HIDALGO, de María MARULL, con Paula Marull y Agustín Daulte

HidalgoFlyer.jpgHIDALGO

Una obra de María Marull

Las cosas no son del que las posee sino de quien las sabe apreciar

Después de dos temporadas a sala llena, vuelve Hidalgo

En noviembre de 2016 una versión temprana de Hidalgo fue presentada en el marco del ciclo de Semimontados del Teatro Nacional Cervantes con excelente aceptación de crítica y público.

En 2017 recibió el premio Artei a la Producción Teatral Independiente y fue estrenada en julio en El Camarín de las Musas y realizaron funciones hasta fin de 2018.

Hidalgo fue presentada en el marco del ciclo de Semimontados del Teatro Nacional Cervantes con excelente aceptación de crítica y público.

En 2017 recibió el premio Artei a la Producción Teatral Independiente y fue estrenada en julio en El Camarín de las Musas y realizaron funciones hasta fin de 2018.

Actúan: Agustín Daulte y Paula Marull

Escenografía: José Escobar

Iluminación: Matías Sendón

Vestuario: Jam Monti

Fotografía: Sebastián Arpesella

Diseño gráfico: Mercedes Moltedo

Guitarra: Julián Rodríguez Rona

Asistente de dirección: Santiago Rodríguez Durán

Dramaturgia y dirección: María Marull

Reestreno 2019: jueves 13 de marzo 21 hs

Funciones: jueves 21 hs.

Duración: 60 minutos

ESPACIO CALLEJÓN

Humahuaca 3759, teléfono: 4862-1167

Reservas y compra de entradas: www.alternativateatral.com

Valor de la entrada: $ 350 y $ 290 (descuentos a estudiantes y jubilados).

Venta anticipada con descuentos

DIJO LA PRENSA:

Los olvidados de siempre

“La reflexión adhiere a que las cosas no han de ser de quién las posea sino del quién las aprecie (o las use). Una representación ideológica del mundo. Tal el aglutinante de esta pequeña historia puesta en situación de dramaturgia para dos actores, estrenada en el ciclo de Semimontados 2016 del Teatro Nacional Cervantes. La actual puesta en escena articula casi sin alteraciones el mismo despojado dispositivo escénico original. Es un acierto el trabajo individual y conjunto de los dos intérpretes. Paula Marull ofrece una vigorosa revelación de las contradicciones de esa mujer que de a poco se va haciendo cargo de la situación. De ternura y desazón viste su rol de Susana con varias capas que deshojar junto al espectador. Delicioso actoralmente, su imaginario fabular sobre el poeta. Al punto tal que si no ha sido así (como de verdad no lo fue) merecería Hidalgo apropiarse de esta poética delirante). Al cabo, Agustín Daulte crea para su chico Víctor, una criatura de conmovedora sustancia. Daulte hijo, depura ese expresivo desvalimiento que impacta en la platea. Lo hemos visto en registro similar en “Los ojos de Ana”. En “Hidalgo” atraviesa otra vez por su cuerpo el desmañado azoramiento, la desprotección vital de su personaje. Es el suyo un curioso, orgánico, eficaz registro surgido de la no-actuación; el resorte de una espontaneidad extrema. La emocionalidad opuesta a la razón. Con ese instrumento en manos, cabe esperar un crecimiento futuro que afine el potencial del actor. La relación vincular Marull-Daulte es, por ende, sustantiva a la eficacia dramática de esta historia que recomendamos presenciar. Muy interesante.”

Luis Mazas, Radio Zónica Online y Crítica Por Críticos

Lo que viene: La historia como excusa

“La consigna que el año pasado lanzó el Teatro Cervantes a raíz de la conmemoración de los 200 años de la independencia argentina a unos cuantos directores le sirvió como puntapié inicial a María Marull para crear su hermosa pieza Hidalgo. Realizó en noviembre unas pocas funciones en formato semimontado -apenas escenografía, apenas diseño lumínico- y la obra se tomó vacaciones sin saber su destino. Marull siguió trabajando, acomodando el texto y preparando una puesta y este jueves comienza su recorrido formal y prácticamente definitivo (aunque con el teatro nunca se sabe) en el Camarín de las Musas, el sitio que María Marull hace suyo todos los viernes y sábados con funciones dobles agotadísimas de La Pilarcita. La poesía de Bartolomé Hidalgo se filtrará en la historia que se escapa por completo a cuestiones patrióticas. Un joven (Agustín Daulte) y una mujer (Paula Marull) coinciden por azares y nimiedades en un departamento: él debe preparar un trabajo práctico sobre aquel poeta para salvar el año; ella encontrar por fin inquilinos para ese departamento y lograr la añorada comisión. El tiempo de espera y la soledad compartida serán el marco perfecto para que esos personajes aparentemente tan disímiles se acerquen y se ayuden. Una hermosa propuesta, con el sello Marull: tan sencilla y a la vez tan compleja como la vida misma.”

Jazmín Carbonell, La Nación

http://www.lanacion.com.ar/2030178-lo-que-viene-46-al-106

El trabajo de un poeta. Las hermanas Marull lo vuelven a hacer con su nueva obra Hidalgo

“Al igual que en La Pilarcita, la obra anterior de Marull, Hidalgo hace un trabajo extraordinario introduciendo personajes de pueblos pequeños o, en este caso, un personaje que vive en las afueras de la ciudad y se esfuerza por pertenecer. Todo en Hidalgo funciona a la perfección. Las actuaciones son excelentes. En una maravillosa combinación, Paula Marull pronuncia cada línea brillantemente, mientras que el lenguaje corporal de Agustín Daulte habla tan fuerte como sus palabras. En el centro de esta obra, al igual que en el de La Pilarcita y Yo no duermo la siesta, se encuentra una historia que es, sobre todo, humana. Es inevitable que el público se conecte y ame a los personajes en el escenario, y se sienta profundamente involucrado con el universo creado por las hermanas Marull. Hidalgo confirma lo que sospechamos con sus dos obras anteriores: estas dramaturgas y actrices son, sin duda, dos de los mejores artistas en la escena teatral de hoy.”

Vero Stewart, Buenos Aires Herald

http://www.buenosairesherald.com/article/226380/the-work-of-a-poet

Los “cielitos” de Hidalgo en un espacio insólito. María Marull reconstruye los mundos imaginarios del poeta en ingeniosa “Hidalgo”.

