Entrevista a Veronica Edye.-

¿Cómo fue que surgió la idea de llevar esta obra a el
Teatro?
La idea nació de las ganas de
hacer comedia, género que disfruto mucho y cuando leí el título me entusiasmo.
Luego se sumó un texto que me hacía reír y pensar y éste binomio no es muy
común
¿llevo mucho tiempo el armado de la obra y como fue la
selección de los actores que la representan?
La obra llevó cuatro meses de
ensayo contando desde la primera charla con los actores hasta su estreno,
aunque hay un trabajo previo que corresponde al director que es  la idea de puesta en escena,  imaginar cada escena por separado y en su
conjunto. 
 A Fernando Miró(Jorge)  ya lo había visto trabajar en una obra de
teatro y en la película El Clan en la piel de Aníbal Gordon y su trabajo
actoral me gustó  muchísimo, es muy
creativo.
Gilda Arteta, fue sugerencia de
Fernando ya que conocía su trayectoria en el Catalinas y fue una excelente
opción porque ella debe encarar diferentes personajes muy disímiles. Es una
actriz muy dúctil.
Valeria Blanco (Natalia) ya
había trabajado conmigo el año pasado en la obra Sofocados, la convoqué al
casting y quedó seleccionada. Ha logrado darle el tono justo a esa mujer que
intenta tener su propio universo más allá de la pareja.
Carlos Ledo (Pablo) también
llegó a través de un casting, fue el primero en presentarse ese día y cuando
salió nos miramos con el productor y con Fernando y dijimos “Es él”. Carlos
tiene un personaje muy especial al cual le da una cuota de humor muy  interesante
¿Qué cosa o que sensación has sentido cuando termino la
primera función?
Sentí un gran placer por las
risas del público y sus sonrisas cuando salían.
Orgullo por todo el equipo de
Mujer Busca Hombre, no sólo por los actores que son la cara visible sino
también por todos los que trabajan detrás para lograr que sea un buen
espectáculo. Y creo que lo logramos
Básicamente y sin contarnos el final de la historia ¿Qué nos
cuenta la obra?
Podríamos decir que es la
búsqueda del equilibrio en una relación de pareja, teniendo en cuenta que todos
tenemos un lado masculino y un lado femenino y que lo ideal sería encontrar esa
armonía entre ambas partes y por ende en la pareja.
¿Cuál fue el mayor desafío, al momento de empezar a armar
las distintas partes de la obra?
Conseguir y mantener el ritmo de
comedia, dentro de situaciones a la vez dramáticas ya que tiene un  planteo de fondo que no debía pasar por alto.
¿contanos un poco como fue ese paso de la actuación a la
dirección?
Empezó como una búsqueda, una
necesidad de entender ciertos procesos, así como también estudié escenografía,
algo de iluminación, vestuario, música para teatro, etc y descubrí que de
ese  lado me sentía como pez en el agua.
Disfruto mucho el proceso previo, imaginar, jugar, indagar e investigar s.
Aunque a veces es algo solitaria esa tarea, el verla plasmada en escena no
tiene precio.
Me imagino que después de estos años arriba de un escenario
debe haber un tipo de obras teatrales que te gustan más que otras… ¿Cuáles son
tus preferidas para actuar y cuales para dirigir?
He transitado por diferentes
géneros por suerte! tanto como actriz como directora y cada uno tiene en sí
mismo un desafío diferente y único. Soy muy abierta en ese aspecto, sólo
necesito que algo dentro mío me diga: “ESTA” 
y ahí me embarco. Si me gustaría mucho dirigir un   musical…

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*