Plaza de Mayo – Monserrat – CABA

Si de plazas se trata, la Plaza de Mayo es la más antigua de la ciudad de Buenos Aires, como también sin lugar a dudas es el escenario por excelencia de todos los acontecimientos políticos y sociales más importantes de la historia argentina, exceptuando la declaración de la independencia.

 Su nombre proviene, en homenaje a la Revolución del 25 de Mayo de 1810, que claro está que ocurrió en esta misma plaza. Dando inicio a la gesta por la independencia del nuestro país.

También es el lugar donde por segunda vez fue fundada la ciudad de Buenos Aires, allá por el 11 de junio de 1580, por Juan de Garay, Con el Nombre Ciudad de la santísima Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Ayres.

Fue así que alrededor de esta plaza fue creciendo una primitiva aldea, hasta que se convirtiera en el centro político más importante del país.

Mapa del Obelisco a Plaza de Mayo.

Alrededor de la Plaza de Mayo se encuentran ubicados varios edificios históricos y gubernamentales. Entre ellos están el Cabildo, la Catedral Metropolitana (Donde celebró misas el Papa Francisco por casi 20 años) la Casa Rosada (Casa de Gobierno) donde se encentra el célebre balcón de perón y Evita, el Palacio de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, cede central del Banco de la Nación Argentina, Oficinas de la AFIP, Y sede del Ministerio de economía de la Nación, entre otros edificios que rodean la Plaza de Mayo.

Desde el año 1890, que se realizó el primer acto político, por parte de la unión Cívica, lo que hoy conocemos como la Unión Cívica Radical. A partir de entonces se ha convertido en escenario de grandes manifestaciones sociales. En el año 1977, fue el lugar elegido por las Madres de Plaza de Mayo, para reclamar por sus hijos desaparecidos durante la última dictadura militar que sufrió el país.

Justo en el centro de la plaza se encuentra la Pirámide de Mayo, monumento construido en 1811 para celebrar el primer aniversario de la revolución de mayo. Siendo reformado en 1856 por el artista y arquitecto Prilidiano Pueyrredón. Si observamos de la pirámide hacia la casa de gobierno vamos a observar el monumento a Manuel Belgrano quien fuera el creador de la bandera Nacional.

Una de las curiosidades que tiene la Plaza de Mayo, es que hasta poco después de la Revolución de Mayo de 1810, se hacían corridas de toros, y hasta mediados del siglo XIX, los habitantes de la ciudad no se animaban a acercarse al baldío vecino a la Catedral, porque se le temía a los espíritus que vagaban por ahí. Era lo que se conocía como el “Hueco de las Ánimas”, descampado que desapareció por la construcción del primer Teatro Colón, inaugurado en 1857.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*