Hoy entrevistamos a Gerardo Garcìa

¿Por qué decidiste ser artista?
 Desde muy chico, junto a mi familia nos gustaba ir a ver los
diferentes conjuntos de carnaval que se presentaban en Montevideo, de ahí nació
mi primera curiosidad por el mundo artístico. La educación también jugo un
papel importante ya que las salidas al teatro con la escuela y luego la
literatura en el liceo hicieron que me volcará más para el lado de las letras
que el de los números. Ya después a los 19 años sentía la necesidad de hacer
algo que me gustara, que me permita poder investigar y jugar al mismo tiempo y
decidí meterme en el ámbito del carnaval y como no existía en ese entonces ningún
lugar donde aprender algo referido a eso, decidí meterme a estudiar teatro, que
me parecía lo más cercano y me enamore de inmediato.
¿A qué edad nació esta pasión por la actuación que tenés?
 En realidad se fue dando todo por etapas, siempre de una u
otra manera me interesó el mundo de la actuación, si te puedo decir que la
decisión de hacer algo nació con mi juventud, donde tome la iniciativa y me
dije hay que animarse, ¡esto es realmente lo que quiero!
¿Cuántos años tenías cuando comenzó tu camino en la actuación?
Entre a los Talleres del Teatro Circular de Montevideo a los 19
años, apoyado por mi madre quien fue la que averiguo el tema de las clases. Toda
mi familia siempre me apoyo en todo lo que quise hacer y eso me deja muy
contento, soy lo que soy hoy, gracias a mi familia que siempre de alguna manera
u otra estuvo conmigo.
¿Cuál es el nombre de la obra en la que estas dirigiendo en estos
momentos?
 La obra se llama STURM RUGER, es una obra que desde el primer
momento que la leí me atrapó por la temática que aborda , que es la violencia expresada
en todas sus formas. Actualmente la humanidad está sumergida en tiempos, donde
lamentablemente la violencia lentamente esta siendo la protagonista. Sturm
Ruger toma como punto de partida un acontecimiento ocurrido en 1989 donde un
adolecentes comete una masacre en la  L’École Polytechnique de Montreal. Es de este echo que Josué Almanza  (el autor) se basa para contar la historia de
la Familia Galloway 10 años después de la masacre.
 
¿Cómo fueron tus primeros pasos?
Mis primeros pasos después que egreso del taller del Circular fueron
en la compañía Antiteatro que fundamos con 2 amigos y colegas, German Silva y
Ariel Acosta, donde realizábamos presentaciones en los boliches de Montevideo y
el interior con una obra de nuestra autoría  basada más que nada en improvisaciones, que se
titulaba “Una noche en un Pub”, luego la obra fue mutando producto de esa serie
de improvisaciones y la decidimos llevar a los teatros bajo el nombre de
“Nacidos en Uruguay” donde nos presentamos aquí en Montevideo en el Teatro el
Tinglado.  Luego llegaron diferentes
participaciones en varias compañías como actor, hasta que llegó a mis manos la
obra “Compañía” con la cual comencé mi trabajo en dirección. Quede muy contento
con el trabajo realizado, pero quería ver que pasaba si llevaba mi trabajo ante
un jurado que lo evaluara (quería que alguien me dijera si servía para esto o
que me dedicara a las 8 horas) Y así fue que nos presentamos al encuentro de
teatro joven que organiza la Intendencia Municipal de Montevideo con la obra
“El Locutorio”, fue así que obtuvimos la mención a Mejor espectáculo y la
mención a mejor dirección. Desde ese entonces Boccascena teatro no para y
seguimos generando espectáculos todos los años apostando a un teatro con contenido,  con obras que lleven a la reflexión y el
entretenimiento.
¿cuantos años ya llevas arriba de los escenarios?
Si cuento la primera vez que me subí a un escenario, en el taller
del Teatro Circular, para hacer la muestra final abierta a público son 17 años
dentro del teatro, primero como actor y desde el 2010 en la dirección. Si bien
la dirección es algo que me atrapó y me encanta hacer, la actuación no pienso
dejarla nunca.
Me imagino que en todos estos años debemos tener mil anécdotas ¿Cuál
es la que más recordas, que hoy nos puede robar una sonrisa?