“La capacidad de la dramaturga para pintar imaginarios, dejar expuestos prejucios sociales, y hacerlo con humor y poética, la reafirman como una de las más interesantes del off; ella conoce a su público y lo hace dejar la sala en estado de regocijo. A destacar, las convincentes interpretaciones de Paula Marull (hermana y actriz fetiche de María, así como María lo es de Paula), y Agustín Daulte (hijo de Javier Daulte), que compone a un adolescente lacónico capaz de exasperar a cualquier adulto. A la escenografía minimalista y a la puesta no les falta nada, con un dinamismo que se consigue a partir de la progresión dramática, los chistes y los detalles inesperados, lo que vuelven mágica y tierna a esta comedia imperdible.”

Carolina Liponetzky, Ámbito Financiero

MUY BUENA. Ser protagonista de nuestra vida

“La búsqueda de la obra será descubrir si sobre ese piso de parquet sobre Avenida Libertador se discute sobre el valor de una propiedad o sobre el valor de las personas. La última obra que escribió y dirige María Marull es una nueva muestra de su estética: partir de situaciones simples, fáciles de reconocer en la cotidianidad, para profundizar desde ese lugar en la idea del destino, los deseos frustrados, el sometimiento de la mirada de los otros y esa capacidad luminosa de algunas personas de atravesar el dolor para llegar a un lugar mejor. En la obra pasamos como espectadores por un viaje entretenido al encuentro de dos personas que, por distintas razones, están oprimidas y vacías. Personas que podrían ser cualquiera: un vecino, alguien que viaja en un colectivo, un compañero de trabajo. En Hidalgo, una mujer y un chico que nadie registra se encuentran. Igual que en la vida, al principio no se ven, hasta que un día comparten su dolor y deciden cambiar.”

Mercedes Méndez, La Nación

http://www.lanacion.com.ar/2050904-ser-protagonista-de-nuestra-vida

MUY BUENA. Las Marull, dupla que no tiene techo

La que escribe y dirige y la que actúa. Como una Pyme con marca registrada Paula Marull y Maria Marull hacen todo y cada vez con más estilo y mayor precisión. Es lo que vuelcan en la recién estrenada “Hidalgo”, con un texto muy atractivo y una actuación de alto vuelo de Paula Marull y Agustín Daulte.

“María y Paula disfrutan de un presente con vigencia y sello de autor. Hay un estilo –algo esencial-, un decir, una manera de escribir diferente, que mezcla vida en el interior con la gran ciudad, también un tono peculiar, un matiz y una impronta –palabra bastardeada si las hay- que hechizan. “Hidalgo” es una prueba de toda esta perorata. La pieza captura a partir de un texto dinámico e inteligente de María, y una interpretación notable de Paula que maneja a su personaje con la presteza de no caer en desbordes. Párrafo aparte para Agustín Daulte quien gracias a su rol deprimido y desmotivado, inyecta y catapulta a su compañera de escena. Mucha sabiduría hay en “Hidalgo”, una pieza que seducirá por su propio peso, pero permitirá además advertir a esta fórmula poderosa que integran María y Paula Marull.”

Javier Firpo, La Razón

http://larazon.viapais.com.ar/papel/pagina-13-184

Encerrados y enredados por la historia

“El personaje histórico Bartolome Hidalgo y su obra poética son la excusa perfecta para el encuentro casual entre un adolescente y una mujer. La desorientación de los dos personajes por distintos motivos va a ser el punto común para descubrir que los mundos aparentemente tan distintos no lo son tanto.”

Sandra Commisso, Vamos al Teatro de Clarin.com

https://www.clarin.com/espectaculos/teatro/encerrados-enredados-historia_0_Syx-ZUJcW.html

Sobre los pequeños héroes

“Muy buena. Con una escenografía convenientemente mínima y una iluminación ad hoc, lo rico de Hidalgo se encuentra en rescatar el valor de los pequeños héroes y de esos leves giros vitales que a la larga se vuelven trascendentales. Tierna, suave, disparatada, al verla dan ganas de ser el muchacho que tiene que presentar ese trabaja práctico clave. Y contar con una Susana a mano.”

Juan Carlos Antón, La Prensa

La mirada del otro

“En la nueva obra de las hermanas Marull (escrita por María, protagonizada por Paula) un encuentro improbable nos habla de la adolescencia, la soledad y las ganas de romper con todo.Hidalgo es, a fin de cuentas, un precioso relato de dos personajes que necesitan que alguien los vea. El universo Marull está compuesto por infinidades de pequeños detalles y chistes, hilados con las grandes sutilezas propias de dos titanes de la escena teatral argentina.”

Verónica Stewart, La Agenda Buenos Aires

http://laagenda.buenosaires.gob.ar/post/167340524835/la-mirada-del-otro

La revolución de los invisibles

“Si la dramaturgia de Hidalgo se compuso en torno al Bicentenario, María Marull comprende que la opresión de estos días es cotidiana y para nada épica. Marull expone una sensibilidad para crear personajes que en la práctica concreta de la solidaridad se enmiendan a sí mismos. Esa palabra no es en el universo de Marull una tarea para calmar la conciencia sino para activar una dinámica de los cuerpos que puede ser imparable. Cuando los desposeídos se reconocen y entienden que al hacer algo por el otro crecen como correntada, la imaginación y la sabiduría afloran aún en los cuerpos y las cabezas que parecían destinadas a la pasividad.”

Alejandra Varela, Las 12, Página 12

https://www.pagina12.com.ar/120052-la-revolucion-de-los-invisibles

Dos seres desahuciados que hallan la redención en Hidalgo

“En algo menos de una hora el espectador va a encontrarse con dos seres profundamente humanos, cada uno con sus orfandades a flor de piel, en los que Paula vuelve a mostrar su calibre actoral como ya hizo en obras de su sociedad fraternal y también en otras dirigidas por Javier Daulte o Fernando Ferrer, y Agustín estruja el sentimiento de desamparo al punto de que el espectador puede dudar de cuánto se identifica el actor con el personaje que interpreta. Hay delicadezas en la música de Julian Rodriguez Rona, la escenografía de Jose Escobar, el vestuario de Jam Monti y la iluminación de Matías Sendón.”

Héctor Puyo, Télam Agencia Nacional de Noticias

“Hidalgo”, hermoso espectáculo en el Camarín de las Musas de las hermanas Marull. Ellas tienen una gran sensibilidad para entender lo humano. Sensible, inteligente, humano son adjetivos que van con “Hidalgo”, de María Marull con admirable interpretación de Paula Marull y Agustín Daulte. Imperdible. Bello espectáculo en el Camarín de las Musas, jueves y viernes.”

