NÜREMBERG

NÜREMBERG

De Santiago Sanguinetti, con Mateo Chiarino.
Dirigido por Pablo Finamore.


Luego del receso de verano, retoma sus funciones «Nüremberg», unipersonal de Santiago Sanguinetti, con la actuación de Mateo Chiarino y bajo la dirección de Pablo Finamore. Desde el 2 de marzo, todos los sábados a las 20 hs. en El Ópalo.

Sinopsis
NÜREMBERG es juicio más emoción violenta.
Un SKINHEAD a punto de cometer un atentado.
Lo acosan sus fantasmas y exorciza profundos sentimientos.
Si se pega un tiro, ¿lo lamentamos?
El odio distribuye un dividendo elevado en sentimiento emocional.
¿Adónde nos lleva?

Dice la Prensa
Juan Carlos Fontana, La Nación
Carlos Pacheco, La Nación
Víctor Hugo, AM 750
Mariano Conter, Conterarte 
Daniel Gaguine, El caleidoscopio de Lucy
Mariela Gagliardi, Sabor a teatro

Agenda
Estreno: sábado 2 de marzo, 20 hs.
Funciones: sábados 20 hs. (Hasta el 27 de abril)
Lugar: Teatro El Ópalo (Junín 380, CABA)
Entrada: a la gorra
Teléfono: 4951-3392
Duración: 60 min.
FB: Nüremberg
IG: Nüremberg 

Ficha técnica
Actuación: Mateo Chiarino
Dramaturgia: Santiago Sanguinetti
Diseño de dispositivo lumínico y proyecciones: Claudio Del Bianco, Nicolás Nanni
Vestuario: Nicolás Nanni
Música: Tomás Carnelli
Diseño gráfico: Pablo Vega
Realización y edición de filmaciones: Pablo Finamore, Mateo Chiarino 
Prensa: Octavia Comunicación 
Asistencia de dirección: Agustín García
Dirección: Pablo Finamore

En la obra suena la obertura “Tännhauser”, de Richard Wagner y “Fire”, de Bart Courtney, con producción y arreglos de Tomás Carnelli.

Sobre la obra
Las variaciones emocionales que transita el único personaje de la obra se presentan y enseguida comienzan a dialogar entre sí. Los fantasmas  del pasado pasan a formar parte del presente para modificar inexorablemente el futuro.
El personaje nos interna en el odio, el racismo, en dogmas asimilados con una acumulación de sufrimientos. ¿Podemos llegar a sentir empatía por este joven? ¿Podemos redimirlo?
Él mismo manifiesta en sus palabras vivencias que nos son familiares. ¿Podemos ser nosotros mismos capaces de engendrar un sentimiento tan destructivo?
Mientras tanto, sucede. El fascismo se oculta y emerge en esta marea de la vida en sociedad. La violencia está latente. Anida en cualquiera. ¿Quién puede despertarla? ¿Quién quiere despertarla? ¿Quién la estimula? ¿Podemos razonar con la violencia?
Las preguntas son estímulos. El relato se hace carne y se completa en la acción. Se planta ante nosotros y se transforma con nosotros. Se fragmenta como se fragmenta la mente, el corazón y el alma de nuestro protagonista.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*