LOS HOMBRES VUELVEN AL MONTE, de Fabián DÍAZ en Santos 4040

HVM22017.jpg

LOS HOMBRES VUELVEN AL MONTE

De Fabián Díaz

Con Iván Moschner

Los hombres vuelven al monte reconstruye dos historias: la de un hijo que se instala en el monte buscando a su padre que ha desaparecido, soportando el calor, el hambre y la sed hasta las últimas consecuencias. Y la historia de un héroe de Malvinas que se convierte en un bandido rural, escapando al monte para asaltar a los puesteros, cazar animales, incendiar pastizales.

Estas historias y todos los personajes que las construyen, habitan en el cuerpo de un solo actor.

Un cuerpo que se despliega en el espacio infinito del monte hasta prenderse fuego y desaparecer.

Actor: Iván Moschner

Diseño de vestuario y escenografía: Isabel Gual

Diseño de luces: David Seldes

Diseño sonoro: Patricia Casares

Violín: Demián Luaces

Bajo: Juan Pablo Casares

Asistencia de iluminación: Facundo David

Fotografía: Ginna Alvarez y Ana Smuckler

Asistencia de dirección: Naiquén Aranda

Escrita y dirigida por: Fabián Díaz

ÚNICAS 4 FUNCIONES: SÁBADO 6, 13, 20 y 27 DE OCTUBRE, 17 HS.

Duración: 50 minutos.

SANTOS 4040

Santos Dumont 4040

http://www.santos4040.com.ar/

Entradas: $ 250 y $ 200 (descuentos a jubilados y estudiantes)

Reservas: www.alternativateatral.com

Los hombres vuelven al monte obtuvo un premio a la dramaturgia en 2012 otorgado por el Instituto Nacional del Teatro y fue el texto fue publicado por la editorial INT Teatro en 2014 y en la colección Dramaturgia Argentina, Futuros contemporáneos. Novísima Dramaturgia Argentina, coordinado por Ricardo Dubatti, Ediciones de Centro Cultural de la Cooperación en 2017.

Esta obra formó parte de la Fiesta de Teatro CABA 2015 INT y cerró el Festival Circuito Alternativo en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, el domingo 7 y lunes 8 de junio de 2015. Se estrenó en Apacheta en abril con una exitosa temporada a sala llena. El 18 de octubre se presentó en el Centro Cultural Kirchner con entradas gratuitas y el jueves 22 de octubre en el Teatro Las Nobles Bestias de Temperley, en el marco del ciclo Mundos Imposibles, programa de Formación de Espectadores coordinado por Patricia Devesa. Función y debate con alumnos de colegios secundarios.

En 2017 se presentó en el Espacio Cultural Nuestros Hijos, ECuNHi, en el marco del ciclo “Las islas en escena: memoria y reflexión política” con entradas gratuitas; en el Centro Cultural San Martín en el marco de Teatro X La Identidad y en el Festival de Novísimas Dramaturgias en el Centro Cultural de la Cooperación.

Iván Moschner recibió el Premio Teatro del Mundo 2015 por este trabajo y fue nominado por los premios María Guerrero, Trinidad Guevara y Luisa Vehil como Mejor actor 2015.

Fabian Diaz fue nominado como mejor dramaturgo por los premios Teatro del Mundo y Luisa Vehil y por la dirección fue distinguido por los premios Planeando sobre BUE 2015.

Iván Moschner recibió el premio ACE 2016 al mejor actor de teatro alternativo por su trabajo en la obra Todas las cosas del mundo.

DIJO LA CRÍTICA:

El fantasma de Malvinas sobrevuela en una notable puesta de Fabián Díaz. El texto con el que está hecho “Los hombres vuelven al monte”, es sólido, capta con oído fino entonaciones, averiguaciones y aires de la familiaridad pueblerina, no desdeña el exceso o lo surreal pero siempre permanece enclavado en el lenguaje y las perturbaciones mentales de gente simple, de gente del campo, de los que viven arriba y tienen como referencia la cruz de Curuzú Cuatiá. El trabajo de Moschner, yendo y viniendo, inquieto, siempre superado por un destino incontrolado, casi un Ferdydurke paisano y herido, con una variación de voces de distintos registros y nunca amanerada, es para el asombro y cada uno de los que asisten a la obra queda, en efecto, asombrados.