Osvaldo Quiroga

“¿Cuándo tu vida “hace una diferencia” en el mundo? ¿Qué es honrar la vida? ¿Se necesita valentía para ser modesto? Porque ambición no es profundidad, porque rozar lo verdadero no es fácil, no pueden perderse “Hidalgo” los viernes a las 20, en el Camarín de las Musas. Dos grandes actores, una gran dramaturga, y todo al mismo tiempo tan pequeño, tan perfecto.”

Elsa Drucaroff

“Hidalgo es una obra preciosa”

Javier Daulte, en BUE

“A mí me cuesta mucho, frente a cualquier otro plan, despreciar 5 mg. de pridinol (en épocas suaves, como supondrán) y no quedarme en casa cultivando el recogimiento. Sin embargo, corresponde decir que hoy fui a El Camarín de las Musas a ver Hidalgo, de Maria Marull, y no volví arrepentido. Los corazones puros son hijos del dolor, escuché esta noche en las entrelíneas. Es decir, de todo lo que pureza no es. Y yo estoy de acuerdo con eso y me sentí hermanado. Es decir, avenido a fraternizar. Hay dos actores muy hermosos. Vayan, que este tiempo no está para invertir en la pelotudez y, como todos sabemos, dios sólo existe en el teatro.”

Diego Manso

“Felicitaciones por Hidalgo, escrita, dirigida y actuada con mucha sensibilidad.”

Juan Parodi

“Por favor, vengan a ver Hidalgo. Maravillosa. Van a salir así, llenos de emoción, de actualidad. Divina.”

Ana María Picchio

“Tenía pendiente ver esta hermosa y profunda obra! Otro gran texto de Maria Marull. Y maravillosas actuaciones de Paula Marull y Agustín Daulte!”

Pablo Mascareños

“Aquí también deseo incluir a las grosas Carla Pantanali Sandrini en “Paraty”, a Paula Marull en “Hidalgo” y a Silvina Bosco Bosco en “Uz, el pueblo”. Mujeres, mujeres, más mujeres que me emocionan, me inquietan y me provocan desde trabajos honestos y sensibles.”

Marcelo Allasino sobre el primer cuatrimestre teatral 2018

“Con una tarea como pretexto se opondrán el hacer y el pensar, el desplazamiento y la contemplación, la actividad y la quietud, Susana y Víctor. Manejando con soltura los diferentes ritmos de sus parlamentos y sin perder jamás el equilibrio en los momentos más conmovedores ni caer en sentimentalismos forzados, la interpretación de Paula Marull hace refulgir la contundente dramaturgia de su hermana. El humor del texto dramático, en ocasiones irónico y áspero, pero por sobre todo patético —en la mejor acepción de lo que demasiadas veces es una mala palabra—, se mantiene a lo largo de toda la representación. La colisión entre Susana y Víctor tendrá como resultado que la mujer se desembarace de ese trajín autómata, alienante, y consiga ver la carencia absoluta de sentido de su andar constante. Es entonces, en ese momento revelador y liberador, cuando Hidalgo se transforma en un oasis en el devenir de una cadencia eterna.”

Marina Locatelli, revista Otra Parte

http://revistaotraparte.com/semanal/teatro/hidalgo/

Belleza Americana

“Así, y una vez más, lo mejor de las tradiciones es su constante renacer y mutar en manos y cuerpos de generaciones que, lejos de “conservarlas”, las dotan de vida propia. Así, en el emblemático Camarín de las musas, los cuerpos de Paula Marull y Agustín Daulte, y los textos de María Marull, reeditan las máscaras, las muecas, el gesto al límite del absurdo y la caída final. Del encuentro (y choque) de figuras tan disímiles, proviene la mayor virtud de esta y otras obras de María Marull: lo cotidiano, lo por todos conocido y esperable, se torna de pronto develación, descubrimiento y, en el caso de Hidalgo, incluso experimento.

En el caso de este texto, la presencia del poeta Hidalgo viene de otro tiempo (y de la otra margen de su río). Y eso permite que, en lo que para mí es el momento más mágico, poético y cargado de sentido (porque, justamente, lo elude), la obra se salga de su propio perímetro. Una delicia inesperada que mueve la tradición del grotesco hacia su borde absurdo, implicándolo, traspasándolo y reabsorbiéndolo.

Gorostiza esquina Marull

Tres décadas después, la vendedora y el adolescente sueltan el peso de la historia (en el caso de ella y del muerto Hidalgo) y del futuro (el ominoso caso del adolescente sin destino) para resistir, livianos, desde la conciencia y desde la pasión.”

Ignacio Apolo, La Diosa Blanca

https://la-diosablanca.blogspot.com.ar/2018/04/sobre-hidalgo-de-maria-marull.h

“Una obra con mucho humor, pero sin perder lo emotivo, tarea que desempeñan a la perfección las hermanas Marull. Cuenta el vínculo que se crea entre dos personas con mundos muy distintos, pero que al transcurrir de la obra se demuestra que no lo son tanto. Una historia sensible y profunda.”

Carol Gondra, Infierno Romano, Rock&Pop

La historia es tan fuerte y especial, que no hace falta escribir de nada más. Disfruté de cada momento viéndola. La dupla en el escenario tiene mucha armonía y los actores se complementan totalmente. Los personajes irán reflexionando sobre la vida, los deseos, el porvenir, el paso del tiempo, la esencia. Hidalgo es una historia simple, sensible y bellísima. ¿Quién en algún momento de su vida no sintió que su vida la ha pasado por encima, está disconforme y solo ve un rayo de luz, en el fondo, en el deseo de dejar todo y comenzar de nuevo, haciendo lo que le apasiona y le gusta?

Victoria Seri, La Butaca Web

https://labutacaweb.com/2018/11/14/resena-hidalgo-de-maria-marull-2

La libertad es darse el gusto

“Más que contar una historia estos dos personajes ponen en tela de juicio las ambiciones personales, y hasta donde somos capaces de resistir, siendo aquello que los demás esperan de nosotros. Hidalgo, es el fantasma en el cual estos dos personajes se sienten reflejados, y es la admiración hacia el poeta – que decidió escribir por el simple hecho de ser lo que le gustara, sin necesidad de detenerse en las opiniones ajenas – es lo que los motiva a seguir indagando sobre lo que hacemos durante el tiempo que tenemos y que dejamos en el mundo antes de marcharnos. Hidalgo, de la genial directora María Marull, es apasionate y dulcemente inspiradora. Todo transcurre orquestado para mantener al espectador atento a cada palabra, a cada frase inspiradora que nos lleva por el camino de la reflexión para revisar nuestras propias conclusiones. Hay que ir a verla preparado para que la sensación de duda sobre nuestras propias acciones nos invada, y nos haga sentir unos niños en el camino de la vida.”

