Entrevista a Gabriela Mazzeo

¿Por qué decidiste
ser artista?
En realidad no fue una decisión. Fue un descubrimiento que
no me dejó opción: La música me arrasó y me arrasa felizmente hasta el día de
hoy.
¿A qué edad nació
esta pasión por la música que tenés?
A los 8 años. En realidad a esa edad empecé formalmente a
estudiar guitarra , pero desde muy chica crecí en un hogar musical, así que el
gusto por la música viene desde siempre, imagino.
¿Cuántos años tenías
cuando comenzó tu camino en la música?
Descubrí este camino y comencé mi carrera a los 16 años.
¿Tus padres te
apoyaron en este camino artístico?
Siempre. Supongo que anta tanta pasión, no había margen de
elegir demasiado…
¿Cómo fueron los
primeros tus primeros pasos?
A mediados de los 80, primero como vocalista en una banda de
rock, al tiempo que ya estudiaba técnica vocal, y armonía en guitarra. Fueron
hermosos tiempos.
¿Cuántos años ya
llevas arriba de los escenarios?
Unos 33 (treinta y tres) años.
Me imagino que en
todos estos años debemos tener mil anécdotas ¿Cuál es la que más recordas, que
hoy nos puede robar una sonrisa?
En 1988, plena post democracia, yo cantaba en un trío vocal,
hacíamos música de autores latinoamericanos. Nos tocó una fecha en el bar
“Liberarte” (Corrientes al 1500), y hacíamos un arreglo muuuuuy difícil de la
chacarera “La oncena”. Nos fuimos equivocando en la letra, uno a uno. Cuando ya
el tema no se podía sostener más, mi compañera, muy formalmente, deja de tocar
y anuncia que “Hay algunos desarreglos”, mientras yo me retorcía de la risa en
el micrófono de al lado.
No pude contenerme y destrocé su formalismo con una
carcajada estruendosa en el micrófono. Esa noche no pudimos volver a cantar ese
tema.
Muchas veces, yo
pienso que un cantante tiene una canción que es su predilecta, y que por lo
general el público no la pide… puede ser que tengas una…. ¿Y que digas… pucha
que pena que no les guste tanto como a mí?
Mmmm…no suele pasarme eso, sinceramente. Siempre procuré
tener la conexión interna como para poder cantar aquellas canciones que me pide
el cuerpo en ese momento, menos todavía en presentaciones pautadas como discos
y demás shows más grandes.
¿Con quién te hubiera
gustado cantar?
Con Ella Fitzgerald, con Mel Tormé, con Jaime Cullum…tantos
artistas de todas las épocas se me vienen con forma de ese sueño…
¿Qué canciones te
gustan más?
Las que dicen. Sean del género que sean. Las que llegan al
cuerpo y mueven el alma. Las que vuelan.
¿Cuál es tu estilo de
música favorita?
Amo el jazz, pero también conecto profundamente con algunas
expresiones de nuestro folklore y de la música latinoamericana. El tango
también me conmueve. Pero mi elección desde hace tiempo  pasa por el jazz.
 
¿Cuáles eran tus
sueños cuando eras niño? ¿Los llegaste a cumplir?
Aunque tuve una infancia feliz no recuerdo tener sueños
vocacionales de niña, pero debo decir que lo que hago me mantiene siempre plena
y feliz.
¿Qué les dirías a tus
seguidores acerca de los sueños que tienen de ser alguien en la vida?
Claramente, que se mantengan siempre conectados con ellos
mismos. Es bueno desarrollar la capacidad de no perder la visión, el propio
sueño, la necesidad de actuar cuando hay que hacerlo, y de esperar o hacer
silencio cuando las circunstancias así lo piden. Ir hacia lo que soñamos no
puede nunca salir mal.
¿Qué cantantes
jóvenes te han llamado la atención últimamente?
En el jazz y sus derivados, como te decía, Jaime Cullum,
Jacob Collier, Noora Noor. En nuestra música, Juan Quintero, Luna Monti, en
Brasil, Roberta Sá; son algunos de los nombres que me vienen, de excelentes
artistas de hoy.
