Entrevista a Fabio Golpe

Ciclos de entrevistas de La Bitácora del Artista

Fabio Golpe

Director de Happy Brownies

¿Cómo fue que surgió la idea de llevar esta obra a el Teatro?
Me propusieron contar la historia de 7 ex compañeros de la
primaria que se reencuentran por facebook. A partir de ahí nos sentamos a
escribir con Marcela Arza (también actriz de la obra)
¿llevo mucho tiempo el armado de la obra y como fue la selección
de los actores que la
representan?

El proceso de ensayos fue de seis meses, ensayando dos veces por
semana. Fue un proceso hermoso, de mucho compromiso por parte de todos los
integrantes de la obra. La selección de los actores llevó tiempo, desde el
principio mi intención fue armar un elenco nuevo, es decir, convoqué a actrices
y actores con los que no había trabajado nunca, y eso es lo que llevó tiempo,
porque se trató de contarles acerca de la obra, reunirnos, conocernos. 

¿Qué cosa o que sensación has sentido cuando termino la primera
función?
Una sensación de inmensa felicidad. Luego de seis meses de
ensayos llegamos al primer objetivo concreto, estrenar. Luego vendrían otros
varios objetivos, sostener la obra en cartel cada sabado durante seis
meses. 
Básicamente y sin contarnos el final de la historia ¿Qué nos
cuenta la obra?
La obra es el reencuentro de estos 7 ex compañeros de la
primaria luego de 18 años. Este presente los encuentra con 30 años, con miedos,
frustraciones, aciertos, inseguridades. Lo principal de esta historia es el
deseo mal colocado, estos personajes están corridos de su eje, y ante todo
ponen sus falso éxito para mentir en esa noche y poder pasarla bien. Sin
embargo, la frustración de no haber alcanzado lo que alguna vez se soñó nunca
descansa y esa noche desborda en cada uno. 
¿Cuál fue el mayor desafío, al momento de empezar a armar las
distintas partes de la obra?
Primero que sea una comedia y segundo que tuviera mucho ritmo.
Trabajamos ritmo y dinamismo, es una obra que no tiene apagones, son los 7
actores en escena todo el tiempo, con sus entradas o salidas, pero en escena
todos. Montar esa idea de puesta fue un desafío. Y además que la comedia tenga
efecto, que el humor se logre a partir de los pequeños detalles, sin subrayar
las intenciones, el humor desde las miradas, las pausas, los remates a tiempo.
La comedia es fabulosa pero requiere de un gran trabajo de escucha, espacio y
energías.
¿contanos un poco como fue ese paso de la actuación a la
dirección?
Para actuar quise hacer mis propias obras. Entonces primero me
puse a escribir, luego a reunir elenco y después a dirigir. En dos obras mías
actué solamente, después descubrí que quedarme del otro lado y poder llevar a
cabo proyectos era genial. Me encanta la dirección de actores, pensar en
posibles puestas en escena. Es un trabajo agotador pero super gratificante,
puedo decir que me encanta dirigir.
Gracias, 

Laura Calle Rodríguez
Prensa

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*