PALABRAS PRONUNCIADAS EL 13 DE NOVIEMBRE DE 2018 POR EL PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN KONEX, DR. LUIS OVSEJEVICH, CON MOTIVO DEL ACTO CULMINATORIO DE LOS PREMIOS KONEX 2018: INSTITUCIONES – COMUNIDAD- EMPRESA

PALABRAS PRONUNCIADAS EL 13 DE NOVIEMBRE DE 2018 POR EL PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN KONEX, DR. LUIS OVSEJEVICH, CON MOTIVO DEL ACTO CULMINATORIO DE LOS PREMIOS KONEX 2018: INSTITUCIONES – COMUNIDAD- EMPRESA

Hoy entregamos por cuarta vez las máximas distinciones en la actividad Instituciones – Comunidad – Empresa.

En primer lugar a las Instituciones. No cabe duda de su importancia para el bienestar de la sociedad, lo que se manifiesta tanto en las áreas culturales y de educación, como en las científicas, de salud y de la sociedad civil.

Cada una en su esfera hace que la vida de los ciudadanos sea mejor. Quienes las conforman y dirigen realizan un esfuerzo de notable trascendencia para el beneficio de nuestro país.

En segundo lugar a la Comunidad. En este ámbito destacamos a quienes por vocación de servicio ejercen importantes responsabilidades en la dirigencia política y social. Por eso sus conductas están obligadamente asociadas a la ejemplaridad y a la preservación de los valores de la democracia y la República.

En tercer lugar a la Empresa. Sus protagonistas, los empresarios y directivos, con su espíritu de innovación generan riqueza y son fuente de empleo. Tanto en la actividad agropecuaria, como en la industria, el comercio, la banca y los servicios, la incorporación de los avances tecnológicos, la continuidad de las inversiones y la movilidad social que impulsan, son soportes cruciales para el progreso del país.

En este sentido cabe valorar el aporte de las medianas y pequeñas empresas, cuyo sostenimiento y expansión son fundamentales por ser la principal creadora de trabajo.

Ahora, me permito hacer algunas reflexiones sobre las actuales circunstancias que estamos viviendo.

Son tiempos en que la razón y la ética deben primar sobre el espíritu de confrontación y la falta de respeto a las normas. Es necesario tender puentes y romper fronteras.

Se debe dar prioridad absoluta a la educación. Los pueblos que no se educan jamás progresan y por el contrario están condenados a la decadencia. Asistimos en el último medio siglo al asombroso crecimiento de países que privilegiaron la educación y dieron apoyo a la ciencia y tecnología.

Es indispensable además acordar políticas públicas que terminen con la vergüenza del trabajo informal y estimulen la productividad haciendo que el país adquiera eficiencia en sus costos financieros, laborales y tributarios, para robustecer el mercado interno y generar ingresos de divisas genuinas por la exportación.

Como creador y presidente de la Fundación Konex, celebro la realización de este acto en el que convocamos a la excelencia.

Quiero agradecer la labor del Gran Jurado por el profesionalismo y la dedicación con que han trabajado en la compleja tarea de selección entre 1.143 nominados para llegar a estas máximas distinciones.

También mi especial reconocimiento, en el que me permito representar a todos los argentinos, a los premiados de esta noche por su valioso aporte a nuestra sociedad y su compromiso con el futuro del país.

Por último, quiero rescatar el pensamiento de José Ingenieros, que cité hace 30 años, en 1988, en la primera entrega de los Premios Konex destinados a Instituciones – Comunidad – Empresa. Al recibir el premio que le concedió la Academia de Medicina el gran intelectual dijo “Los éxitos no señalan el final de la acción, no realizan ideales; en la vida intensa y ascendente no hay estaciones de llegada. Solo llega el que fracasa, porque llegar es detenerse”.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*