HILDA Y FREUD. Amor en clave diván (Crítica)

presenta
Como todas las mañanas fui al bar de mi amigo Carlos a tomar
un café, el día se prestaba para ello. Poco trabajo, y también pocas ganas de
generarlo. Si bien el día era más para salir a caminar al aire libre, sentí esa
necesidad de mirar por la ventana de ese mítico bar.
Si bien, no éramos muchos los que estábamos perdiendo el tiempo
con dignidad, el murmullo que se escuchaba dentro del bar de Carlos era
bastante importante. Pero todo esto se cortó cuando un señor de anteojos
redondos y una pipa en su boca ingresa al bar.
Su sola presencia hizo que el silencio se hiciera presen
casi de forma inmediata. Yo casi que no podía sacar sus ojos de encima…. Sus movimientos
eran lentos, cuidadosos, y con una voz casi penetrante llamo al mozo para pedir
un café…
Al poco tiempo llega una dama, que se acerca a su mesa…. Y casi
mediar palabras…. Comienza hacer un relato ante la mirada perdida de este
extraño personaje. Casi no la miraba, por momentos solo levantaba la mirada
ante algún comentario de esta extraña dama, y luego seguía con su lectura como
si escuchara llover.
Esta escena me hizo acordar que en el Teatro La Clac, se presenta la obra… Hilda y Freud. Amor en clave diván.
 
Teatro:
Teatro La Clac, se
encuentra en la calle Av. de mayo 1156, CABA, cuando llegué a este teatro me encontré
con un hermoso bar/restaurante de la zona. Si bien la sala se encuentra en el
subsuelo del mismo la espera se hizo amena y agradable. La decoración del mismo
es muy interesante y tiene una mística que hace que el visitante quede atrapado
en su decoración. A simple vista no cuenta con acceso para personas con cierta
discapacidad.
Obra:
Ni bien ingresamos a la sala, uno de los actores ya se
encontraba en escena, y su sola presencia en el escenario llamaba la atención,
tanto como ese extraño cliente del bar de Carlos…
Una vez que los espectadores nos encontrábamos acomodados en
nuestras butacas, la obra comenzó….
Alfredo Grande, interpreta
a Freud a sus 77 años, y Florencia Farías como Hilda Doolitle,
ambos actores con la dirección de Sebastián
Raffa.
Nos fueron relatando de una manera magnifica el espectáculo teatral que
está basado en los escritos y la correspondencia de Doolittle (1886-1961).
Los diálogos están presentes en toda la obra, con mucho
cuidado, con pausas justa…. Con miradas intensas.
Tanto Alfredo como Florencia, son profesionales del Psicoanálisis,
y eso se nota en el escenario. Conocedores de la historia del Dr. Freud, nos
brinda un espectáculo intachable para los amantes del psicoanálisis.
El director ha sabido hacer una excelente puesta en escena,
donde en un pequeño espacio nos hizo viajar a cada uno de los espectadores a través
del tiempo y la historia.
Una obra totalmente recomendable para los amantes del genero
Agradecimientos:
Muchas gracias al Teatro La Clac, por la excelente atención recibida.
Muchísimas gracias a Octavia Comunicación, por la invitación. Mi agradecimiento
a los integrantes de la obra, por tan bello espectáculo. Y como siempre muchísimas
gracias al maquinista de la Línea C y B por traerme de vuelta a mi casa.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*