Pedro Fernandez Mouján, Télam

http://www.telam.com.ar/notas/201511/128303-teatro-malvinas-fabian-diaz.html

La Guerra de Malvinas desde el vínculo padre e hijo

Sobresale el trabajo excepcional de Iván Moschner, quien compone dos personajes centrales: padre e hijo, y a la vez invoca fragmentariamente otra decena de personajes en relación con ellos. Sólo un actor excepcional como Iván Moschner puede asumir el desafío del unipersonal Los hombres vuelven al monte. El mérito de la pieza de Fabián Díaz es múltiple en su dimensión escénica. Por un lado, hay que destacar la estructura de voces enlazadas, que combina el teatro del relato (la narraturgia, dicha a público, a la manera de un narrador) con el teatro de escena y representación de acciones físicas. Por otro, el cruce de realismo y exploración del “espacio interior” de padre e hijo, el recurso a los estados subliminales de la conciencia, el sueño y la alucinación de la mano del expresionismo. Pero sobre todo el mérito de Díaz radica en la potencia simbólica que consigue su obra al leer el trauma de la Guerra de Malvinas desde la relación padre-hijo. Imperdible. Para ver o volver a ver.

Por Jorge Dubatti, Director del IAE Instituto de Artes del Espectáculo

http://iae-critica.blogspot.com.ar/2016/07/la-guerra-de-malvinas-desde-el-vinculo.html

 

EXCELENTE. Magnífica obra de Fabián Díaz tiene el oficiante ideal. Como en la vida, uno va descubriendo identidades, secretos, incidentes traumáticos y diferentes puntos de vista a lo largo de la pieza. Y mientras fluyen las distintas experiencias, se va adueñando del espacio un territorio salvaje, ardiente y sin ley que permite olvidar, durante 55 minutos, que se trata de una representación. El texto adquirió una arrolladora carnalidad gracias a la excelente interpretación de Iván Moschner, un actor de incontables recursos que se entrega a sus personajes en cuerpo y alma. En este caso se lanza a una permanente metamorfosis en la que recrea a un niño y a hombres y mujeres de cualquier edad, a veces con humor, otras con una emoción de esas que horadan gota a gota. Su actuación hace visible lo ausente y logra que el espectador sienta en su propio pecho el dolor, la violencia y el desamparo de estos seres abandonados de la mano de Dios.

Patricia Espinosa, Ámbito Financiero

MUY BUENA. Un notable unipersonal. Díaz, en tanto dramaturgo, construye un relato muy inquietante porque no sólo diseña a este personaje sino que además le pone una contracara. El autor logra componer un friso conmovedor que devela como las secuelas de la guerra han ido horadando la personalidad de un joven hasta transformarlo en una especie de ser salvaje, mágico, escapado quizá de una leyenda, que deambula por un submundo escalofriante en el que únicamente puede habitar su compleja vida.

Iván Moschner construye seres con una naturalidad conmovedora. Juega con uno y otro personaje -el padre/el hijo- con una notable capacidad creativa. Conduce el relato con gran astucia. Da vida a imágenes potentes que alimenta con mucho rigor y hasta utiliza el lenguaje de la región para completar con más entereza ese complejo monólogo que logra hacer trascender hasta con maestría.

Es esta una experiencia de una teatralidad extrema que sin duda la dupla Díaz-Moschner fue construyendo muy meticulosamente. La actuación es el centro indiscutido del proyecto.

Carlos Pacheco, La Nación

http://www.lanacion.com.ar/1788098-un-notable-unipersonal

Excelente trabajo de Iván Moschner en “Los hombres vuelven al monte”, la obra escrita y dirigida por Fabián Díaz. El trabajo de Iván Moschner en los dos personajes que interpreta merece el máximo reconocimiento.