Yael Fontanella, Espectáculos de Acá

http://www.espectaculosdeaca.com.ar/hidalgo-3/

La importancia de un prócer para romper la propia cadena.

“Una puesta despojada y minimalista es funcional para el relato de un rato en tiempo real en el que podemos inducir que esas dos personas se cruzaron para salvarse. Estamos frente a una obra que no podría funcionar sin buenas interpretaciones. Por un lado, Paula Marull marca el ritmo y lo sostiene durante toda la obra, brindando la información que necesitamos para entender a los personajes. Por su parte, el joven Agustín Daulte es el interlocutor que a través de su frágil expresividad nos permite comprender lo que le pasa por dentro. Una vez más, María Marull logra conmover con dramaturgia y dirección, contando una historia tierna que emociona al espectador por su simpleza y sensibilidad.”

Victoria Casaurang, Farsamag

http://farsamag.com.ar/hidalgo/

“Agustín Daulte y Paula Marull funcionan a la perfección, con todos sus contrastes. El relato transita y explota varias polaridades: la vida de pueblo y la de ciudad (como en alguna otra obra de Marull); dedicarse a lo que a uno le gusta o escuchar las opiniones de otros; la trascendencia y el olvido. Frente a las cosas que se escapan y se pierden sin darnos cuenta, siempre está el poeta. Para levantar la vista y volver a prestar atención a ese cielo azul, que es de quien lo mira porque nadie lo puede tener.”

Paula Boente, revista Llegás

“Hay una energía extraña en la corporalidad de Agustín Daulte, es difícil dejar de verlo, su estar y su capacidad de mantener un estado se vuelve un imán para la mirada, una calidad en su presencia (preexpresividad diría la antropología teatral) que concentra una potencia que Paula Marull hace explotar en forma expansiva. A menudo, el público teatrero porteño del off es experto en cinismo y digiere mal la ternura, las Marull han conseguido apuntar a otro lado y lo han hecho con extraordinario éxito. Las Marull saben que hay otro que va a ver la obra y van a él, ese otro no es el que va a buscar la falla en la puesta sino el que va legítimamente a emocionarse. En eso, muestran un camino al que el teatro independiente no debiera desatender. Porque, además, lo han logrado sin haber pervertido nada de su poética en el camino, han encontrado la mitad de camino entre lo que quieren hacer y lo que ese público quiere consumir. Vale decir, esto es una obra honesta, la emoción es sincera. Hidalgo es una pieza honesta y, en un contexto de teatro independiente en el que la pose está siempre en alza, eso no es un mérito menor. La inteligencia de María Marull está también en esa capacidad de conseguir emocionarse y mostrarlo sin ambages, sin necesidad de hacer un guiño, de mostrarse por encima de su obra. No creo que no pudiese hacerlo, simplemente no hay interés en ponerse en un lugar que resultaría inorgánico para la propuesta. Y eso es, también, una forma de sabiduría. Las Marull parecen creer en ponerse en un pie de igualdad de inteligencia con su público y eso es una enorme lección para todo el teatro.”

El Crítico Enmascarado, Actualidad Artística

http://www.actualidadartistica.com.ar/2017/07/hidalgo-de-maria-marull-por-el-critico.html

“La calma, calidad y buen gusto de un dúo que arrasa desde hace años. Cuanta obra sea presentada, les funciona. Las Marull, son un dúo imbatible; producen hermosos textos, los actúan y dirigen, y si algo más se les puede pedir, belleza y ser buena gente, también lo tienen. Este material está creado y dirigido por María. Paula, en escena, con una de las grandes revelaciones de nuestras artes escénicas, Agustín Daulte. Es de gran belleza el encuentro, el proceso de transformación del vínculo, el sentido de todo, esa comunión en el escenario que logra que se conforme una realidad fácil de incorporar para el espectador, la verdad que se absorbe con gran naturalidad. Siempre que encuentre este par de autoras, directoras y actrices, sea en el puesto que sea, entre y disfrute lo que le ofrecen. Nunca se arrepentirá, porque contienen las características necesarias para pasarla bien y eso ocurre en los diversos títulos que están vigentes en el principal corredor cultural de la ciudad.”

Juan José Bertolaga, Sobre BUE

http://sobrebue.com/visorNotaHtml.php?idNota=2000

Una propuesta que apela a la emoción

“La obra, de solo dos personajes, va construyendo un clima de progresiva intimidad a través de un diálogo ágil y caracterizaciones sólidas. Es interesante este trabajo de interpretación que sus personajes encaran a partir de los escasísimos datos del patriota con que cuentan, porque al asemejarse, en algún punto, a la tarea del teatrista y de su público (tareas de construcción y de deconstrucción, podría decirse) muestran que no siempre el camino más transitado, o el más fuertemente estructurado, es el que mejor da cuenta de aquello que se quiere representar. Tal vez lo más fértil de la mirada sea esa capacidad, que a veces olvidamos, de reparar en los detalles. Exactamente lo que ha puesto Marull en juego en esta pieza… si uno puede dejarse llevar y mirar.”

Marta Casale, El Espectador Compulsivo

https://elespectadorcompulsivo.wordpress.com/2017/08/06/teatro-hidalgo/

Dupla encantadora

“Ficción y realidad entrelazadas con gracia, alrededor de la figura del poeta Bartolomé Hidalgo. Paula Marull y Agustín Daulte brillan en sus roles protagónicos, generando momentos mágicos con mucha dulzura, enseñando los rincones más íntimos del alma. El texto de María Marull permite este lucimiento ya que brinda instantes de frescura, con diálogos que suenan espontáneos y auténticos. La dramaturgia de las hermanas Marull se inscribe dentro de los trabajos de dramaturgos que vienen de las provincias a Capital y que nos relatan las verdades que habitan en sus mundos. Utilizando elementos del realismo y construyendo un clima que invita a la atenta escucha, Marull y Daulte demuestran ser una dupla encantadora en el escenario.”

Milly Vázquez, Martin Wullich

http://martinwullich.com/hidalgo-dupla-encantadora/

“Hidalgo de María Marull es una obra sobre la libertad, una obra de estilo iniciático ya que los dos eligen crecer y descubren lo que es en verdad la libertad, que a veces es más que una vista hermosa.”

Denise Griffith, Geo Teatral

http://www.geoteatral.com.ar/nota/Hidalgo-Critica

“Es una obra con una muy buena actuación de ambos artistas, que logran mantener al público riéndose durante los 70 minutos de espectáculo.”

