Dejar de Ser de Luciano Cejas (Cobertura – Ensayo General)

Uno de mis placeres es desayunar los sábados a la mañana, en el bar de mi amigo Juan. Ni bien me ve llegar se acerca y empezamos una charla que dura horas. En algunas oportunidades pido mi clásico café con leche con tres medialunas, pero en otras nos prendemos en una mateada con unos exquisitos biscochos de grasa caseros, que dicho sea de paso son la especialidad de la casa. En esta oportunidad… pinto el mate. Entre mate y mate, en la televisión, siempre sintonizada en el canal de noticia, daban la noticia del fallecimiento de uno de los represores de la última dictadura militar. Mirando a mi alrededor, algunos sonrieron por la noticia y otras, con seriedad decían: murió sin arrepentirse de nada. Esto derivo a una gran charla con mi amigo, donde tocamos cada uno su vivencia en esos años oscuros de nuestro país.

La hora se fue volando, la cantidad de mates, ya casi no los recuerdo. Pero si recordé que, en el IFA, era el ensayo general de la obra “Dejar de Ser” de Luciano Cejas. Por tal motivo saludé a mi amigo Juan y fui hacia el teatro.

Ensayo:

“Dejar de Ser” de Luciano Cejas se presenta en el teatro IFA, en la calle Scalabrini Ortiz 326 C.A.B.A, a partir del 11 de marzo a las 20hs.

Ni bien llego al teatro fui recibido por Luciano, que luego de una breve charla me invito a pasar a la sala donde se llevaría a cabo el ensayo.

Una de las particularidades que tiene esta obra es que en todo momento se rompe la 4 pared, o por ahí podríamos decir que el espectador se encuentra sobre el escenario. Esto me sorprendió, pero me deje llevar por la propuesta de Luciano.

Luego de presentarme su asistente en la obra, me dijo que ella me guiaría en el transcurso de la obra.

La obra da comienzo de una forma muy particular, y no es mi intención develar este momento, aunque debo reconocer que no me dejo de sorprender.

Una obra que busca promover la conciencia crítica y la avidez espiritual en cada uno de nosotros; retratar el movimiento del grito de un recuerdo que lucha por salir del olvido, una herida que se desgarra. Una mujer a quien le arrebatan, en un instante, intensos y jóvenes años de amor y comienza el peregrinar de una búsqueda infructuosa. Su historia aborda la injusticia e impunidad y expresa el dolor y la tragedia desde la poética de la danza contemporánea.

El elenco está conformado por Alfonsina Macchi Herrera, Catalina Crusat Hernandez, Flavia Basilico, Florencia Trias, Jeanette Feal, Luciana Edelstein, Magali Nuñez, Micaela Rivetti , Michelle Oroc ,Maite de León, Matias Sangounet, Nahuel Alejandro Lozano, Sol Morales y Yasmin Gómez.

Cada uno de ellos durante algo más de 60 minutos, hacen un despliegue a lo largo y ancho de todo el espacio. Con una coreografía muy cuidada por Luciano, en todo momento me vi atrapado en la historia que me iban contando. Casi sin respiro y de una manera vertiginosa me contaron casi 7 años de una de las épocas más oscura de nuestro país. Donde la musica cumple un rol muy importante en la obra, que en algunos momentos nos transporta (los que tenemos algo así como 50 años) a los que fueron de alguna manera los que nos contaban con sus letras lo que estaba pasando.

Al finalizar la obra, seguramente nos dejara pensando, de alguna u otra manera como fueron esos años y por qué paso lo que paso.

Agradecimientos:

Agradecemos a Kasspress, por la invitación. También agradecemos a Luciano Cejas y a todo el elenco por la excelente recepción y atención. Y como siempre muchas gracias al chofer de la línea B de subterráneos que me llevo de vuelta a mi casa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*