 Después de tanto recorrido, ¿te gustaría
transmitir tu experiencia y legado a algún o alguna cantante joven?
Sí, de hecho lo hago en mis clases a menudo (soy maestra de
canto desde hace más de 20 años)
¿Qué sentís cuando
estás en un escenario?
La libertad de decir y de ser.
¿Qué opinas de las
escuelas de música o actuación que hay en la actualidad?
Como todo, hay buenas y malas escuelas. No podría detallar
demasiado sobre actuación, pero en música, particularmente en canto, hay que
ser muy cuidadoso a la hora de elegir un maestro/a. Hay mucho en juego: Desde
las cuerdas vocales y el cuerpo….hasta las emociones.
¿Estudiaste en alguna
escuela de actuación o música?
No, estudié siempre con diferentes profesores particulares,
de acuerdo a cómo iba avanzando. Siempre tuve la suerte (aunque no creo
demasiado en la suerte) de estudiar con profesionales serios y muy apasionados
de lo suyo. Desde  canto, guitarra, piano
y dirección coral.
¿Qué opinas de la
educación actual en general?
Es una pregunta muy amplia, pero a grandes rasgos veo que la
educación no sabe mirar a los chicos. A cada chico. No toma al estudiante como
un ser único, con todas sus particularidades. Existe la misma exigencia para
una persona con inclinaciones artísticas, que para una con facilidad para las
materias exactas. Hay algunas poquitas propuestas interesantes, pero aún no
están mayormente al alcance económico de la gente.
¿Hasta dónde
estudiaste?
Secundario completo, soy casi diseñadora gráfica (abandoné a
poco de terminar, tenía mucha actividad musical y no podía con todo), además de
la parte musical y vocal, en la que todavía sigo estudiando e investigando.
¿Te gustaba estudiar
cuando eras niña?
No demasiado.
¿Crees que el arte
escénico es importante en nuestras vidas? ¿Por qué?
Sí, siempre que la persona sepa ver si genuinamente  le interesa o le gusta…es maravilloso y
liberador.
¿El nombre de esta
página es La Bitácora del Artista, como tal, qué es lo que guardarías en la
Bitácora para que otros visitantes vean?
Compartiría mi pasión y mi amor por la música; y la
sensación cotidiana de ser una elegida, por vivir de lo que me gusta hacer, y
por poder transmitir emociones a través del canto.
¿Qué les dirías a las
personas a las que no le gusta actuar, cantar o ninguna actividad artística?
Sinceramente no conozco mucha gente que no se sienta bien
cantando en casa, en la ducha, en la calle y hasta en un escenario, por más que
la intención no sea profesional (lo veo en muchos alumnos). Imagino que con la
actuación debe pasar algo parecido. Cuando la gente se lo permite…es más feliz.
Hablanos sobre el
trío vocal Rouge a tempo del cual formas parte: ¿Cuándo y cómo nació? Y ¿qué
verá el publico que vaya a verlas el 18 de septiembre al show en The Cavern?
Rouge a Tempo nació en 2010. Fue a partir de mi segundo
disco solista (Vereda Dixie). Una de las chicas que hacía coros en el disco,
Carolina Roisinblit, gustaba de la música vocal de los años 30 y 40 (de hecho
en ese cd hay un asomo de ese estilo). A partir de allí y en paralelo con mi
carrera solista, empezamos la búsqueda de la tercera cantante hasta que dimos
con Soledad Fernández y el proyecto fue tomando forma hasta definirse como lo
que es hoy.
El 18 de septiembre haremos temas de nuestro primer disco,
“Come on and hear!”, grabado en 2014, y algunos nuevos, junto al cantante
Gonzalo de Zavaleta. Habrá músicos invitados y un gran clima de lo sonidos de
los años 40.
Si agregas un video de YouTube, que consideres que debe
estar en la nota, envíame el link.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*