Entrevista a Valen Bonetto

¿Por qué decidiste ser artista?
No sé si es algo que se decide. Es un viaje esto de
creerse/sentirse/necesitarse “artista”. Es como una especie de juego de ser y
no ser, de confiar y no confiar, de apostar y de moverse constantemente.  Y este mismo juego de “ser y no ser” constante
se vuelve totalmente maleable, permeable y necesario… porque en el momento en
que eso que decís (aunque no te
pertenezca) sale lleno de información y vuelve en miradas, en silencio, en
aplausos, se te exprime el corazón y eso es lo que vale la pena.

¿Cuántos años tenías cuando
comenzó tu camino en la música y como fueron tus primeros pasos?
Cuando empecé a tocar de manera más constante tenía 15/16 años. Recuerdo
que uno de los primeros lugares fuera de mi pueblo (crecí en el interior de
Córdoba) que me dio espacio siempre, y es un lugar con el que aun hoy cuento,
fue el CPC de Arguello. Es un teatro en un barrio de Córdoba Capital que tiene
una magia muy especial, además de que la gente que está encargada de ese lugar
es hermosa.
Esa fue mi casa durante mucho tiempo, toqué bastante ahí. Después
empezamos a abrir la cancha y a movernos por la ciudad y a salir también… El
interior de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires.
¿Tus padres te apoyaron en este
camino artístico?
Vengo de una familia que está casi enteramente muy relacionada con el
arte. Mi abuelo, mi viejo, mi tio, mi hermano, son músicos; siempre conté con
el apoyo incondicional de ellxs.
¿cuantos años ya llevas arriba de
los escenarios?
De los 14 aca… 7 años.
Me imagino que en todos estos años
debemos tener mil anécdotas ¿Cuál es la que más recordas, que hoy nos puede
robar una sonrisa?
Creo que una de las situaciones que me marcó mucho el camino fue hace
unos años. Me levante una mañana y me llega por Facebook un video de una niña
muy pequeña cantando 1916 (un tema de mi EP: Siempre). Al tiempo me invitan a
comer un asado para que nos conozcamos y ella estaba muy avergonzada, estuvo
escondida debajo de la mesa casi toda la noche. Cuando saqué la guitarra y empecé
a tocar 1916 ella salió automáticamente y se paró en frente mío, se largó a
llorar al instante. Creo que ese fue uno de los momentos más emocionantes del
mundo.
Muchas veces, yo pienso que un
cantante tiene una canción que es su predilecta, y que por lo general el
público no la pide… puede ser que tengas una…. ¿Y que digas… puchas que pena
que no les guste tanto como a mí?
Une, obviamente, tiene canciones con las que se siente más cómodx, o que
genera una empatía distinta. Pero una canción como “favorita” (al menos yo) no
tengo.. Siempre quise, igual, jaja pero nunca logré elegir UN tema que
represente todo lo que en realidad representan todos los temas en un show.
¿Con quién te hubiera gustado
cantar?
Una persona a la mejor que admiro mucho, que marcó mucho mi infancia fue
Sandra Mihanovich… Creo que con ella me encantaría cantar, o compartir.
¿Siempre quisiste ser artista?
¿Qué querías ser cuando eras niña?
Cuando era chica me cai al piso y me hundí los dientes, vivía en el
dentista asique quería ser odontóloga jajaja.

¿Cuáles eran tus sueños cuando
eras niña? ¿Los llegaste a cumplir?

Además de ser odontóloga jajaja, siempre quise tocar. Creo que es un
sueño que cumplo todos los días. Trabajar de la música es el sueño y lo estoy
cumpliendo.
¿Qué les dirías a tus seguidores
acerca de los sueños que tienen de ser alguien en la vida?
La verdad que no soy nadie para aconsejar, cometo errores todo el tiempo!
Lo único que tengo claro es que la única persona que puede decidir sobre unx
mismx es unx mismx. Y en cuanto a los sueños, sobre todo, es tener una meta y
luchar contra todo para lograrla.
¿Qué sentís cuando estás en un
escenario?
Todo. La sensación de escenario es siempre distinta, pero si se que me
hace sentir completa. Cada vez, diferente.
¿El nombre de esta página es La
Bitácora del Artista, como tal, qué es lo que guardarías en la Bitácora para
que otros visitantes vean?
Creo que estamos atravesando un momento muy particular (histórico,
político, social..). Ayer metieron en cana a unxs amigxs sin razón y nos
pasamos la noche frente a la comisaría esperando que lxs suelten. La Bitácora
sería que nos cuidemos entre todos, hay cosas que no podemos evitar porque nos
exceden, pero podemos cuidarnos entre nosotrxs.
Generemos espacios de resistencia para compartir y crear, para
conocernos, contenernos y cuidarnos. Ocupemos los espacios y usemos al arte
como herramienta de comunicación de nuestra realidad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*