Entrevista a Susana Di Geronimo

presenta
¿Por
qué decidiste ser artista?
 
Hay una predisposición inicial que consiste en una mirada
conectada con la sensibilidad artística Mis primeros juegos estaban
relacionados con el deseo de expresar el mundo desde esa perspectiva. Mi madre
amaba el cine y el teatro y, desde muy chica, me llevo a ver  cuánta película y obra de teatro  llegaba a mi Necochea natal. También  pronto aparecieron los libros en mi vida, fue
a través de una biblioteca pública, y me fascinaron., Empecé a leer
desordenadamente, pero con gran pasión. Así se fue gestando, creo, lo que
llamamos vocación.  
¿Cuántos
años tenías cuando comenzó tu camino en la actuación?
 
Comencé a actuar y a escribir desde muy chica. A formarme en ambos
sentidos, experimentando e investigando y entrenando siempre.  Después, a eso se sumó de modo natural, la
dirección teatral y el entrenamiento de actores. Y todas estas disciplinas se
fueron transformando en mi profesión y disfrutaron de mis logros. Se que se
sintieron muy orgullosos


¿Cómo
fueron los primeros tus primeros pasos?

Desde muy chica me las arregle para subirme a un escenario y ya
escribía relatos. Profesionalmente comencé 
cuando me traslade a Buenos Aires, entré en el Seminario Teatral
Bonaerense y empecé a estudiar actuación. A los 20 años ya había protagonizado
varias obras y escrito y estrenado la primera de ellas, casualmente una primer
versión de la que hoy estoy poniendo en escena con mucho éxito. Después vino el
trabajo en televisión cine, publicidad.
¿Tus
padres te apoyaron en este camino artístico?
En principio se opusieron, más que nada por el hecho de que  me obligaba a trasladarme  y alejarme. Después  lo fueron aceptando sobre todo por mi
decisión de seguir adelante con mi deseo y concretarlo en obras. Y sin dudas, más
allá del apoyo real, fueron mi fuente de inspiración y quienes me incentivaron
a ejercer mi libertad de creación y de vida  
¿Cuál
es la obra en la que estas actuando en estos momentos? ¿¡Y de qué se trata?
“Cuando
todo era”
de la cual soy además autora y directora  Esta en Tadron Teatro, Niceto Vega 4802 los
domingos a las 17hs.
La obra es una humorada sobre los conflictos que atraviesa una
familia muy funcional al sistema establecido que lleva adelante sus peripecias
cotidianas mientras es intervenida por agentes internos y externos que los   va introduciendo en una especie de mundo
paralelo donde lo que quiere mantenerse oculto aflora con toda su carga. A
partir de esto los discursos construidos para sostener esa máscara van cayendo
inexorablemente ante la resistencia de algunos de ellos y la decisión de otros
de ver y oir lo evidente.  Dos discursos,
dos visiones de la realidad, dos decisiones acerca de cómo queremos el futuro.
La obra es un entretenimiento que invita al espectador a optar en esa disyuntiva
apelando al pensamiento crítico 
¿Cómo
llevas eso de ser actriz, autora y directora a la vez?
Muy bien, con mucho disfrute. Es la primera vez que se da que
ejerza las tres tareas en una misma obra, y la experiencia es muy buena. Tal
vez porque llega en un momento en el que todo lo realizado en las tres áreas
durante tantos años, sumado a los que llevo ejerciendo la docencia me permite
hacerlo. Y es muy enriquecedor porque son tres lecturas distintas de la misma
obra. Para poder hacer cada uno de los trabajos me obliga a pararme desde
lugares muy diferentes ante el mismo material. Abordarlo desde tres puntos de
vista. 
 ¿Cómo es tu personaje?
Clara es  la madre de
familia dispuesta a sostener las estructuras y los mitos que ha decidido
adoptar hasta sus últimas consecuencias. Es la piedra angular sobre la que se
sostiene todo. En nombre de ese amor desmesurado ampara hasta asfixiar. Es la
principal artífice del rechazo a todo lo que considera diferente, lo vive como
una amenaza. Prefiere identificar como su enemigo a ese otro que no entra en
los esquemas de ese concepto de familia modelo. Oculta, adopta el discurso del
relato oficial aun cuando la realidad le muestra a gritos que eso la lleva a la
destrucción de lo que quiere sostener. Se debate constantemente entre su deseo
y el deber ser. 
   
