La Gente Como Yo (Crítica)

“La Gente Como Yo” de Hugo Feutray
Critica

Hace algunos años, vivía en un campo a unos 25 kilómetros de
la ciudad más cercana. La vida era muy tranquila y placentera. El vecino más
cercano lo tenía a dos mil metros. Y el lugar más próximo para comprar provisiones
estaba a cinco kilómetros del campo.
Este lugar donde se podían comprar las provisiones, era un
paraje… podríamos decir un caserío. Un grupo de 10 o 12 casas, donde todas sus
calles son de tierra, todo el mundo se conoce, y las puertas y las ventanas
siempre están abiertas.
Este tipo de parajes cuentan, por lo general, con una
escuela… donde los chicos de los campos cercanos hacen sus primeros años de
estudio. Suele haber un almacén, una panadería y no mucho más que eso.

La particularidad que tenía este paraje, es que, en el
centro de este, justo enfrente de la escuela, vivía una familia con cinco
hermanos. Era común verlos jugar en las calles. La madre cuidaba de ellos todo
el tiempo. Su padre trabajaba en el campo y por lo general volvía tarde y
cansado.
Cierto día, por razón que desconozco, uno de los hermanos partió
hacia la ciudad. Y luego supe que se transformó en un reconocido sociólogo.
Mucho se habló de él, en este paraje. Y muy poco querían hablar sus hermanos de
él. Como bien dice el refrán “En pueblo chico, infierno grande”
Por eso cuando me llego a mis manos la gacetilla de “La Gente Como Yo” de Hugo Feutray, me
vino a la mente automáticamente este recuerdo. Y no quise perder la oportunidad
de ver esta obra.

Teatro:

“La Gente Como Yo”,
se presenta en el Teatro Buenos Aires,
que se encuentra en la calle Rodríguez Peña 411, c.a.b.a. a las 20hs. Todos los
jueves.
El teatro cuenta con una linda confitería – bar donde se
pueden disfrutar de una buena comida o hasta un buen café mientras se espera la
función.
La sala cuenta con capacidad aproximada de 130 espectadores.
Y esta se encuentra en un primer piso. A la vista no cuenta con un acceso
acorde para personas con cierta discapacidad.
Si bien la sala de espera no es muy grande, por la cantidad
de espectadores con que cuenta el espacio teatral, si llegamos con tiempo
podemos utilizar el espacio de la confitería para estar más cómodos para la
espera.

Obra:

La sala se le dio apertura a la hora pautada, luego de
darnos la bienvenida nos invita a pasar a ver la función.
Ni bien entramos a la sala vemos un decorado algo extraño, o
por lo menos antiguo, como perdido en el tiempo.
Una vez ubicados en nuestro respectivo lugar, las luces se
bajan y se da comienzo a la función.
La escena que veía, me remontaba a esa casa frente a la
escuela. A esos chicos que jugaban en la calle de tierra. Y de ese joven que un
día partió hacia la gran ciudad. Y fue así que comenzó esta historia, el
regreso de un hijo que ha estado ausente por 20 años. Y justo regresó un día después
del funeral de su padre. Pensando que se iba a encontrar a solas con su madre,
al poco tiempo aparecen en escena y así comienzo el conflicto en esta obra.
Lejos estamos de contar el final de esta espléndida obra, aunque “La Gente Como Yo” nos va a hacer reflexionar
sobre la identidad a través de la reproducción social y de la homosexualidad.

El elenco conformado por Pol Ajenjo, Leandro Altamore, Viviana
Belusi, Manuel Fernández, Natalia Martinoli y Juan Manuel Muniagurria nos
proponen un viaje en las entrañas de una familia de un pueblo muy chico. Un
drama que Loic Lombard, director de la obra, nos plantea un conflicto que no
tarda en aparecer y con mucha habilidad mezcla dejando asomar de a poco
tensiones internas que van más allá del círculo familiar.

Agradecimientos:

Muchas Gracias Laura Kass Mathieu por la invitación. Muchas
gracias a Teatro Buenos Aires, por
la excelente atención prestada. Y como siempre muchas gracias al colectivero de
la Linea 140 que me trajo de vuelta
a mi casa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*