Entrevista a Alfredo Mario Figueras

¿Por qué decidiste ser artista?

Parecía algo tranquilo y que
practicando se podía hacer alguna cosa.

¿A qué edad nació esta pasión por la
música que tenés?

Desde los 8 años arranqué a ejecutar
jugando y con notación de números para la guitarra. Porque mi madre tenía la
guitarra ahí, ella es profesora de guitarra y no se dedicó a enseñar.

¿Cuántos años tenías cuando comenzó
tu camino en la música?

A los 15 empecé a estudiar guitarra,
ya con los métodos tradicionales, con la profesora de mi madre.

¿Cómo fueron  tus primeros pasos?

Y… rendí unos años en el
Conservatorio donde enseñaba la profesora María Martín y después Hilda
Rovediello me preparó para ingresar con piano en el Manuel de Falla. Ahí,
empecé con la profesora Onikian en el 2003 y desde el 2005 estoy con Lilia
Lavazza. 

¿Cuántos años ya llevas arriba de los
escenarios?

Y desde los 16 años, que armé un
repertorio de guitarra, siempre solo instrumental, me mandé nomás a donde se
pudiera. Peñas y demás… como músico que ejecuta en el descanso de los cantores
y para que bailen zambas y eso. Porque lo que es instrumental no puede durar
más de 40 minutos, sino se cansa el público, se pone violento y se produce
cualquier tipo de desmanes. O empiezan a contar historias familiares en voz
alta y otras cosas dramáticas.

  

Me imagino que en todos estos años
debemos tener mil anécdotas ¿Cuál es la que más recordás, que hoy nos puede
robar una sonrisa?

Y… muchas desgracias variopintas, se
se. Pero que sean del todo simpáticas y no dejen adelantado a nadie y evitando
dar datos puntuales… a ver… Tengo miedo de contar algo simpático y recordar que
no era tan simpático. Mejor evitemos problemas.

Muchas veces, yo pienso que un
cantante tiene una canción que es su predilecta, y que por lo general el
público no la pide… puede ser que tengas una…. ¿Y que digas… pucha, que pena
que no les guste tanto como a mí?

En general se ha compensado la cosa,
por ahí me gustaban unas músicas… y en un lugar podía tocar la mitad de esas
cosas y en otro lugar algunas otras.

Hay que ir a lugares distintos, y
también según como esté de ánimo el público es lo que se puede ejecutar.

¿Qué canciones te gustan más?

Las canciones tristes nacionales, las
tristes como las que canta Paco Ibañez y las que son rítmicas pero que tienen
sus cambios de rítmica interna como encubiertos. Esa especie de minimalismo del
acompañamiento, como el platillo que manda el percusionista de Piazzolla en
Libertango.

¿Cuál es tu estilo de música
favorita?

Clásico y folklore, sería.


¿Qué cantantes jóvenes te han llamado
la atención últimamente?

Los que ponen la expresión antes que
la técnica, me llaman la atención. Siempre que tengan una técnica que les
permita eso. Pero, se me hace que la expresión y la especialización en algún
repertorio es la diferencia que puede hacerse. Escuché muchas audiciones de
compañeros del conservatorio, pero intérpretes nuevos por los medios de
comunicación es difícil pescar. Salvo por algunas radios no comerciales o
dignamente culturales-comerciales.

¿Qué sentís cuando estás en un
escenario?

Y… que hay que hacer lo mejor que se
pueda en ese momento y vamo que quevachaché. Y antes de arrancar, primero calmarse
como el Pokemón Squirtle (para el que no conoce, es la famosa tortuga azul
celeste del “Vamo a Calmarno”)

¿Estudiaste en alguna escuela de
música?

Sigo el posgrado de Piano en el
Conservatorio Municipal Manuel de Falla.

¿Cómo influyeron Carla Pugliese y
Jorge Eduardo Padula Perkins en tus composiciones, esas que denominás Cuises
Partituras por tener formato Cuis?

Carla, me hizo presentar las cosas
que escribía aparte de ejecutar cosas conocidas. Antes, siempre hacía tangos o
folklore conocido en guitarra, sólo instrumental, y lo que componía lo escribía
en partitura y lo mandaba para que alguien lo viera. Pero no era de presentarlo
en vivo.

Y hasta me dijo que ejecute nomás un
tango que en ese momento lo había hecho como un sainete y que después terminé
registrando en SADAIC como cosa seria. El famoso tango cumbia “Hay un Trolo de
Visita”. Después lo cantó La Gonzalito y lo llevamos de gira desde San Telmo
hasta lugares lejanos como San Telmo y un poco más para el Bajo.  

Y con el letrista Padula Perkins
(Jorge Eduardo), como anduvimos bien en la escritura de chacareras… ya casi
tenemos como para un librito con ese género solo. Aparte, hicimos chamamés,
valses, cuises y tangos.

¿Qué opinas de la educación actual en
general?

De la educación en general, no le
puedo decir. Pero, sí me parece que los textos deberían ser más cortos, mejor
escritos y con un mínimo de arte en su forma. Leer a Borges y después leer
cualquier cosa de algún estudio específico, y que la distancia sea muy lejana y
casi a propósito, como con bronca contra el estudiante, es un poquitín trágico.
Y eso, se me hace que aleja a muchos de la lectura fuera de las academias. Si
uno se acostumbra a los textos escolares, con forma de libros, y después le
presentan un libro de escritura artística podría llegar a creer que encontrará
ese mismo aburrimiento redundante y cansino de los textos pedagógicos. Digamos,
que dan ganas de balearse en un rincón cada vez que hay que leer algo
instructivo y mal redactado. Y peor que lo mal redactado, es lo blando, poco
expresivo y encima ornamentado por demás y con aire burgués. De recordar nomás,
ya me amargué el día (y eso que es de noche).    

 ¿Hasta dónde estudiaste?

Terminé la secundaria y después
Música, nada más.

¿Te gustaba estudiar cuando eras niño?

Me gustaba dibujar mapas y estudiar
leyendo cosas que encontrara sobre lo que hubieran pedido. Igual, siempre es
mejor escuchar a los maestros en la clase y no andar leyendo a lo pichicho
cosas aburridas.

 
 

¿El nombre de esta página es La
Bitácora del Artista, como tal, qué es lo que guardarías en la Bitácora para
que otros visitantes vean?

Si puedo guardar algo, les dejaría
unas partituras que escribí para guitarra, que son simpáticas, o unas de piano
casi bastante simpáticas y alguna hasta casi tirando a bonita.

Y al que quiera las partituras, me
dice al correo y le mando todas en PDF o en Finale.

¿Qué les dirías a las personas a las
que no le gusta actuar, cantar o ninguna actividad artística?

Que intenten ver alguna cosa dos o
tres veces, y recién después, si no les gustó, volver a verlas 4 ó 5. Ponerle
voluntad, que al final es para mejorar el espíritu y de cualquier obra algo se
puede rescatar.

Video en You Tube:

Fragmento de “Chacarera del Lagarto”,
en el Piano de Frida.

Sitio en Facebook:

11 Comentarios

  1. Interesante la filosofía de vida y de arte que manifiesta Figueras. Innovador pero respetuoso de los clásicos y para nada ajeno al buen humor. En Youtube se encuentran muchos videos con sus temas. Vale la pena escucharlos. Linda nota.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*