Manuela Moyano, Sección Ciudad

http://www.seccionciudad.com.ar/teatro-hidalgo-una-buena-opcin-para-una-salida-portea-aid34946.html

“Sumergidos en sus propios conflictos, Susana y Víctor pronto descubrirán que a veces el encuentro menos pensado puede hacer que se rompan todas las cadenas.”

Analía Lanzillottta, ABC Cultural

“María Marull construye con detalles reveladores a sus personajes, urbanos, solitarios, dejados de lado por una sociedad que se niega a contenerlos. Y llega a la emoción y a la reflexión con los mejor recursos. Cuenta con la sensibilidad y la profunda entrega de sus actores, Paula Marul y Agustín Daulte. Dos almas en pena cotidiana que pueden encontrar su rumbo.”

Catalina Dlugi, El Portal de Catalina con registros de Gianni Mestichelli

http://elportaldecatalina.com/2017/09/04/hidalgo/

“Lo primero que cabe destacar de esta obra es su excelente dramaturgia, plagada de humor y sutilezas para enmascarar unas agudas reflexiones sobre la posición del individuo a merced de una sociedad voraz que lo consume, lo discrimina y lo deja a la intemperie, desnudo, como el personaje de Agustín Daulte. Y todo ello además, con la introducción a manera vehicular de la parábola sobre la figura del revolucionario Bartolomé Hidalgo y como su revolución es interpretada, sintetizada y adaptada a los tiempos que corren. La puesta es exquisita y envolvente. Debe reconocerse la ductilidad actoral de María Marull, dueña y señora de la escena desde su simpleza, su ángel y su atribulado personaje. La educación y el modo en que se la imparte; la solidaridad para con el prójimo; la negación de la realidad social; las propias urgencias que desplazan urgencias sociales más lacerantes son apenas algunas de las viñetas que Hidalgo propone con un humor provocador y brillantes actuaciones.”

Luis Kramer

“El apellido Marull supo instalarse en la cartelera porteña como sinónimo de buenas historias. Los trabajos actorales de Paula Marull y Agustín Daulte, que permanecen en escena durante toda la obra, están cargados por una emoción constante. Ambos logran escenas de destaque y compromiso que cautivan a la audiencia entre carcajadas espontáneas y lágrimas cómplices. Pues, acá también, nos es fácil reconocer a estos personajes en nuestra cotidianeidad, seres que luchan contra sus propios miedos, o que necesitan la fuerza para poder vencer aquellos que los limita, y así alcanzar, aunque sea por tiempo determinado, momentos de felicidad. Acompañados por una escenografía mínima e ideal, a cargo de José Escobar, y un diseño de luces de Matías Sendón, “Hidalgo” es, sin lugar a dudas, otra joya del off con el sello Marull.”

Manu Germano, Chapeau Argentina

https://www.facebook.com/pg/ChapeauArgentina/photos/?tab=album&album_id=1468763049874305

“La obra sorprende con una mezcla de momentos de magia, ternura, acercamiento, lejanía y varios sentimientos encontrados hasta llegar a un final inesperado. La actuación de Paula Marull es para aplaudir de pie y Agustín Daulte consigue darle a su criatura los matices justos para mostrar su falta de entusiasmo ante todo, aunque promediando la obra sorprende gratamente mostrando una riquísima vida interior que le permite mostrar ampliamente su gran crecimiento como actor. Su actuación es muy buena. Juntos consiguen conmover y con la escena final hacen que el espectador salga del teatro con los sentimientos a flor de piel. Realmente una hermosa propuesta que defino con esta frase: al gran teatro argentino salud!!”

Daniel Gerchkovich

“El cambio de vida de una empleada después de un encuentro con un joven y con el idealista Hidalgo como disparador. Dramaturgia genial y excelentes actuaciones.”

Enrique Di Baggio, Charlemos de teatro en la radio, La Soberana

Irse o quedarse

“Hidalgo usa recursos que le sacan el dramatismo a cuestiones tan complejas como la dificultad para sentirse parte de un espacio —no sólo físico— y no poder ocuparlo. Vira con dulzura a la transformación total de los personajes y deja, otra vez, miles de preguntas latiendo. En algún momento, irse o quedarse, existir o reinventarse, ya no siguieron siendo lo mismo.”

Carla Bleiz, Cultura sin Spoilers

https://culturasinspoilers.com/2017/09/05/irse-o-quedarse-hidalgo/

Vuelven las hermanas Marull con una pieza teatral superadora

“Brillante texto y dirección de Maria Marull, donde demuestra en cada nueva obra una fina y elaborada escritura, donde logra construír imágenes y poesía en cada parlamento de los actores. Paula Marull compone con toda una paleta de emociones a Susana Victor encarnado a través de un luminoso y prometedor, Agustín Daulte.”

Javier Erlij, Cine Argentino Hoy

http://cineargentinohoy.com.ar/hidalgo-vuelven-las-hermanas-marull-con-una-pieza-teatral-superadora/

“Estas hermanas tienen la insolencia divina de meterse en nuestras almas, en activar cauces en nuestros lagrimales. Maria Marull escanea historias, desde su vocecita interior, perforando nuestra compostura emocional; Paula Marull, efectiviza de tal manera, que ronronea cada arteria, se pasea en cada cuenco sensorial; Agustín Daulte, (portentoso caleidoscopio), ideal contrapunto, en su escondedora letanía, en su duda musical, perpleja, existencial…por allí va Hidalgo; hacia allí nos llevan y pasean las Marull; hacia la victoria de los sentidos, a universalizar historias mínimas; a ser “pilarcitos”, devotos, ateos religiosos, bohemios sagrados, desesperados esperanzados. Van tornándose clásicas, a puro costumbrismo, “leve”, total. Sepan q cada vez que se encuentren con ellas, se encontrarán con ustedes mismos… No se pierdan una joyita impar; Hidalgo nos desarma, nos desactiva, impulsándonos; nos hechiza, acariciándonos, cual quijote, invitándonos a su travesía.”

Sergio Kanevsky, radio Continental

Según el inefable Tommy, no sólo hay bueno sino que también hay mucho

Será porque son gemelas, pero a veces parece que “las Marull” están en muchos teatros del off al mismo tiempo. Mientras Paula dirige a María en el Espacio Callejón, María dirige a Paula en El Camarín de las Musas. ¿O es al revés? Este mes las Marull dirigen, escriben y/o actúan en tres obras. Mi favorita es Hidalgo, escrita y dirigida por María y protagonizada por Paula, salvo durante algunas semanas del año pasado cuando María debió reemplazar a la para entonces embarazadísima Paula (otra ventaja de tener una hermana gemela). Las obras de María y Paula son ficciones que se nutren de la memoria personalísima de sus autoras y no es difícil imaginar ese mismo departamento habitado por dos estudiantes rosarinas recién llegadas a la Capital.