Osvaldo Quiroga, en Twitter

Además de la complejidad de la obra, que entrecruza destinos, lenguajes, tiempos, recuerdos, Iván Moschner es el interprete perfecto. Deja que su cuerpo sea habitado por muchos personajes, con cambio mínimos de actitud, con su voz poderosa, con los sonidos de tonadas y modismos, con una vorágine interpretativa que exige del espectador la máxima atención. En su mente se apretujan y surgen esos habitantes del pasado y el presente, buscando el humor, pero también la resignación, el derecho a decir cada verdad. El actor es esa caja de Pandora de donde surgen a los codazos, con fuerza propia esas voces que nadie supo escuchar para entender. Una hora intensa, única, con un actor también único, que mira a los ojos de los espectadores con una intensidad paralela a su compromiso con lo representado. Un hecho artístico inolvidable.

Catalina Dlugi, el Portal de Catalina

http://elportaldecatalina.com/2016/08/02/los-hombr

Que el lenguaje y el cuerpo sean un solo pliegue es la obsesión de todo teatrista. En Los hombres vuelven al monte ese pliegue no solo habla y acciona: supura historias de la historia reciente sin costumbrismo ni otras facilidades, con un sincopa de palabras y movimiento que arman una danza poética y encuentra la forma para narrar, sin concesiones, la onda expansiva de las tragedias nacionales.

Vicente Muleiro

Es muy difícil de encontrar en la cartelera porteña un espectáculo de la intensidad, nobleza y talento de “Los hombres vuelven al monte”. Un texto magnífico de Fabián Díaz, que se construye y se disuelve en olores y voces de muchos personajes; pero que atraviesa y transforma un sólo cuerpo, el del excelente actor Iván Moschner. Iván no actúa, arde. Y ese es un regalo poético por el que siento un profundo agradecimiento. Teatro en potencia pura, ígnea y luminosa. Gracias Fabián! Gracias, Iván! Es el más noble homenaje a los jóvenes que murieron en Malvinas, y a todos los provincianos que volvieron arrasados por la guerra.

Jorge Huertas

Impecable trabajo. Poesía, es eso, poesía. Amigos, colegas, estudiantes de actuación, gente toda, vean un gran actor en entrega total, vean cómo dialoga con la belleza de texto, puesta, luz, escenografía, música… Compromiso. Y desde ahí pensar esos lugares tan dolorosos de nuestro pasado presente. Un teatro que es político porque SUCEDE cada vez y no especula con lo que enuncia.

Guillermo Cacace

Los hombres vuelven al monte es un texto fragmentado, de a retazos, se repite, avanza, retrocede, y vuelve una vez más al mismo lugar. Como cualquier reconstrucción emocional alterada por la percepción de quien la relata. Como el mago que hace aparecer el conejo de la galera, Iván Moschner, precisamente dirigido por Fabián Díaz y sin que se evidencie el truco, hace aparecer todas las imágenes, todas las impresiones, todos los recuerdos, todas las emociones de ese personaje desolado y perdido en búsqueda de su padre. Su actuación se impone de una manera arrasadora. Te abruma, te confunde, te emociona, te sacude. Solo él, con ese grado de singularidad, humor y ternura, puede hacer algo así. No puedo imaginar a ningún otro actor encarnando a ese ser. Me siento muy agradecida y feliz, por haberme invitado a ser parte de esta experiencia.

María Inés Sancerni

Cuando el drama sucede en el cuerpo de un actor, cuando el cuerpo del actor se deja atravesar por un lenguaje exquisito, el resultado es asombroso. No creo que otro actor pueda hacer ese texto como lo hace Ivan. No creo que Fabian pueda concebir otro rostro nunca más para ese/esos torturados hombres huérfanos y abandonadores y abandonados que transitan el espacio escénico, para volver al monte. Los amantes del buen teatro, del teatro que conmina a pensarse uno mismo, no deben perdérselo.

