Entrevista a MARISA PROVENZANO

¿Por qué decidiste ser artista?
Digamos que no lo decidí tanto. Fue
casi por casualidad que empecé a contactarme con la música. No tenía idea que
en algún momento podía dedicarme a esto. Nadie me estimuló en la niñez. Fue un
poco la misma vida la que puso las cosas en mi camino aunque siempre miraba
todo lo artístico como un ideal y algo inalcanzable. Cuando empecé a
contactarme con la música, decidí estudiar canto y fue mi primer Maestra la que
me abrió los ojos y pude ver qué era eso lo que quería hacer. Creo que la
certeza de seguir este camino la tuve después de ver el estreno de Drácula, el
musical, en el Luna Park en el año 1991.

¿A qué edad nació esta pasión por la actuación que tenés?
Las ganas de pararme en un escenario
para “actuar” o “interpretar” creo que ya la tenía (aunque escondida o
inconsciente) en la adolescencia. Pero fue a los 22 años que después de
presentarme en varios escenarios como cantante, comencé a tomar esto como una
profesión.

¿Cuántos años tenías cuando comenzó tu camino en la
actuación?
A los 23 años quedé en el elenco de
“El Jorobado de París I” (Luna Park) que fue mi primer trabajo teatral aunque
participaba como cantante y actriz. Luego hice varios espectáculos y shows y
recién a los 26 años, mientras ensayaba “Hello Dolly”, reemplazando a Nati
Mistral en el protagónico, me di cuenta que necesitaba herramientas para
transitar los textos de esa obra. Al Año siguiente comencé a estudiar en la
escuela de Alejandra Boero.

¿Cuál es el nombre de la obra en la que estas actuando en
estos momentos?
Un Charco Inútil

¿Qué personaje te toco hacer?
El personaje es Irene, una madre que
necesita un profesor  particular para su
hijo, un chico muy especial.

¿Tus padres te apoyaron en este camino artístico?
Si, siempre, aunque ninguno haya
tenido que ver con el arte.

¿Cómo fueron los primeros tus primeros pasos?
Comencé a
los 18 años cantando en una banda “de garage” haciendo covers de canciones. A
los 19 años empecé a estudiar canto con la directora del Coro Polifónico de La
Municipalidad de La Matanza quien me sumó a su coro cuando tuve 20 años y a
partir de ahí comencé a cantar como soprano solista, mientras me formaba para
ingresar en el Conservatorio de Música Lopez Buchardo. Canté en muchos
escenarios importantes(Coliseo, Colón, en Canadá, etc)  y tuve el honor de compartir escenario con
figuras como Daniel Miglioranza, Marilina Ross, Pablo Ziegler, José Colángelo.
Luego, en el año 1992 me presenté a las audiciones de El Jorobado de París (de
PepeCibrian y Angel Mahler) y en el año 1993 hice mi primer trabajo como
cantante y actriz.

¿cuantos años ya llevas arriba de los escenarios?
Este año se cumplen 27 años.
Me imagino que en todos estos años debemos tener mil
anécdotas ¿Cuál es la que más recordas, que hoy nos puede robar una sonrisa?
Sinceramente
tengo muy mala memoria (jajaj! De verdad!) Pero me han pasado cosas graciosas
después de haber grabado el CD doble de Drácula como Lucy. Por ejemplo, todos
lo que escucharon el CD me dicen “Ah, si!! Vos sos la mejor Lucy!! Ah! Te vi
cuando estuviste en el Luna Park!!!” Y yo tengo que aclarar: No, perdón, yo
grabé el Cd como Lucy, pero en el Luna hice de Mina…” . Y algo muy hermoso es
lo que pasó cuando hice El Fantasma de La Opera en el 2009: ahí fui parte del
elenco como Swing, éramos dos swing cantantes y una swing bailarina y como nos
sentábamos juntas, nos hicimos entrañables amigas. Es el día de hoy que somos
inseparables!!
¿Con quién te hubiera gustado actuar?
Me hubiera encantado trabajar junta
ellos para  aprender de su arte:  Norma Aleandro, China Zorrilla, Oscar
Martínez, Ricardo Darín, Barbra Streisand, Meryl Streep, Maggie Smith,  Dustin Hoffman, Al Pacino, Benedict Cumberbatch, Judi Dench… Uf!! Tantos!!

¿Qué canciones te gustan más?
Las que tiene significado en mi
vida. Pueden ser de cualquier estilo, pero tienen que movilizarme internamente
ya sea por su belleza, por lo que significan, por el texto de sus canciones.

¿Cuál es tu estilo de música favorita?
No tengo un estilo favorito, pero
prefiero música poco estridente. Definitivamente no podría escuchar mucho más
de 3 minutos un tema de Heavy Metal.