Recomendación de Tommy Barban en El Cohete a la Luna

http://www.elcohetealaluna.com/dan-bueno-teatro-tommy-barban/

“Vieron Hidalgo? Bueno, corran a verla. Maria Marull despliega un mundito que de tan lindo te hace doler el corazón. Paula Marull se apropia de ese texto con la libertad de quien hace fácil lo difícil. Y Agustín Daulte conmueve, frágil, desprotegido y lleno de una pena que dan ganas de cachetearlo y abrazarlo al mismo tempo.”

Franco Verdoia

“En un tiempo cerrado a la posibilidad, en un tiempo que se impone contra toda esperanza, Hidalgo, de Maria Marull, hace sudar a las piedras de la fe y con la poesía de un impulso vital y la sorpresa del afecto, deja puertas entreabiertas para que a través del buen teatro todo sea un poco más soportable. Hidalgo es una forma originalísima de procesar ecos del pasado y de no caer en el lugar común del fracaso como destino obligado. Mínima y potente, un balbuceo angustioso va ganando forma hasta entreabrir una puerta por donde pasan el teatro y sopla la brisa de una única vida posible.”

Vicente Muleiro

“Me gustó muchísimo Hidalgo. El texto, el personaje y la actuación de Paula Marull, la dirección, todo, todo, y especialmente me conmovió el trabajo de Agustín Daulte, la delicadeza de un personaje que sabe cuál es su dolor.”

Ángela Pradelli

“Un placer disfrutar de “Hidalgo”escrita y dirigida por María Marull y con muy buenos trabajos de Paula Marull y Agustín Daulte dos mundos diferentes se acercan crean intimidad,nos tocan”

Mirta Busnelli

“Ver teatro a las 13 horas, qué placer. En El camarín de las Musas las Marull encantan. La obra se llama Hidalgo, la escribió y dirige María Marull, trabajan Paula Marull y Agustin Daulte con escenografía de José Escobar. Una joyita.”

Beatriz Pustilnik

“Tantas frases, tanta poesía contenida en la burbuja teatral de las hermanas Marull, entran en uno para no irse nunca más. Hidalgo es un disfrute de emociones, esa montaña rusa que te eleva a la risa, te baja en la tristeza de la miseria humana y te vuelve a subir para solo admirar y el cielo y disfrutar. La pluma de Maria Marull una vez más cala en la piel, se mete en los huesos, te conmueve, te vibra. El escenario brilla porque sus actores iluminan todo, Agustín Daulte ya no es ninguna sorpresa, sino una de las caras más genuinas e intensas de toda una camada de jóvenes actores de excelencia pura y Paula Marull en una entrega actoral sobresaliente, hace lo que quiere con el espectador, exprime sus lágrimas, juega con la risa en sus costillas e invoca un aplauso para sostener largo y tendido. No se pierdan esta obra hermosa, no se pierdan ninguna obra del universo Marull.”

María Putrueli

Las Marull cada día escriben mejor, captan como pocos la esencia y el mundo interno del hombre común, tanto del que quiere ser alguien como del que no quiere ser nadie. Reí a carcajadas, lloré con nudo en la garganta. Paula y Agustin actúan tan sinceramente y construyen personajes no de tres, sino de 6 dimensiones. Hermosura de obra, esas que se te meten directo al corazón y a las tripas.”

Paula Trucchi

“Imperdible espectáculo de una gran dramaturga Maria Marull donde actúan de diez Paula Marull y Agustín Daulte. Gran trabajo, emoción y mucho humor. Con dos horarios. Anda sí o sí!”

Graciela Stefani

Texto poético y descarnado. Sólidas y entrañables interpretaciones. Vale verla.”

Roberto Schneider

“Una comedia para pensar en las frustraciones y los personajes relegados.”

Julia Del Pecho, El Explorador

https://soundcloud.com/julia-del-pecho

“Fui a ver Hidalgo, de la genia de Maria Marull con Paula Marull y Agustín Daulte. Ambos geniales. Hermosa obra, dulce, divertida, inteligente. Vayan a verla, además tiene varias opciones de días y horarios. Yo por ejemplo fui el viernes a las 13hs y la sala estaba llena! Amo Buenos Aires!!!”

Diego Casado Rubio

“Hidalgo,dramaturgia y dirección de Maria Marull,trasciende porque paulatinamente con el tiempo desde los bordes, se convertirá en un clásico del teatro argentino. Excelente actuaciones de Paula Marull y Agustín Daulte.”

Sergio Gusenko, FM La Patriada

“Una puesta sencilla, cargada de poesía en cada rincón del escenario que muestra con ternura aquellos valores que se encuentran en vía de extinción tales como; la paciencia, la educación, la imaginación, las ganas de superarse, las ganas de ayudar al otro dejando los egoísmos y los intereses personales de lado. Excelente actuación de Paula Marull que encarna a una mujer que sale a peleare a la vida para llevarse el mango a su casa, nada le sobra, pero le pone una actitud envidiable a todo lo que encara. Destacada actuación de Agustín Daulte que hace de un adolescente aplastado por la vida, sin interés por absolutamente nada, superado por la falta de voluntad, la dejadez, la falta de sueños y el desánimo constante. Juntos la rompen en el escenario. Se aplaude de pie”

Paula Alcoba, Camarines magia y teatro

“La dramaturgia de María Marull, llena de cotidianidad, gracia y comprensión del “otro”, es eficazmente plasmada en un escenario despojado, casi vacío o más bien repleto de desperdicios, como una metáfora de estas almas solas (o desoladas), donde irrumpe la empatía, y la música de Gloria Trevi como para animarse a romper cadenas. Agustín Daulte con sus silencios, su mirada y pose de adolescente lacónico, es el contrapunto ideal de una María Marull (en reemplazo de su hermana Paula) extrovertida y locuaz. Juntos logran transmitir con mucho humor, la ternura y esperanza de un vínculo tan particular. Una propuesta teatral imperdible que sigue en su segunda temporada con Paula como actriz y María en la dirección.”