María Fiorentino

En Los hombres vuelven al monte, Fabián Díaz consigue dar ese “rodeo necesario” – como diría Jean Pierre Sarrazac – para hablar de una de las heridas más lacerantes de nuestro pasado reciente. Su mirada sesgada, su verbo descarnadamente poético desborda lo histórico para abrir paso al mito. Y el teatro, para alumbrar lo original, vuelve al origen. La interpretación de Iván Moschner, con su dominio escénico y su estremecedora entrega, es sencillamente imperdible.

Patricia Zangaro

Muy buena la obra. es alucinante como logra meterte en ese mundo a la vez tan poético y real. La intensidad que despliega Iván en escena es increíble! felicitaciones !

Celina Murga

El sábado fui a ver esta gema. Y me vuelven ráfagas de imágenes, palabras, fantasmas… Recomiendo fervientemente Los hombres vuelven al monte, escrita y dirigida con talento y amor por el querido Fabián Díaz resonada, habitada, expandida por el cuerpo, la voz y el alma del camarada, líder carismático de la actuación, el maravilloso Iván Moschner!!! Vayan!!

Analía Couceyro

El texto tiene un lenguaje culto -es un gran poema de 50 páginas-, que se pone en boca de seres analfabetos en un lugar de olvidado y bajo un sol tremendo.El texto tiene una contundencia atroz y fantasmal. Y Moschner lleva en el cuerpo cada una de las palabras del poema, como si en cada función fuesen dichas por primera vez. Ahí están esos dos años de trabajo intenso.

Diego Jemio, La Agenda BA

http://laagenda.buenosaires.gob.ar/post/156583512680/el-viejo-anhelo-del-mar

“Los hombres vuelven al monte”: un cuerpo que se despliega. La obra “Los hombres vuelven al monte” plantea la hipótesis de la transformación constante, donde la palabra modifica el cuerpo y éste, a su vez, el espacio. De esta manera, tanto la palabra como el cuerpo y el espacio se convierten en la materialidad específica con la que el actor configura, sumando al resto de los lenguajes escénicos (iluminación, escenografía, música y vestuario) un tramado poético y dramático sobre una temática áspera y cruda como lo es la Guerra de Malvinas. El trabajo actoral le da una identidad física a esta compleja red, lo que hace de la obra una experiencia en tiempo/espacio, donde el espectador queda retenido por la intensidad de cada personaje y situación. La obra propone, junto a lo anterior, un vínculo estrecho con la mirada del espectador. El actor, mediante los personajes que lo atraviesan durante los 55 minutos de la función, parece buscar con sus ojos los ojos de todos los allí presentes. Este gesto de apertura pone de manifiesto la franqueza de quien está abriéndose para dejar ver que no hay artificios, para dejar expuesto que lo que se está haciendo presente en el cuerpo entreteje una nueva configuración sobre lo real. Y es en este gesto de apertura donde se hace manifiesto el carácter profundamente tenso y dramático de la pieza.

Raúl Alarcón, Prensa Obrera

http://www.po.org.ar/prensaObrera/1362/cultura/teatro-los-hombres-vuelven-al-monte-un-cuerpo-que-se-despliega

Actuación pura. La actuación de Iván Moschner en Los hombres vuelven al monte tiene tantos matices que llega a producir algo muy difícil de definir y que solemos llamar emoción estética. La obra escrita y dirigida por Fabián Díaz, quien obtuvo por ella un premio a la dramaturgia del INT, es pasto fértil para el trabajo del actor. Una inteligente vuelta de tuerca al teatro narrativo. Doloroso bululú de nuestra historia reciente.

Susana Anaine

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10153232241537855&set=a.436388507854.217001.792772854&type=1&theater

Un enfoque distinto para contar la guerra de Malvinas y sus hondos estragos. La dramaturgia de esta obra –muy bien resuelta por Fabián Díaz- está poblada de palabras de la tierra y palabras del cuerpo. Una estupenda actuación de Iván Moschner nos hace olvidar que estamos viendo un unipersonal. El diseño de escenografía de Isabel Gual dispara la imaginación, permite palpitar la insolación, apoyada en el diseño de luces de David Seldes. A pesar de lo machazo del texto, de su engañosa brutalidad, se esconde como en el monte una delicadeza intrínseca: la de contar una guerra espantosa, que nos partió a la mitad sin cicatrices aparentes, de una manera lejana, pudorosa, eficazmente terrible.

