El Efecto de los Rayos Gamma Sobre las Caléndulas (Crítica)

presenta

“El Efecto de los Rayos Gamma Sobre las Caléndulas”
Crítica:

Mientras espera en la parada de colectivo, una pareja se sumó
a la cola. No éramos muchos los que esperábamos, pero dado la demora en la
llegada del colectivo, la gente se iba sumando a la cola. Esta pareja, comenzó una
charla que de a poco me fue introduciendo en una historia familiar. Una de esas
historias, en las que uno dice “Parece una novela lo que me estas contando”. Al
parecer, todo rondaba en la frustración, la decepción, y sueños que parecen
inalcanzables. Y todo se recarga sobre una sola persona, “la madre”. Hacia ella
iban todas las críticas. Claro está que no pude seguir el hilo de la conversación,
por que vino el bendito colectivo y el hilo de la conversación se cortó.
Ni bien bajo me bajo del colectivo, un joven se me acerca y
me da una gacetilla de la obra “El
Efecto de los Rayos Gamma Sobre las Caléndulas”
de Paul Zindel (Traducido
por Federico Tombetti). Y por lo que leí, se trataba exactamente de lo que venía
escuchando hablar en la cola de la parada de colectivos.

Teatro:

La obra se presenta en el Teatro El Duende, que se encuentra en la calle Araoz 1469 c.a.b.a.
La sala cuenta con una capacidad aproximada de 50 espectadores, a la cual
personas con cierta discapacidad puede acceder sin mayores inconvenientes, dado
que se encuentra en una planta baja. El teatro no con cuenta con una confitería
o café. Si cuenta con una sala de espera acorde a la capacidad del teatro, más aún
si le sumamos un patio al aire libre que se encuentra continuo a dicha sala.
Una vez acreditado, he recorrido el espacio, y me pareció de lo más interesante.
Es básicamente una casa popularmente conocida como “Chorizo”, con ciertas
reformas, que dan lugar a este espacio teatral.

Obra:

Una vez que nos avisan que se da apertura a la sala, nos
invitan a apagar los celulares he ingresar a la misma. Cuando ingresé a la sala
pude observar, que el decorado pintaba a ser el living de una casa modesta… y
que al fondo del mismo estaba la cocina.
Unas de las particularidades del escenario es que es
angosto, pero que cuenta con una gran profundidad.
Observe, que desde cualquier punto de la sala se puede ver y
escuchar la obra sin mayores inconvenientes.
Se apagan las luces de la sala, en su totalidad. Y cuando se
vuelven a ascender se enfocan sobre una niña, o mejor dicho adolecente que se
encontraba ya en el escenario. Y nos empezó a contar su historia. Al principio
algo loca o disparatada. Pero a medida que nos iba adentrando en su mundo, me
fui dando cuenta de la pasión y el amor que tenía hacia su proyecto.
Pocos minutos más tarde aparece en escena su madre, una
persona de clase media baja, que esconde y que de a poco nos deja ver un trasfondo
desolador y con pocas esperanzas.
Ambos personajes tanto el de Matilda (Laura Grandinetti)
como Beatrice (Georgina Rey), son quienes nos vas a ir llevando a lo largo de
la obra en el lado más oscuro de una familia. Eso que se esconde entre las
cuatro paredes de una casa.
También las acompañan Ruth (Valentina Posleman), Nanny (Eva
Adonaylo) y Janice (Belén Marcruz). Cada una de ellas con un personaje, más que
interesante. Con intervenciones muy cuidadas por el director Federico Tombetti.
Como siempre digo, no es la intención de este portal contar
la historia de la obra, y mucho menos su final. Pero el interrogante que nos
presenta la obra, que es ¿Y si pudiéramos escapar de nuestra propia naturaleza?
¿Si pudiéramos modificar nuestra historia y los condicionamientos que esta nos
imponen nuestra relación con los demás? Están muy bien planteados en el
desarrollo de toda la obra.
A lo largo de toda la propuesta teatral, observe el trabajo
previo que hay sobre la puesta en escena. En todo momento me vi atrapado por la
historia, y por momentos sufrí junto a los personajes.
Cuando la obra llega a su fin, los aplausos fueron fuertes y
prolongados. Los actores, antes de saludar al público, se abrazaron entre sí. Algo
que me demuestra el compromiso de cada uno de ellos en contarnos este drama.
El Efecto de los
Rayos Gamma Sobre las Caléndulas
, es una obra imperdible para los amantes
del género Dramático.
  

Agradecimientos:

Muchas gracias a Walter Duche por la invitación. Muchas
gracias al elenco de por esta maravillosa
puesta en escena. Muchas gracias al Teatro
El Duende
, por la excelente atención prestada. Y como siempre muchas
gracias al colectivero de la Línea 140
por traerme de vuelta a mi casa. –

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*