No se si robar sonrisas, pero recuerdo una anécdota en particular
entre tantas que uno cosecha con los años. Estrenábamos con “Planeta Azul”, una
compañía en la cual actúe hace algunos años, una obra muy buena llamada “Aterciopelada”
de un gran autor, lamentablemente desaparecido, Adrián Rodríguez. El día del
estreno yo tenía mi vestuario en casa, el cual me lleve para dejarlo impecable
para la función… y para no llegar tarde, me tome un taxi, me subí en el asiento
delantero con mi vestuario acomodado en una percha, a lo que el chófer me
ofrece dejarlo en el asiento trasero así no se arrugada, yo no se porque no me
parecía buena la idea, pero accedí. Yo 
todo el viaje repasando el libreto y al llegar me baje en la esquina del
teatro, entre y cuando baje al escenario para saludar a mis compañeros, me
percaté que había olvidado todo el vestuario en el taxi a una hora y media de
comenzar la función. Mire al director que no entendía mi cara de asombro y le
dije acabo de perder todo el vestuario de la obra en un taxi, pero no te
preocupes no se como pero lo consigo y antes que el pudiera decirme una sola
palabra me di media vuelta y salí corriendo del teatro. En la plaza que esta al
costado del teatro donde usualmente se reúnen taxis, yo corriendo entre la
gente tirándome arriba de todo taxi que pasaba estuvieran detenidos o en marcha
con cara de desquiciado, todos me miraban sin entender nada, asustados, hasta
que sin éxito de encontrar el vestuario me subí a uno y le dije acabo de perder
un montón de ropa, vamos al Shopping más cercano que tengo q comprar ropa, no
hicimos ni 3 cuadras que vi un supermercado abierto y le dije para acá y
espérame. Entre corriendo, todos me miraban, tenia a todo el personal de
vigilancia mirándome y yo buscando entre las góndolas, revolviendo todo el
sector de vestimenta como un loco y probando me 2 cosas a la vez.  Al final no se como pero estaba casi toda la
ropa que necesitaba para la función y con los colores adecuados. Llegue al
teatro faltando unos 15 minutos para comenzar la función. Por suerte el estreno
fue un éxito, mis nervios ese día destrozados y un taxista con vestuario nuevo.
¿Con quién te hubiera gustado actuar?
En realidad hay mucha gente que uno cuando recién empieza toma como
referencia y si, quizás  uno fantasea con
poder estar en un escenario con ellos. Con el correr del tiempo me di cuenta que
en realidad siempre actúe con las personas que quice,mis amigos, gente que tira
para el mismo lado que yo, que nos entendemos y nos divertimos haciendo esto.
Si tuviera que cambiar eso por actuar con esos fenómenos con los que soñaba
hace unos años, no lo cambio, seguiría eligiendo a la gente con la que actúe,
por suerte hasta hoy en día nos siguen abrazando nuevos proyectos.
¿Qué canciones te gustan más?
 En el teatro la música es muy importante,  tanto dentro del espectáculo como fuera, la
utilizo a diario en mi vida para poder transportarme  y me ayuda a crear. No tengo un estilo
definido, depende mucho del día y del ánimo, el estilo musical que escucho.
¿Cuáles eran tus sueños cuando eras niño? ¿Los llegaste a cumplir?
De niño uno tiene muchos sueños que después que uno va creciendo y
madurando van cambiando. Por suerte tuve una niñez y juventud muy feliz,  mi familia tuvo mucho que ver en eso. Después
más grande la vida se pone un poco más dura, porque uno tiene q valerse por si
solo y algunas personas de tu entorno ya no están y eso se siente y mucho. Creo
que todo lo que me propuse en la vida lo pude hacer y sigo intentando poder
hacer todo lo que quiero. Cuando era niño mis sueños pasaban por ser
veterinario, bombero, tener un video club, cosas que ya de joven no me
interesaban mucho, así que me focalice en las que me llamaban la atención en
ese momento, como la actuación y viajar. 2 cosas que por suerte puedo hacer y
me siento muy afortunado de poder hacerlas. No todo el mundo tiene posibilidad
de hacer lo que quiere, así que estoy eternamente agradecido por eso.