Laura Avila, Planeando sobre BUE

http://sobrebue.com/visorNotaHtml.php?idNota=1216

La composición que hace Iván Moscher, auténtico bululú del camino de Santiago, actor de pobres y limosnero que llevaba consigo todos los personajes, es impecable.

Raúl Argemí, Miradas al Sur

http://www.miradasalsur.com.ar/nota/11056/el-dolor-siempre-llega-del-sur

La obra reconstruye la historia de dos hombres: un hijo que se instala en el monte buscando a su padre y ese mismo padre, ex combatiente de Malvinas y devenido bandido rural. Los dos personajes y otra multitud de voces que conviven en el mundo doloroso de la obra son interpretados por Moschner. El actor misionero, que formó parte del elenco de El gran deschave, interpreta con gran verdad, rigor técnico e intensidad a padre e hijo, una empleada burocrática o una madre desesperada. Malvinas es, según la lúcida mirada de Díaz, un dolor que sigue sucediendo aunque la guerra haya terminado. Una tragedia que se suma a otras hasta convertirlo en un salvaje. Un destino lleno de desolación, un mundo pueblerino agobiante y el bochorno de la tierra litoraleña forman ese paisaje. Su poética es potente como el fuego de los pastizales que incendia el personaje. E intensa como la carne del guazuncho (corzuela), que se come para matar, aunque sea por un rato, el hambre.

Roberto Durán, Diario Z

http://www.diarioz.com.ar/#/nota/malvinas-sale-escena-43322/

La melodía que arma Moschner al hablar, su cadencia áspera es el núcleo de la obra, un texto larguísimo que no para, un caudal en el que entra todo. El prodigio vocal de Moschner y la aguda dirección de Fabián Díaz (también dramaturgo de esta pieza) muestran un fuerte dominio de una puesta que se juega en su precisión milimétrica. El breve mundo de Los hombres… formado por cacharros, por cajones, por comida, por violencia, por un volver imposible, adquiere una densidad avasallante a medida que la obra avanza y nos gana por demolición. La tensión que genera esta historia sobre lo difícil que es armar una historia alcanza, a pesar de ser fuertemente local en sus referencias, un carácter universal indiscutible y, a su vez, uno adivina que detrás de esto se está cocinando un tratado sobre la patria. Además de todo, Los hombres… es un tratado de actuación. La voz, el cuerpo, el gesto, la proyección, la relación con el espacio, el registro del público, lo interno, lo externo, todo se conjuga con enorme potencia. La ficha afirma que esta obra dura menos de una hora. Es mentira. Pasan los días y sus efectos me siguen conmocionando, pienso en ella y la música que me trae me vuelve a erizar la piel. Los hombres… es un viaje del que ni el más cínico sale inalterado.

El Crítico Enmascarado, Actualidad Artística

http://www.actualidadartistica.com.ar/2015/06/teatro-los-hombres-vuelven-al-monte-por.html

Esta obra escrita y dirigida por Fabián Díaz y actuada por un solo actor, Iván Moschner, nos coloca a los espectadores en el interior de un caleidoscopio fabuloso donde los colores, los escenarios, los sonidos nos transportan a un mundo en el que los límites del sentido se pierden en un horizonte esquivo. Tanto el texto como la dirección se atienen a una lógica brutal propia del teatro que coloca al espectador en el embudo del centro dramático con un ritmo envolvente. La actuación de Iván Moscher es sencillamente extraordinaria. Llena de convicción y de matices. Cada milímetro de su cuerpo está al servicio de expresiones que impactan en la percepción del público.