Me
imagino que en todos estos años debemos tener mil anécdotas ¿Cuál es la que más
recordas, que hoy nos puede robar una sonrisa?
Muchas. La que todavía me sigue causando gracia es lo que sucedió
en na de mis primeros trabajos profesionales: Estábamos haciendo una gira por
todo el país con un elenco oficial con el que interpretábamos varias obras una
de ellas se llamaba “¿Quién fue?” un policial escrito por un autor argentino.
En la última escena el inspector que estaba investigando el crimen de una
anciana descubre a la asesina, su sobrina Dora.  Al verse descubierta esta iba hasta el
escritorio, sacaba de allí un revolver y efectuaba varios disparos, el
inspector caía, ella confesaba y cuando todos pensaban que estaba muerto éste
se levantaba y ante la pregunta de qué paso respondía “Es que le puse balas de
fogueo “ y allí terminaba la obra  . En
una de las funciones la actriz que interpretaba a Dora va al escritorio, busca
el revólver y se da cuenta que no está, el utilero se había olvidado de
colocarlo, ante la desesperación por seguir con la obra toma un cortapapeles
que encontró sobre el escritorio y apuñala al inspector. Este cae, como en
todas las funciones y cuando llega el momento comienza a incorporarse ante el
desconcierto de los que estábamos en escena y debíamos preguntar que paso, como
es que seguía vivo. Le preguntamos , el actor se tomó un tiempo, suspiro y
contesto: “ Es que le había puesto un forrito al cortapapeles”…. Por suerte
vino el apagón final y el saludo que disimularon nuestras carcajadas…
¿Con quién te hubiera
gustado actuar y a quién dirigir?
Por suerte en tantos años de profesión he tenido la oportunidad de
trabajar con muchos grandes actores y actrices tanto en teatro como en
televisión y cine, te diría que no me quedan demasiadas asignaturas pendientes
al respecto. Me gustaría sí destacar con todos los que trabajé. En cuanto a la
dirección pienso más en las obras que en los actores, porque cuando lees una
obra te aparece la imagen de un actor. Con quien nunca coincidí en un trabajo y
me gustaría hacerlo es con Rodrigo de La Serna, por ejemplo
¿Cuáles
eran tus sueños cuando eras niña ¿Los llegaste a cumplir?
Mis sueños de niña son exactamente los que estoy viviendo,
dedicarme a escribir historias y estar en un escenario o frente a una cámara,
Con eso soñaba y claro que lo logré. Y sobre todo a tener una vida lo más libre
posible y rodeada de afectos. Soñaba con el futuro como una sucesión de
aventuras que me sorprendieran y que ninguna rutina me atrapara. Y sobre todo
no perder nunca las utopías. Y si te soy sincera, es lo que sigo haciendo…
¿Qué
les dirías a tus seguidores acerca de los sueños que tienen de ser alguien en
la vida?
Que no los traicionen. Que sean persistentes, no para ser
“alguien”, sino y sobre todo, para ser felices. Que recorran el camino
disfrutando del proceso y no de los resultados y que nunca dejen de formarse y
aprender. Que no crean que la entidad la dan los premios, la popularidad o el
supuesto reconocimiento de los otros. Allí hay mucho cartón pintado y depende
en muchos casos de subjetividades o de relaciones públicas más que del propio
merecimiento. El verdadero valor está en la alegría de ser auténticos con el
propio deseo y de darle un sentido que trascienda lo superficial
¿Qué
actores jóvenes te han llamado la atención últimamente?
Bueno ya hable de Rodrigo de la Serna me parece un actor que
arriesga, que busca, que encuentra o no, pero que obtiene un resultado auténtico
Lo veo disfrutar más de lo que logra con sus personajes que de su propia imagen
en escena.
 Y bueno, voy a dar dos
nombres más de actores que últimamente han llamado mi atención y que están en
los inicios de un desarrollo muy prometedor y una singularidad que los
distingue: Mariamo Reynaga y Agustina Altieri Pan. Los dos están actuando en
este momento con mi dirección en “Cuando todo era” junto a un elenco de
profesionales de gran talento
 ¿Qué sentís cuando estás en un escenario?
Que estoy en mi ámbito natural. Mucha alegría y pasión. Una
sensación de plenitud y fragilidad a la vez que me transforma y me eleva
¿Qué
opinas de las escuelas de música o actuación que hay en la actualidad?
Que hay de todo, como en botica. Algunas muy buenas y otras no
tanto… Y que muestra a mucha gente interesada en acercarse a la profesión,
algunos movidos por un auténtico deseo de comunicar y expresarse y otros siguiendo
la promesa de lograr fama rápidamente
¿Crees que el arte escénico es importante en
nuestras vidas? ¿Por qué?
Claro, es una actividad enriquecedora y que siempre implica un
crecimiento, sobre todo porque la buena ficción trabaja sobre las motivaciones
que subyacen en la realidad  y de un modo
simbólico llega a otros grados de comprensión y moviliza e inquieta emociones .
El
nombre de esta página es La Bitácora del Artista, como tal, ¿qué es lo que
guardarías en la Bitácora para que otros visitantes vean?
No se por qué me vienen las imágenes de las improvisaciones que
hacíamos con el gran Jorge Luz en un programa de Television llamado ”La piñata”
allá por los años noventa en Telefe. Eran sketch improvisados donde  la Porota (Jorge) y la Bety (yo) nos
encontrábamos para ver la novela de la tarde. Un lujo
De todos modos prefiero dejar aquí el afiche de “Cuando todo era”
el trabajo que estoy realizando en este momento para incentivar a que quien lo
encuentre  venga a Tadron Teatro los
domingos a las 17hs, . Van a participar de un encuentro entrañable y
movilizador 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*