Museo Histórico de Cera

Museo Histórico de Cera

La Boca es uno de los barrios más antiguos de la ciudad de Buenos Aires. Se encuentra ubicado en las márgenes del Riachuelo, sector considerado un puerto natural. Con su forma de boca le dio el nombre a la zona, que comenzó a poblarse a mediados del siglo XIX cuando inmigrantes italianos, españoles y de otras nacionalidades desembarcaron en el país. La tenacidad de estos hombres, el vigor y las ansias de forjar un nuevo futuro formó un crisol de razas que hoy se ve reflejado en todo lo que hace a la esencia del lugar.

Las chapas y las maderas se acomodaron sobre pilotes de quebracho dando origen a las primeras construcciones, el conventillo. La aparición, luego de casas construidas en material con su arquitectura renacentista italiana dibujó un nuevo y pintoresco escenario.

Hacia 1902, se construía en la Vuelta de Rocha una de las primeras casas de material. Una construcción típica de principios de siglo, que ostenta características de estilo renacentista italiano, obra del arquitecto J. B. Rocca.

Aquella casona que entre otros destinos, fue “casa de familia”, llevaba en sus cimientos la impronta de la memoria… Allí tuvo lugar en 1904 el Comité Socialista integrado por el Dr. Alfredo Palacios. Ubicada en un sitio en el que indivisiblemente conviven lo pintoresco y lo histórico, la casona alberga el único Museo Histórico de Cera existente en nuestro país. En él la esencia del barrio se manifiesta de forma contundente, con la vivencia de figuras de cera que evocan la notable epopeya del sur de Buenos Aires, desde sus orígenes hasta nuestros días.

Inaugurado un 11 de junio de 1980, por el profesor Domingo I. Tellechea, gran experto en ceroplástica, taxidermista y restaurador de obras de arte. El Museo nació con el propósito de crear en nuestro país un espacio cultural entre el arte y la historia.

Ofrece la posibilidad única de vivir inolvidables experiencias mediante un paseo entre los personajes más importantes de nuestra historia. La cera, ha resultado ser el material de más recursos artísticos en la realización de la figura humana, tornándose el único material ideal, ya que posee color, forma y translucidez, permitiendo asemejar los colores de la piel de forma casi perfecta.

Las escenas nos remontan a la historia vivida en la zona sur de Buenos Aires, la teoría del sabio argentino Florentino Ameghino, el cráneo hallado en la dársena Norte del puerto de Buenos Aires, nos puede conectar con la presencia del hombre denominado Dypothromo.

Escultor Domingo I. Tellechea.  

El Arte en Cera. Técnica de Ceroplástica.

Esta ingeniosa profesión de trabajar la cera con plasticidad artística, que data del siglo XIX, se ha denominado Ceroplástica.

Las primeras figuras rellenadas con algodón surgen en París, cerca del año 1810. Según algunos estudiosos, la actual técnica no surgió sino hasta 1919.

Modelar una escultura en arcilla es el primer requisito para realizar una figura de cera. Del rostro puede obtenerse una mascarilla mediante el procedimiento de verter sobre él una mezcla de silicona y yeso que, una vez  solidificada, constituye el molde. En el apretón de la arcilla obtenido de ese molde, el escultor ha de realizar las rectificaciones necesarias para dar a la figura la deseada similitud con su original, aunque esto no siempre es posible. De ahí que muchos escultores prefieran basarse en fotografías y medidas faciales para crear una obra en la que no caben interpretaciones ni fantasías, sino el único objetivo de exactitud.

En las figuras de cera, que en su inmovilidad han de ser idénticas a quienes representan, sus autores han de renunciar a su particular inspiración en pro de la imitación más rigurosa. Tras la escultura, se extiende el yeso líquido sobre cada una de las partes en que se haya dividido la figura de la arcilla,  cuidando de fijar unas separaciones con láminas metálicas para, una vez solidificada, poder descomponerla en piezas. Al unirlas entre sí, se vierte dentro de ellas la cera, también líquida por defecto de las altas temperaturas a las que ha sido sometida, y cuando ésta, al enfriarse, adquiere sólida consistencia y la forma que ha tomado del molde, se separa para extraerla. Este procedimiento recibe el nombre de vaciado. Cada parte de la figura de cera así obtenida es objeto de una curiosa manipulación para eliminar asperezas, rebabas y otras imperfecciones. En el busto, aprovechando un orificio que se practica en la  parte posterior de la cabeza, se colocarán los ojos y en su caso, dientes y lengua.

Más adelante, peluqueros y maquilladores insertarán en la cera los elementos capilares naturales precisos como cabello, vello, cejas, pestañas, bigote, barba y darán a la figura matices y tonos adecuados, sombras, carmines, etc. para lograr el parecido más real posible con la figura  representada, teniendo en cuenta además, la luz de la sala donde vaya a ser instalada. Por último, sobre la armadura metálica preparada previamente, se colocan las piezas que, adaptadas entre sí, constituyen la figura, a la que sólo resta vestir y situar en el emplazamiento elegido.

– Declarado de “Interés Cultural” por la Secretaría de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

  1. M. N° 803

– Declarado “Sitio de Interés Cultural” por el Honorable Consejo Deliberante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por su aporte al conocimiento de nuestra historia.

  1. M. N° 50.862

– Declarado “Patrimonio Histórico Cultural” por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

  1. M. N°  48.475/1994

 Programas Educativos.

De Marzo a Diciembre: Nivel Inicial, primaria y secundaria.

El Museo Histórico de Cera organiza diferentes actividades didácticas, de la cual participan alumnos y docentes de distintos colegios. De este modo se intenta fomentar el arraigo hacia nuestro patrimonio cultural y promover la gestión del museo como recurso educativo. La visitas se organizan de acuerdo con la edad de quienes participan. Se desarrollan diferentes talleres, según corresponda.

Horarios:

Lunes a Viernes de 11.00 a 18.00 hs.; Sábados, Domingos y Feriados de 11.00 a 20.00 hs.

Visitas guiadas al barrio de La Boca para instituciones y grupos, con previa reserva telefónica o por  e-mail,  al departamento de visitas Guiadas. Horarios especiales.

Reservas e Informes.

Dr. Enrique del Valle Iberlucea 1261, (1160ABM), (a 10 mts. de la Calle-Museo Caminito). Ciudad Autónoma de Bs. As.

Telefax: 4301.1497 / info@museodecera.com.ar / visitasguiadas@museodecera.com.ar

www.museodecera.com.ar

Para ampliar la información la invitamos a visitar nuestra sitio web: http://museodecera.com.ar

Educación| Museo Histórico de Cera

Dr. Enrique del Valle Iberlucea 1261, C1160ABM), La Boca, Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Teléfono. 4301.1497   |   Cel./WhatsApp. +5411 6110.4904   |   Skype. museohdecera

Facebook. museohdecera   |   twitter. @museohdecera   |   Web. http://museodecera.com.ar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*