Enrique Morcillo, revista El Otro

https://revistaelotro.wordpress.com/2015/06/16/los-hombres-vuelven-al-monte/

Doble de cuerpo. Un texto que combina la sutileza de sus palabras y una creación de imágenes de manera constante y contundente. La puesta cuenta con un aceitado trabajo en todos sus aspectos. El desarrollo de la puesta es de una cadencia casi musical, en las sensaciones que va creando el maravilloso texto de Fabián Diaz. El texto tendrá su correlato en la cautivante actuación de Iván Moschner. A partir de las palabras que atraviesan su cuerpo, lo lleva a puntos de composición por demás intrigantes. Tensa y atrapante, “Los hombres vuelven al monte” es de esas puestas que uno se va con la sensación de haber presenciado un hecho teatral de calidad y que desea compartir con alguien, en ese mismo instante. Amén de querer volver a verla para vivir nuevamente ese paseo por las mentes y corazones de dos personajes de rica concepción y encontrar algo que se haya escapado en su debido momento.

Daniel Gaguine, El Caleidoscopio de Lucy

El texto de Díaz es un bombardeo épico el espacio y el silencio es invadido por la sonoridad y hondura de las palabras que conforman el discurso de estos personajes. Los hombres vuelven al monte es una odisea localista, es la aventura y el riesgo que propone la pregunta por la identidad. Díaz logra hacer magia con el lenguaje y logra una puesta de una ternura infinita. Cuando termines de verla, vas a aplaudir conmovido. Una obra para no dejar de ver.

Florencia Aroldi, Farsamag

http://farsamag.com.ar/los-hombres-vuelven-al-monte/

“Los hombres vuelven al monte”… a buscar su identidad. El guión, escrito por Fabián Díaz, dirigiendo el fluido relato, va dejando ver de a poco el entramado de las distintas historias; ajustando y relajando la tensión durante toda la obra. Cada palabra queda resonando como la eternidad de una imagen que nunca se logra terminar de ver. Me daban ganas de quedarme reposando en las frases. Una obra excelente que tanto por la cálida iluminación, el cuidado sonido y la interpretación de Moschner, traslada al espectador al mismo monte en el cual todo sucede; al monte en el que el protagonista pacientemente espera encontrar su identidad

Victoria Giunta, La Palestra

http://www.lapalestranoticias.com/#!los-hombres-vuelven-al-monte/c1orn

Ivan Moschner, un monstruo

En Los Hombres vuelven al monte, Iván Moschner interpreta un texto alucinante El despliegue de Iván Moschner en escena es abrumador, monstruosamente abrumador. La obra no es cómoda, usted no está invitado a divertirse, aunque sea invitado a ello por la cantidad de gags humorísticos desde el mismo comienzo. Pero es un humor grotesco, puesto para subrayar el delirio, el contraste, la anormalidad, la disfuncionalidad de lo que pasa. Todo es una locura, incluso que algunos/as espectadores/as se rían ingenuamente, llevados a la trampa por un magistral Iván. Lenta pero sistemáticamente, aunque usted decida luchar en contra, será llevado sin darse cuenta al laberinto de un loco, de un sicótico que ha adoptado la irrealidad del mundo que nos rodea -su irracionalidad e injusticia, su acostumbrada y trivial violencia- como verdades absolutas. ¿Cuántas hijas e hijos vuelven al monte y volverán a él buscando a su padre o a su madre? ¿Cuántos desaparecidos y desaparecidos serán necesarios todavía para que el pueblo y sus hijos emprendan definitivamente su tarea de purga y reconstrucción de la vida? Toda la angustia de esta obra es, en definitiva, una monstruosa denuncia contra las secuelas que deja el Estado argentino entre los sobrevivientes de cada una de sus matanzas. Elija lo que quiera, Malvinas, Cromañón, la Masacre de Once, las millones de familias desalojadas, viviendo en ranchos a la intemperie, las imágenes que labra en las cabezas infantiles cada inundación dramática, las epidemias de cáncer de todo tipo y forma que siembran en nuestros cuerpos por la alimentación y la contaminación ambiental. Elija usted donde le duele más y va a sentir que esta obra le explica con brutalidad lo que es vivir en este país.