¿Qué les dirías a tus seguidores acerca de los sueños que tienen?
Que luchen por ellos , si realmente quieren algo de corazón, que no
se detengan hasta conseguirlo. Quizás el trayecto es costoso, pero cuando uno
llega a la meta y consigue su propósito, ve que todo eso que era complicado
valió la pena.
Uruguay es un país de artistas, todo el mundo conoce a alguien que
hace teatro, que toca en una banda, que toma clases de baile, que pinta, etc,
etc, etc.
¿Qué sentís cuando estás en un escenario?
Creo que la sensación que más experimento sobre un escenario es de
libertad, creo que los actores son lo que son, porque no nos alcanza nuestro
tiempo de vida para vivir todas esas vidas que quisiéramos vivir (Es rebuscado,
pero es así), actuar nos permite sumergirnos en diferentes personajes y tenemos
que ser ellos, sufrir cómo ellos, disfrutar como ellos, pensar como ellos…si no
lo hiciéramos así, no sería creíble, es por eso que tenemos que transformarnos en
esos personajes y no imitar un estereotipo . Para que esto suceda debemos
liberar nuestra mente y nuestra alma y no juzgar al personaje, si esto pasa,
nos estamos poniendo una barrera y el personaje ya está siendo condicionado por
nosotros y pierde credibilidad.
 
¿Qué opinas de las escuelas de música o actuación que hay en la
actualidad?
Existen muchas, algunas muy buenas y otras no tanto. Yo creo que muchas
están solo para el negocio y descuidan  lo más importante que es el alumno. Así es que
muchas veces montones de egresados salen sin tener muchas de las herramientas fundamentales
y sin saber para donde arrancar.  También
existen las otras que dan esas herramientas y por sobre todo dan oportunidad a
aquellos que ven con mayor compromiso.  EL
mejor consejo que puedo darle a alguien que quiera ir a alguna academia de
actuación es que averigüe antes y consulte en más de un lugar, antes de tomar
una decisión apresurada.
¿Crees que el arte escénico es importante en nuestras vidas? ¿Por
qué?
Creo que para un artista de la escena, el teatro es una forma de
vida, los que estamos en esto respiramos teatro las 24 horas del día. Es una
pasión que sólo los que la profesan nos damos cuenta que tan importante es en
nuestra vida.
¿El nombre de esta página es La Bitácora del Artista, como tal, qué
es lo que guardarías en la Bitácora para que otros visitantes vean?
·        
Lo que guardaría en la Bitácora,
seria la carta de presentación de nuestra compañía Boccascena Teatro.
La compañía teatral nació en el 2011 y se mantiene en la actualidad
con el claro propósito de poder generar espectáculos teatrales que lleven a la
reflexión del espectador, buscando ser un reflejo de la sociedad y de sus
integrantes. Creemos en el teatro como un medio de comunicación fundamental
para la sociedad, basándonos principalmente en la técnica escénica y personal
del actor. Estos dos aspectos fueron la base para crear Boccascena-Teatro.
Diferentes artistas provenientes de diferentes escuelas y con experiencia en el
ámbito teatral, nos fusionamos para dar vida a esta propuesta que apuesta a la
creación colectiva y al intercambio. El teatro funciona como espejo y si uno
puede verse reflejado y afectado por lo que sucede en el escenario, afloja
tensiones emocionales, se entretiene y por sobre todas las cosas se enriquece.
Actuar es lo que sabemos hacer y lo venimos haciendo hace mucho… hoy nos
unimos, y si esto sirve para relacionarnos con otras personas, educar,
compartir y por sobre todas las cosas aprender, nuestra misión estará cumplida. 
 
¿Qué les dirías a las personas a las que no le gusta actuar, cantar
o ninguna actividad artística?
Solo les podría decir que si no conocen, que se acerquen, que se
tomen un momento para experimentar alguna actividad artística, seguro que
muchos cambiarán de parecer y se quedaran, otros no, pero podrán decir…yo probé
y no me gusto, a esas personas no se les puede decir nada y estarán en todo su derecho
de decir esto no me gusta.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*