gusta actuar, cantar o hacer cualquier expresión, les diría que sigan así. Para eso estamos nosotros/as. Que vayan a vernos.

Desde el sábado 2 de marzo un estreno impactante
Por su contenido y su puesta teatral
Por la historia de su personaje y su legado literario
C R I A T U R A
de Gabo Correa y Miguel Pittier

Funciones: Sábados a las 23 horas
Localidades: $ 350.- Promoción: 2 x $ 500.-
Venta por Alternativateatral.com
Beckett Teatro – Guardia Vieja 3556 – CABA / 4867-5185

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*