Ahora domingos 18.30 hs. 40 MINUTOS EN EL PAÍS DE LAS HADAS, de Ignacio Apolo en El Camarín de las Musas

40minutos05.png

40 MINUTOS EN EL PAÍS DE LAS HADAS

de Ignacio Apolo

“La meta de toda vida es la muerte”

Sigmund Freud, Más allá del principio del placer, 1920

Si te quedaran cuarenta minutos de vida, ¿qué elegirías recordar?

Actúan: Maia Lancioni, Luna Apolo Álvarez e Ignacio Apolo

Coreografía: Aymará Abramovich

Música: Federico Marrale

Vestuario: Maricel Aguirre

Maquillaje y FX: Soledad Horan

Espacio e iluminación: Félix Padrón

Audiovisuales:

Edición: Agustín Obregón

Cámara: Julia Lucesole

Diseño gráfico: Agustín Obregón

Prensa y difusión: Carolina Alfonso

Producción: Lucila Chedufau

Colaboración en dramaturgia y dirección: Lucila Chedufau

Dramaturgia y dirección: Ignacio Apolo

ESTRENO: DOMINGO 9 DE SEPTIEMBRE 18 HS.

Funciones: domingos 18.30 hs. (desde octubre)

Duración: 50 minutos

EL CAMARÍN DE LAS MUSAS

Mario Bravo 960, 4862-0655

http://www.elcamarindelasmusas.com/

Entradas: $300 (entrada general) y $240 (jubilados)

2×1 para menores de 30 años y Club La Nación

REPERCUSIONES DE PRENSA:

Algo para recordar

Si nos quedaran cuarenta minutos de vida, ¿qué elegiríamos recordar? El hilo que hay que desandar es frágil y zigzagueante, pero Apolo encuentra el modo de llevarnos a ese lugar maravilloso y terrible al que solo se llega caminando para atrás.

Marta Casale, El Espectador Compulsivo

https://elespectadorcompulsivo.wordpress.com/2018/10/03/teatro-40-minutos-en-el-pais-de-las-hadas/

Cuarenta minutos en el país de las hadas es una especie de rompecabezas, pero sin ánimo de completitud. Fragmentaria pero no caótica, navega entre retazos de vida. Mentiría si dijera que el viaje que nos proponen Apolo y compañía no es duro, pero también puede llegar a tener la belleza que proporciona el arte. Interesante propuesta estética que incluye el uso de video a través de un televisor y un juego con la iluminación natural que hace que la hora de inicio de la función varíe según se vaya produciendo el ocaso. Magnífico trabajo actoral de Maia Lancioni, verdadero corazón de este espectáculo. Lejos de tratarse de una obra melancólica y oscura, la propuesta nos sumerge en la consciencia total de la propia muerte, para rescatar todo aquello que quisiéramos recordar si tuviéramos sólo cuarenta minutos de vida.

Melina Mertiré, Eclécticamente Arte

http://eclecticamentearte.com.ar/40-minutos-en-el-pais-de-las-hadas-obra-teatral/

Un hermoso espectáculo. Una atractiva composición escénica se presenta a través de un dispositivo de acciones e imágenes simultáneas en que un erudito que expone ideas del libro de Freud “Más allá del principio del placer” sobre la perpetua intención de la naturaleza por volver a una instancia anterior a aquella en la que existía “la vida” (en un trabajo impecable de Ignacio Apolo); la joven Lucila, que carga precisamente en su propio cuerpo la tensión entre el instinto de vida y la pulsión de muerte, en la que ésta inexorablemente saldrá victoriosa (Maia Lancioni, que despliega su presencia y su voz para encarnar un personaje desgarrador); y la pequeña Luna Apolo, hija del erudito y del actor, que libre y encantadoramente juega, canta y baila en un escenario del cual se apropia. Muy recomendable.

Héctor Levy Daniel

Porque el dolor de la adulta no apaga la luz de la niña y la memoria puede reparar y re-encontrar un sentido.

Vean esta obra. Dos grandes actrices, aunque una es todavía pequeñita, y un padre-director-autor cuya desesperanza no es (por suerte) suficiente.