Sandra Paul, Teatro y Otras Yerbas

https://teatroyotrasyerbas.blogspot.com.ar/2018/03/hidalgo.html

“Quiero recomendar la obra teatral Hidalgo. Es excepcional por donde se la mire. Una comedia en donde mediante un encuentro fortuito de dos desconocidos ocurre un descubrimiento: Que la vida y las cosas cobran valor y sentido cuando son aprehendidas… “El cielo es de quien lo aprecia” repetía atónito como si las palabras salieran de otro ser…y no de su propia alma, el personaje de Víctor (el adolescente retraído y conflictuado)”

Natalia Soubielle, radio Ciudad

“El otro elemento que me parece destacable y que en las obras que voy viendo de Maria –y Paula, o al revés?- me impactan altamente, es como la/las autoras logran, seguramente porque ellas también lo creen, en la posibilidad transformadora en un vínculo. La actuación de Paula Marull es sublime. Y Agustín Daulte es un muy bien logrado adolescente inseguro, deprimido, solitario y sensible. El tercer personaje “presente en ausencia” Hidalgo, es pieza clave en este encuentro. Este supuesto héroe, poeta uruguayo que escribió Cielitos, “hombre de bien, pobre pero honrado”, que a nadie importa si existió o es solo una calle, es una buena excusa para revisar ciertos mitos de nuestra historia, y que no son sino depositarios de expectativas mesiánicas, pero junto a los miedos, incertezas, fantasías e incertidumbres que nos acompañan a todos y que ambos personajes de la obra representan de manera tan lograda. Muy recomendable!”

Marcos Koremblit, Crítica Virtual

“La verdad tiene estructura de ficción, dicen los psicoanalistas y suena a aforismo duro, pero a veces encuentra, como en este caso afortunado, su exacta aplicación. Entonces ya no importa si el prócer en juego, ese tal Hidalgo, motivo de la obra que así se llama, escrita y dirigida por Maria Marull, haya existido realmente o no. Lo que se revela y constata es que la experiencia teatral como la del saber, pueden darse en cualquier parte y lugar, siempre que se abra una ventana donde colarnos y eso en este caso hay que agradecérselo mucho al trabajo de los dos actores. ¿Que hace que alguien deje de ser nadie, para convertirse en alguien? ¿Cómo un joven arrojado de su biografía, deja de ser un resto desnudo que larva y se autoriza a opinar? ¿Cuándo una vendedora de departamentos, explotada por sus jefes, puede calmar su verborrágica y estereotipada ansiedad para afirmarse en un rotundo no? Hidalgo lo demuestra con creces. Un texto lúcido, actuado por Paula Marull y Agustín Daulte con inteligencia y mucho afecto. Allí observamos que el encuentro con el otro, bien puede ser un trabajo práctico para hacerlo entre todos los presentes. Un ejercicio sobre el cuerpo, tan gracioso como violento, pero sobre todo fundante, porque nos permite parar de repetir los propios fantasmas y vacilaciones. Solo requiere que creamos en él por un momento, con eso alcanza para elevarnos. Que nos apoyemos en ese brazo Hidalgo, donde sostener un sentido y un deseo. La ficción de la vida cantada en un cielito, y en el teatro, lugar tan amado. Siempre será un sitio donde podremos inventarnos.”

Alfredo Martin

“Sumergidos en sus propios conflictos, Susana y Víctor pronto descubrirán que a veces el encuentro menos pensado puede hacer que se rompan todas las cadenas.

De este desamparo nacen dos personajes sumamente entrañables. Sufridos, violentados, desamparados, bien configurados por su dramaturga e interpretado por sus actores. Los textos, ricos en cuanto al decir, fluctúan entre la comicidad y lo emotivo, con interpretaciones delicadas, sutiles, con esas buenas químicas en escena que trascienden. Una obra redonda, donde todo confluye para que sea de esas joyitas que aparecen en el teatro independiente. Estos dos mundos, que parecen tan disímiles, tendrán mucho más en común de lo que parece. El desamparo será lo que los une.”

Pablito Lancone, Escenarios Argentinos

“Interesante reto para María, escribir una obra sobre una figura, de la que es más lo que se ignora, que lo que se conoce con certeza. Por eso, la salida inteligente de la autora, es tomar a Hidalgo, como consecuencia de la pieza y no como centro de la misma.La autora, consigue superar el reto, escribiendo una historia simple, con seres cotidianos que el espectador reconoce y una trama sensible, que tiene el sello característico de las Marull, aquel que les ha otorgado a las gemelas rosarinas, un sitio de privilegio en el circuito off, con un público fiel, que sigue sus obras, sabiendo de antemano, que verán un producto de calidad, donde sin golpes bajos, la emoción y la sensibilidad dirán siempre presente. La historia es muy entretenida y en esto tiene mucho que ver, Paula Marull, que se destaca muchísimo en este protagónico, componiendo una mujer muy sensible y divertida. Nos encantó la interpretación de Paula, con mucha presencia escénica, marcando el ritmo de la trama y con una frescura que se irradia en el escenario y llega al espectador, que se encariña mucho con su personaje. Agustin Daulte, compone muy bien a ese chico retraído y temeroso, que parece casi abandonado. No queda más por agregar, sólo invitar a los espectadores que aún no lo hicieron, para que descubran el bello universo de las Marull y en este caso además, se enteren como nosotros, quien fue Bartolomé Hidalgo.”

Javier Rosso, Pensador Teatral

http://pensadorteatral.blogspot.com.ar/2018/04/hidalgo.html

NOTAS:

Los vínculos que nacen del desamparo

Paula Marull y Agustín Daulte protagonizan esta obra propuesta en 2016 por el Cervantes, en el marco del Ciclo Bicentenario de Teatro Semimontado y ahora llevada al circuito alternativo. La pieza narra el encuentro entre dos mundos que parecen más distintos de lo que son.

Nota de Candela Gómez Diez en Página 12

https://www.pagina12.com.ar/55507-los-vinculos-que-nacen-del-desamparo

Marull marca registrada

Las gemelas rosarinas Paula y María Marull tienen tres obras en cartel: Hidalgo, Yo no duermo la siesta y La Pilarcita. Son actrices, dramaturgas y directoras, y construyeron una mecánica de trabajo que las distingue. “Nuestra química nos favorece y le sacamos partido”, afirman.

Diego Paruelo, Tiempo Argentino

https://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/76486/marull-marca-registrada

Las voces de las mujeres en la cartelera bonaerense “Estas obras teatrales no hacen más que ratificar que las voces de las mujeres están en el escenario, en el Congreso, en las universidades, en las calles y en las habitaciones, para ser escuchadas”.

Andrea Jeftanovic, El Mercurio de Chile

http://www.elmercurio.com/blogs/2018/06/22/61186/Las-voces-de-las-mujeres-en-la-cartelera-bonaerense.aspx

Sensatez y sentimiento.