Leonardo Grande Cobián, Los viajes de Santos Capobianco

http://santoscapobianco.blogspot.com.ar/2016/06/ivan-moschner-un-monstruo.html

Un potente monólogo interpretado por Iván Moschner. Sin duda es un texto complejo y rico en una infinita posibilidad de sentidos y matices, el cual es magistralmente habitado por Iván Moschner, revelando de manera, tanto lúdica como dramática, las profundidades poéticas y discursivas de la obra.

Ricardo Ruiz Lezama, Aplaudir de pie

http://aplaudirdepie.com/2015/06/14/los-hombres-vuelven-al-monte-un-potente-monologo-interpretado-por-ivan-moschner/

Magistral actuación de Iván Moschner con un texto sensible.Todos los estados se viven en menos de una hora. Una verdadera clase de actuación. Muy recomendable.

Gastón Soulages, en Tiempos Salvajes

https://soundcloud.com/m-nica-d-curim/recomendaciones-de-finde-de-gaston-soulages-080515

Cuando Malvinas cambia de escenario

La pieza escrita y dirigida por Díaz, e interpretada por Moschner, indaga en la relación de un padre que había participado de la guerra y un hijo que se hace muchas preguntas. La escena está situada en el monte, “un lugar de ausencia”, como define el autor.

Entrevista de Cecilia Hopkins en Página 12

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/10-35225-2015-04-12.html

“Tengo mucho miedo de entrar a escena”

Iván Moschner encarna con gran maestría el protagónico de Los hombres vuelven al monte, la notable obra escrita y dirigida por Fabián Díaz. La cuestión Malvinas, contada desde el Litoral y con personajes fantasmales.

Entrevista de Diego Jemio, en Todo Teatro

http://todoteatro.com.ar/tengo-mucho-miedo-de-entrar-a-escena/

Entrevista al actor Ivan Moschner

Tres actuaciones formidables en igual número de obras de teatro en cartelera hoy, han robustecido el merecido reconocimiento del que gozaba desde hace tiempo el actor Iván Moschner. En un rápido repaso por su vida su itinerario laboral, el intérprete nos cuenta el deslumbramiento que experimentó al ver por primera vez teatro en Misiones, de donde es originario, y el inicio de su carrera en Buenos Aires, que lleva ya más de treinta años. También expone algunos aspectos de su trabajo en los espectáculos en los que actúa en estos días.

Entrevista de Alberto Catena, revista Cabal

http://www.revistacabal.coop/entrevista-al-actor-ivan-moschner-0

Ivan Moschner se luce en la fantasmática Los hombres vuelven al monte. El actor es el protagonista excluyente y múltiple de la imperdible Los hombres vuelven al monte, de y dirigida por Fabian Diaz que en su segunda temporada se ve los sábados en Apacheta Sala/Estudio. También, participa de la “amable guerra de teatros” que se pone en juego entre el éxito de la temporada off de 2016, Todas las cosas del mundo, de Diego Manso, dirigida por Rubén Szuchmacher y la inquietante La crueldad de los animales, de Juan Ignacio Fernández, que bajo dirección de Guillermo Cacace reestrenó en Apacheta

Nota de Pedro Fernandez Mouján en Télam

http://www.telam.com.ar/notas/201606/151720-teatro–escenarios–publicas.html

El teatro se ocupa de la guerra por las Malvinas

Tres muy buenos trabajos escénicos se ocupan de esta temática, en un mes especial.

Por Carlos Pacheco en La Nación

http://www.lanacion.com.ar/1786404-sin-titulo

La guerra de Malvinas se revive en los teatros porteños

Por Paula Boente en BAE

http://www.diariobae.com/notas/64705-la-guerra-de-malvinas-se-revive-en-los-teatros-portenos.html

Fabián Díaz e Iván Moschner hablan con Vicky Cassaurang de la obra en En casa no me quedo, Canal de la Ciudad

https://www.youtube.com/watch?v=hW4bslCA05s&feature=youtu.be

Maxi Legnani recomienda la obra en Youtuber Cultural

https://www.youtube.com/watch?v=VvNxroIKTFk

El espectáculo del día 277, entrevista a Fabián Díaz e Iván Moschner

Por Gustavo Urrutia en Revista Saverio

https://www.youtube.com/watch?v=I3ysaIVWgwU&feature=youtu.be

Palabras del autor y director

Los hombres vuelven al monte representa para mí la posibilidad de articular un discurso ficcional en torno a la Guerra de Malvinas, tema abordado aun escasamente en la escena teatral.