¿Siempre quisiste ser artista? ¿Qué querías ser cuando eras
niño?
Siempre me llamó la atención el
arte, la música, la danza, pero creo que recién cuando comencé a transitarlo
tuve la certeza de que quería dedicarme a esto. De niña decía que quería ser
maestra o secretaria (jajaj). Bueno… algo de eso hice: ahora doy clases de
canto.

¿Cuáles eran tus sueños cuando eras niño? ¿Los llegaste a
cumplir?
No tengo recuerdos de “mis sueños”.
Pero hice un viaje muy hermoso cuando tenía 9 años recorriendo gran parte del
sur argentino con mi familia y hubo un lugar “especial” al que siempre quise
volver: el lago Aluminé. Pude cumplir ese sueño 31 años después.

¿Qué les dirías a tus seguidores acerca de los sueños que
tienen de ser alguien en la vida?
Que sea lo que sea que elijan como
profesión, lo más importante es conocerse a uno mismo. Si uno no se conoce, no
va a lograr aprovechar al máximo sus talentos y capacidades. Conocerse a uno mismo
nos ayuda a comunicarnos mejor con nosotros y con los demás. Si uno logra
comprenderse, aceptarse y trabajar para ser mejor ser humano, entonces
comprende, acepta y mejora la vida.

¿Qué actor jóvenes te han llamado la atención últimamente?
Peter Lanzani (Equus), Alan Madanes
(In the Heights, elegidos), Fran Ruiz Barlett (Te quiero hasta la Luna, El otro
lado de la cama)

¿Qué sentís cuando estás en un escenario?
Que puedo dar algo mío a los demás.
Que puedo compartir algo que tengo. Que me puedo comunicar con el otro.

¿Qué opinas de las escuelas de música o actuación que hay en
la actualidad?
En este último tiempo hubo un “bum”
de escuelas tanto de actuación como de Teatro Musical. Hay pocas que son
buenas, pero todas abren caminos de alguna forma. El camino del que busca
herramientas para formarse como artista tiene que ser muy sincero. Hay escuelas
para los que quieren “aparentar”, para los que “se aburren”, para los que
quieren “fama”, para los que los hacen por “hobby” … y también hay escuelas para
los que buscan ser auténticos, reales, comprometidos y honestos con su trabajo.
El tema no está en las escuelas, si no en el camino que elige cada uno.

¿Estudiaste en alguna escuela de actuación o música?
Estudié música y rendí  4º año libre en el Conservatorio de Música
López Buchardo (actual UNA), en la Escuela de Alejandra Boero, en la escuela de
Agustín Alezzo y con muchos maestros de música, canto y danza en forma
particular.

¿Qué opinas de la educación actual en general?
La
educación actual tiene una estructura formateada para que las personas no
aprendan a pensar. Es una educación en conserva que te “embucha” de información
pero no te educa para significar esa información en la vida. ¿De qué sirve
tener datos en el cerebro si después esos datos no me sirven para ir a buscar
un puesto de trabajo o para posicionarme bien como  profesional en mi medio? ¿De qué me sirve
tener infinidad de títulos y diplomas si soy tímido/a y no logro mostrar lo que
puedo dar? La información cambia segundo a segundo y ninguna institución enseña
a procesar la información que uno recibe.

¿Hasta dónde estudiaste?
Hice primaria y secundaria

¿Te gustaba estudiar cuando eras niña?
Si, me gustaba aprender cosas.
¿Crees que el arte escénico es importante en nuestras vidas?
¿Por qué?
Porque el arte escénico funciona
como un espejo para el ser humano. En esta disciplina el hombre puede ver el
reflejo de una infinidad de sensaciones, pensamientos, ideas, comportamientos,
emociones, etc. que con la vorágine de la vida cotidiana es incapaz de
contactar. El arte escénico le muestra a las personas ese lado “oscuro” que no
se animan a ver o transitar en sus propias vidas. Es una forma amena, amable y
creativa de estar más en contacto con el mundo interno y muchas veces poco
conocido de nosotros mismos.

¿El nombre de esta página es La Bitácora del Artista, como
tal, qué es lo que guardarías en la Bitácora para que otros visitantes vean?
Que lo más importante es la
conciencia. Sin conciencia no hay evolución posible.

¿Qué les dirías a las personas a las que no le gusta actuar,
cantar o ninguna actividad artística?
Que el arte es jugar, fluir,
disfrutar, conocer, soltar, compartir, colaborar. Si no les gusta ninguna
actividad artística, que revisen cómo están sus miedos y su egoísmo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*