Delicada, sensible y costumbrista.

Entrevista al elenco por Meche Martínez en Bitacora del Autor

https://www.youtube.com/watch?v=mZqJM1epBAU&feature=share

Belén Badía habla sobre Hidalgo en el programa de Carlos Polimeni en radio del Plata

HidalgofotodeSebastinArpesella1baja_1.jpg

SÍNTESIS ARGUMENTAL

Susana, una agente inmobiliaria frustrada e insatisfecha, debe mostrar un moderno y costoso departamento a una pareja de extranjeros. Al ingresar al inmueble, encuentra a Víctor, un adolescente desgarbado e introvertido, durmiendo semidesnudo entre cajas de verdura y bolsas de residuo. Susana está al tanto de que el Sr. Bonino, padre de Víctor, ha sido autorizado por los propietarios a permanecer transitoriamente en el inmueble hasta que fuera vendido. Lo que desconoce es el estado deplorable del departamento, el nivel de desidia reinante, y la dudosa predisposición de Bonino y su hijo a abandonarlo cuando sea necesario.

Susana tiene que cerrar esta venta. Su economía depende de la comisión y el departamento reúne las condiciones exactas que demandan los potenciales compradores. Ahora tiene sólo minutos para mejorar el aspecto del inmueble y Víctor es un obstáculo. Deprimido y desmotivado, el muchacho debe terminar un trabajo práctico sobre el poeta revolucionario Bartolomé Hidalgo si no quiere repetir el último año del secundario. Sumergidos en sus propios conflictos, Susana y Víctor pronto descubrirán que a veces el encuentro menos pensado puede hacer que se rompan todas las cadenas.

SOBRE BARTOLOMÉ HIDALGO

Bartolomé Hidalgo fue un poeta revolucionario nacido en Montevideo el 24 de agosto de 1788 y fallecido en Morón, Provincia de Buenos Aires, el 28 de noviembre de 1822.

Participó en la independencia de Uruguay y Argentina a través de diversos trabajos literarios e incluso llegó a luchar en el frente.

Son muy pocos los detalles de su vida personal que se conocen. Aun así, es considerado el padre de la poesía gauchesca del Río de la Plata.

SOBRE MARÍA MARULL

Dramaturga, directora y actriz.

Egresada de la carrera de dramaturgia en la Escuela Metropolitana de Arte Dramático, EMAD, dirigida por Mauricio Kartun. Se formó también en narrativa y dramaturgia con Ricardo Monti.

Se formó en dirección y puesta en escena con Rubén Szuchmacher y Graciela Schuster.

Su formación como actriz fue con Raúl Serrano, Fernando Orechio, Helena Tritek, Julio Chávez, Javier Daulte y Alejandro Maci.

En teatro dirigió: La Pilarcita, de su autoría, en El Camarín de las Musas; Hidalgo, de su autoría, en el Teatro Nacional Cervantes dentro del ciclo semimontados del bicentenario y luego en El Camarín de las Musas; El oso, de Chejov y La más fuerte, de Strindberg, junto a María Zambelli y Emilse Diaz.

Espacios Gemelos, intervención para Maratón Abasto FIBA 2019, junto a Paula Marull.

En teatro formó parte de los elencos: Yo no duermo la siesta, de Paula Marull; Los ojos de Ana, de Luc Tartar, dirigida por Paula Marull; Según Roxi, dirigida por Azul Lombardía; Vuelve, de Paula Marull; Vestuario de Mujeres, de y dirigida por Javier Daulte; Chejov en Elkafka, dirigida por Emilse Díaz y María Marull y Querida familia, dirigida por Matías Umpierrez; entre otras.

En cine participó como actriz en: Relatos salvajes, de Damián Szifron; Primavera y Antes del estreno, de Santiago Girart; Camino sinuoso, de Juan Pablo Kolodziej; El día fuera del tiempo, de Cristina Fasulino; Naranjo en flor, de Antonio Gonzales Vigil; Un día en el paraíso, de Juan Bautista Stagnaro e Iluminados por el fuego, de Tristán Bauer, entre otros.

En televisión formó parte del elenco de: Doce casas, de Santiago Loza (Tv Pública Argentina), Según Roxi (Tv Pública), Loco por vos, Ana y el vino, Hermanos & Detectives, Historias de sexo de gente común II, Conflictos en red, El club del Zorro, Epitafios y Los simuladores, entre otros.

Actualmente dirige La Pilarcita, obra de teatro que escribió y dirige en El Camarín de las musas y va por su quinta temporada, e Hidalgo de su autoría y dirección que va por su tercera temporada.

Premios y distinciones:

En el 2013 fue nominada a los premios Trinidad Guevara en el rubro Revelación femenina por su actuación en Vuelve.

Por La Pilarcita recibió los siguientes premios y nominaciones:

Nominada por los premios ACE en los rubros Mejor autor argentino y Mejor director.

Tres nominaciones a los premios Trinidad Guevara – Autor (María Marull).

Premios Teatro del Mundo – Dramaturgia (María Marull), Dirección (María Marull). Premio Escuela de Espectadores de Buenos Aires – María Marull, 10 Artistas Destacados de 2015

Premio Revista Planeando sobre BUE – María Marull, Autora de comedia 2015

Hidalgo recibió el premio ARTEI 2017.

Su obra El día perfecto recibió el segundo premio en el 20 concurso nacional de obras de teatro INT 2018 . Jurado: Mauricio Kartun (CABA), Oscar Lesa (Entre Ríos) y María Rosa Pfeiffer (Santa Fe) y mención de honor en el concurso obras inéditas del FNA 2016. Jurado: Rubén Szchumacher, Rita Terranova y Ana Seoane.

Nominada a los premios MAX de Madrid, España 2018 en los rubros Autora revelación y Mejor obra por La Pilarcita.

CaroAlfonsofirma.jpg

PRENSA Y DIFUSIÓN:

Carolina Alfonso

www.caroalfonso.com

caroalfonsoprensa

+54114802-4607 – 549115662-6006

FB Carolina Alfonso – TW @caroalfonso1 – SK caroalfonso1

Archivos adjuntos attachment_clip.png
attachment_download.png hidalgo_foto_de_sebastian_arpesella_1baja.jpg attachment_download.png hidalgo_foto_de_sebastian_arpesella_3baja.jpg attachment_download.png hidalgo_foto_de_sebastian_arpesella_2baja.jpg
Agréganos a tu lista de contactos
Información de Contacto
Para desuscribirse de nuestra lista haga Click Aquí
Desuscripción Segura

---

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*