Museo Histórico Nacional – San Telmo – CABA

En el barrio porteño de San Telmo, a unos 650 metros de la Plaza Dorrego, se encuentra el Museo Histórico Nacional. Allá por la década de 1880, después de más de medio siglo de guerras civiles, la Argentina comenzó un proceso de consolidación. Con su rápida expansión económica, el desarrollo de las comunicaciones y una gran llegada masiva de inmigrantes fueron lo que cambiaron casi por completo la composición socioeconómica de nuestro país, y podrimos decir que Buenos Aires se fue convirtiendo en un ciudad moderna y bastante cosmopolita. En ese entonces fue cuando grupos de dirigentes que se enfrentaron a la necesidad de desarrollar, podríamos decir, la necesidad de un sentimiento nacionalista. Por la necesidad de profundo cambios que estaban ocurriendo, se necesitaba lograr unificar a toda la sociedad argentina apelando a un interés en común, apelando a las tradiciones y a la historia compartida.

Una de las propuestas culturales de esa época fue la creación del Museo Histórico Nacional, con la búsqueda de desarrollar una educación patriótica para futuras generaciones, para que de esa manera se pueda impulsar un sentimiento de pertenencia nacional.

Como panteón de la patria el museo fue creado, con la idea de guardar y venerar las reliquias de los próceres de la Revolución de Mayo y de sus guerras para lograr su independencia.

En sus exhibiciones se trató de difundir una narración histórica unilineal y homogénea, muchas veces por encargo, que ignoraba casi por completo los conflictos y diversidad de identidades étnicas, regionales y sociales que estaban dentro de los límites del estado argentino.

La fundación del Museo Histórico Nacional fue por iniciativa de Adolfo Carranza, hizo que la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires de aquel entonces, dispuso su creación. Para su organización se encargó a una comisión de notables de la época, entre ellos se encontraban Bartolomé Mitre y Julio A Roca. Adolfo Carranza fue nombrado director de esta institución y fue quien ejerció su cargo hasta que falleció hasta el día de su muerte en 1914.

En sus primeros años, el museo ha tenido tres sedes distintas, una de ellas en Esmeralda 848, otra en Moreno 330, y en lo que es ahora el Botánico Nacional hasta el año 1897. Por aquellos años paso a depender de la administración nacional y se instaló definitivamente donde lo conocemos hoy, en la residencia del Salteño José Gregorio Lezama, que había construido en lo que es hoy Parque Lezama.

El Museo Histórico Nacional, cuenta con una colección de diversos objetos, grabados, litografías, algunos cuadros, imágenes religiosas y esculturas. También podemos encontrar banderas, estandartes, armas y uniformes de las distintas guerras de la independencia. Otros de los objetos que podemos encontrar son muebles, relojes, partituras, instrumentos musicales y valijas de las familias tradicionales del siglo XIX, recuerdos de la celebración del Centenario de la Revolución de Mayo, relicarios y miniaturas, daguerrotipos, fotos y tarjetas postales. Ponchos, aperos, objetos de plata y prendas gauchas, otras de las curiosidades que podemos encontrar en el Museo.

Algunas de las colecciones pictóricas que se resaltan, son los cuadros de José Gil de Castro, quien retrato contemporáneamente a varios de los protagonistas de la emancipación sudamericana. Las Pinturas de Cándido López, una de las valiosas obras por su testimonio de la Guerra del Paraguay (1865 – 1870); también trabajos de artistas europeos: León Palliere, César Bacle y Emeric Vidal, quienes atreves de sus litografías, fueron quienes abordaron diversos aspectos de los usos y costumbres del Rio de la Plata en el siglo XIX.

No podemos dejar de mencionar la presencia de instrumentos musicales históricos que en el museo se encuentran, como los pianos de la familia Escalada, de María Sánchez de Thompson y de Mansilla.

Podemos encontrar una reproducción del dormitorio de José de san Martin en Boulogne – Sur-Mer (Francia), ambientado con objetos originales de acuerdo con un bosquejo que fue enviado por su nieta Josefa Balcarce.

Un archivo personal de Adolfo Carranza forma parte del patrimonio histórico del museo, y dado de su particular interés, ya que su rica información que contiene, pude ser visitado por investigadores. Una valiosa biblioteca de alrededor de quince mil volúmenes, dedicada principalmente a la historia argentina y americana, todo esto puede ser consultado por el público en general.

Horarios:

Miércoles a domingo y feriados, de 11 a 18.

Las visitas guiadas se llevan a cabo los sábados, domingos y feriados, a las 14:30 y 16:30.

Las visitas guiadas en inglés: de miércoles a viernes a las 12:00.

Entrada: $20.- (miércoles día gratuito). Jubilados y menores de 12 años ingresan gratis.

Los docentes que deseen visitar el Museo con sus alumnos deben enviar un correo electrónico a educacion@mhn.gob.ar.

Contacto:

Administración: 4300-7540/4300-7530

Educación y Prensa y comunicación: 4307-1182

Biblioteca: 4307-2301

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*