Cuarenta minutos en el país de las hadas, de Ignacio Apolo. Como toda gran obra sobre la muerte, esta obra es un profundo homenaje a la vida.

Elsa Drucaroff

Freud y sus ideas sobre el impulso del ser humano a la muerte están presentes en la obra. El recorrido por el sufrimiento de una joven a punto de morir, interpretado en una gran actuación por la actriz Maia Lancioni, nos presenta los deseos y frustraciones de la vida misma. Una niña de 10 años representada en la auspiciosa y natural Luna Apolo Alvarez, juega a que un hada la haga dormir. Todo presentado con los tiempos justos y las palabras claras. El espectador se lleva reflexiones sobre la compulsión a repetir traumas de la infancia y la muerte. Cada uno saca sus conclusiones, la puesta solo nos muestra situaciones. Excelente dramaturgia y dirección de Ignacio Apolo. Para ver y para reflexionar y para exclamar ¡Viva el teatro!

Enrique Di Biaggio, Charlando de teatro en la radio, radio La Soberana

Conmovedor encuentro entre padre e hija. Una gran apuesta. Los felicito!

María José Gabin

Ignacio Apolo entrevistado por Osvaldo Quiroga en radio Cooperativa

https://radiocut.fm/audiocut/entrevista-por-estreno-en-el-camarin-de-las-musas/#f=radio&l=related

Ignacio y Luna Apolo hablaron con Enrique Di Biaggio y Selva Mangialavori en el programa Charlemos de teatro en la radio en radio La Soberana.

https://www.youtube.com/watch?v=jnbz_p5vE2Y&feature=share

Sinopsis

Un conferencista explica el concepto de “pulsión de muerte”, de Freud, vinculándolo con la historia de Lucila, una joven muerta a los treinta años. Mientras el lector reflexiona sobre el deseo de morir y la compulsión a repetir los traumas de la infancia, Lucila aparece en el limbo de sus últimos minutos de vida y, a través de monólogos y coreografías, va dando cuenta de sus deseos y frustraciones.

Entretanto, una niña de 10 años juega, canta y baila, a la espera de que un hada venga a dormir a la cama de hojas secas que le preparó en una caja.

Promediando la conferencia, el público advertirá que esa niña es Lucila, veinte años atrás. Y que el conferencista, agobiado por un dolor que solo puede soportar a través de la abstracción y el pensamiento, es su padre.

Ficción/no ficción. Director en escena con su propia hija niña

Decidí interpretar al personaje del conferencista y que mi hija Luna Apolo Álvarez interprete a la niña, que en la ficción también es su hija.

El cuerpo y la actuación de los niños tienen un plus performático; son capaces de ser, más allá de la ficción, ese niño verdadero que está en escena.

Me propongo reforzar esa línea de interpretación con mi propia presencia en escena: su palabra, nombrándome como “papá”, tiende a perforar esa primera defensa de irrealidad que todo público adjudica a lo escénico.

Y la acción se sostiene por el trabajo de una actriz muy formada, Maia Lancioni, que protagoniza la obra, y profundiza la tensión dramática presente en las cruciales preguntas del inicio:

Si te quedaran cuarenta minutos de vida, ¿qué elegirías recordar?

¿Algo que viviste? ¿Algo que soñaste? ¿Algo que deseaste?

La obra habla de la muerte pero sobre todo de la vida: de sus exigencias, de sus anhelos de perfección, de todo aquello que no alcanza y termina enfermándonos. De las pulsiones agresivas, del ataque autoinmune a nosotros mismos.

Lo hará en tiempos fluctuantes, puesto que al final de todas las cosas, el tiempo se pliega, y el pasado va y viene: lo que estaba antes, estará después, y la proyección será un recuerdo.

Bienvenidos al país de las hadas.

CaroAlfonsofirma_2.jpg

PRENSA Y DIFUSIÓN

Carolina Alfonso

www.caroalfonso.com

4802-4607 – 155-662-6006

caroalfonsoprensa

FB Carolina Alfonso – TW @caroalfonso1 – SK caroalfonso1

 

---

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*