Arreglando el Mundo (Cuento)

Presenta

Arreglando el Mundo:

Un científico, vivía con preocupación todos los problemas del mundo.
Estaba decidido a encontrar por todos los medios una solución.Pasaba días en su laboratorio, en busca de respuestas.
Cierto día, su hijo de 7 años, invadió su lugar de trabajo, dispuesto a ayudarle a encontrar esa ansiada solución.
El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lugar.
Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiera distraer su atención:
Encontró una revista, donde había un mapa del mundo, ¡justo lo que precisaba!
Con una tijera, recortó el mapa en varios pedazos y se los entregó al
niño con un rollo de cinta, diciendo: Hijo, como te gustan tanto los
rompecabezas, te voy a dar el mundo en pequeños pedazos, para que lo
repares.


El científico pensaba, quizás se demoraría meses en resolverlo, o
quizás nunca lo lograse, pero por lo menos, le dejaría tranquilo por un
tiempo; pero no fue así.
Pasada algunas horas, escuchó la voz del niño: “Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo”.
Al principio el padre no dio crédito a las palabras del niño. ¡No
puede ser, es imposible que a su edad, haya conseguido recomponer un
mapa que jamás había visto antes!
Levantó la vista de sus anotaciones, con la certeza de que vería un
trabajo digno de un niño: Para su sorpresa, el mapa estaba completo.
Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo
era posible? ¿Cómo había sido capaz?
-“Hijito, tú no sabías cómo es el mundo, ¿cómo lograste armarlo?”
-“Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de
la revista para recortarlo, vi del otro lado la figura de un hombre.
Así que le di la vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre,
que sí sabía cómo era.
Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y me di cuenta que había arreglado al mundo.”
PARA ARREGLAR EL MUNDO EMPIEZA POR TI

Reflexión:

Los grandes cambios se consiguen con cambios pequeños, en
nosotros mismos y nuestro entorno. Para “arreglar el mundo” hemos de
empezar por nosotros mismos.

Share Buttons

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*