Pero, por sobre todo, es la posibilidad de darle forma a un drama muy íntimo entre un padre y un hijo.

A su vez me permite indagar en un registro dramaturgico muy complejo como es el del monólogo, encarando un texto que me demandó un trabajo exhaustivo con la palabra y la acción.

Dos años comprenden el proceso de montaje de este texto, que en la actuación de Iván Moschner alcanza una sutileza profundamente dramática y conmovedora para mí.

Fabián Díaz

Fabián Díaz

Magister en Dramaturgia y Licenciado en Actuación por la Universidad Nacional de las Artes.

En este momento dirige la obra Los días de la fragilidad, de Andrés Gallina, con las actuaciones de Iván Moschner y Manuela Méndez.

Dirigió Dios está en la casa, en el marco de la Bienal de Arte Joven 2015, Los hombres vuelven al monte, enApacheta Sala/Estudio, el Centro Cultural San Martín y en el Centro Cultural Nestor Kirchner; El feo, en ElCamarín de las Musas yPequeño casamiento, en el Centro Cultural Haroldo Conti).

Sus obras Rohayhú, Pato verde y Los hombres vuelven al monte fueron premiadas por el Instituto Nacional del Teatro en 2012, 2016, 2018, obteniendo el 1º, 2º y 3º Premio, respectivamente. En distintos rubros, sus creaciones fueron nominadas a los premios Teatro del Mundo, María Guerrero y Trinidad Guevara. Obtuvo distinciones y premios por El corredor, Soy el que quiera y Caracteres, dirigidas por Daniel Veronese en el marco de Teatro por la Identidad.

Actualmente, actúa en amar amar amar, con dirección de Manuela Méndez y en Categoría Mosquitos, dirigida por Andrés Molina.

Formó parte de la Residencia Internacional de Dramaturgia Panorama Sur y fue seleccionado por la Royal Courth Theatre de Londres para participar del Taller Internacional de dramaturgia 2016, 2017 y 2018 en Chile, Uruguay y Argentina.

Iván Moschner

Es actor egresado de la Escuela Nacional de Arte Dramático. Integra el grupo Morena Cantero Jrs. Se formó también con Inda Ledesma, Raquel Sokolowicz, Luciano Suardi y Pablo Rieznik.

En este momento actúa en la obra Los días de la fragilidad, de Andrés Gallina, con dirección de Fabián Díaz.

Actuó en La Tempestad, 3 8 S M, Parias, La crueldad de los animales, Los hombres vuelven al monte, entre muchos otros espectáculos estrenados tanto en el circuito oficial (Teatro Nacional Argentino – Teatro Cervantes, Complejo Cultural San Martín), como en el independiente. Nominado como Mejor actor protagónico al premio Florencio Sánchez, por la obra El panteón de la Patria; Premios Teatros del Mundo 2015 como Mejor actor protagónico por Los hombres vuelven al monte; nominado a Mejor actor protagónico para los premios María Guerrero y Luisa Vehil por Los hombres vuelven al monte 2015; reconocimiento a la Trayectoria Bienal de Arte, Posadas; nominado a los premios A.C.E por su labor como Actor en teatro alternativo por su actuación en la obra Todas las cosas del mundo.

CaroAlfonsofirma_2.jpg

PRENSA Y DIFUSIÓN

Carolina Alfonso

www.caroalfonso.com

caroalfonsoprensa

+5411 4802-4607 – +549 115-662-6006

FB Carolina Alfonso – TW @caroalfonso1 – SK caroalfonso1

Archivos adjuntos attachment_clip.png
attachment_download.png los_hombres_vuelven_al_monte_foto_de_ana_schmukler_baja.jpeg

---

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*