Entrevista a Romina Segui

¿Por qué decidiste ser artista?
Creo
que el accionar me fue confirmando que ese es mi lugar. Desde chica
jugaba a bailar y actuar asique supongo que fue una decisión
inconsciente en un comienzo, y luego con el correr de los años le fui
dando mas forma, de todos modos no soy muy amante de usar la palabra
artista, no somos seres especiales, somos seres humanos tal vez
un poco más sensibles que otros y con una enorme necesidad de expresar
algo, eso es todo.
¿A qué edad nació esta pasión por la actuación que tenés?

Como
te decía, desde muy pequeña, capaz que en la panza de mi madre ya
estaba bailando. A los nueve comencé a practicar patín artístico sobre
ruedas y lo hice hasta mis quince años. De algún modo, esa fue mi primer
experiencia en escena bailando sobre patines.
¿Cuántos años tenías cuando comenzó tu camino en la actuación?
El
primer taller de teatro que tomé (fuera de los del colegio) fue alrededor de mis ocho o nueve años, ahi hice
mi primer muestra en público y me di cuenta que me gustaba estar en
escena, creo que ahí nació.

¿Cuál es el nombre de la obra en la que estas actuando en estos momentos?
Con
mucho entusiasmo estoy ensayando una preciosa obra llamada “Yvonne,
princesa de Borgoña”, muy pronto será el estreno el 6 de agosto más
precisamente en el Teatro Artefacto.
¿Qué personaje te toco hacer?
 ¿Queres contarnos un poco como fue el proceso de cracion de tú personaje?
 Me
tocó hacer el mejor personaje que me podía tocar, la reina. Estoy
enamorada de mi personaje y que te pase eso en teatro es la gloria!
Lo
curioso es que fué amor a primera vista, mientras iba leyendo el texto
ya comencé a imaginar mi personaje, como se iba a mover, su voz, su
carácter. Fué un proceso muy intuitivo, casi nada racional.
Tengo
una anécdota bastante graciosa respecto a esto: un día nos reunimos con
el dire de la obra, Leo Di Nápoli, a conversar sobre el proyecto. Me
acuerdo que la reunión la hicimos en una conocida sala teatral que tiene
un bar dentro. Nos sentamos y pedimos algo de beber.
No
me preguntes porqué yo fuí a esa reunión creyendo que mi papel era
el de Yvonne. La charla fue creciendo y casi sobre el final  él me dijo
algo que me descolocó: claro, tu personaje es el de la reina….(Silencio)
Yo no
entendía nada…¿Pero cómo, no era Yvonne? jajajja. Creo que ambos nos reímos de lo ridículo de esa situación. Y
recuerdo que me puse más contenta, aún, al enterarme de mi nuevo rol.
Estoy
infinitamente agradecida con Leo, el me vió actuar en otra obra y me
dijo el mejor piropo que me han dicho: “Sos perfecta, estás diseñada
para el teatro”  y guardo esas palabras con muchisimo cariño.
Así fué como
ambos fuimos un poco la semilla de esta obra, fuimos pulsando para que
hoy la obra pueda salir a la luz.
¿Tus padres te apoyaron en este camino artístico?
Sí,
aunque tenian sus miedos sobre el como vivir del arte. Ellos eran
artistas naturales pero nunca se dedicaron a eso,
estudiaron otras carreras mas estables. Cantaban y tocaban la guitarra
por hobbie.
¿Cómo fueron tus primeros pasos?
La
primer obra que hice fue “Si tengo suerte” de Griselda Gambaro, eramos
dos mujeres, una golpeada por el marido y yo hacía de una vecina que la
curaba y queria revertir esa situacion. Era tragicómica, habia
situaciones de mucha gracia dentro del dolor.
Me
imagino que en todos estos años debemos tener mil anécdotas ¿Cuál es la
que más recordas, que hoy nos puede robar una sonrisa?
Si…me
acuerdo que en “A otra cosa mariposa” de Susana Torres Molina yo tenia
que salir a escena con un maso de cartas, todo giraba en torno a eso y
cuando tengo que sacarlo zas…me doy cuenta que no lo tenia
encima….me quise morir en ese mismo instante….Me salvó mi
compañera que improvisó algo diciendo ” Pero vos siempre te olvidas
todo”!, y la gente se cagó de la risa…asique fuimos a buscar el maso y
continuamos la obra.
Eso es lo maravilloso del teatro, el otro siempre
te salva y los errores (por llamarlo de un modo) pueden ser muy potentes
si los sabés aprovechar. El clown se basa en eso, en los errores, lo
fallido, lo gracioso que tiene la desgracia.
¿Qué canciones te gustan más?

Muchas,
soy amplia en mis gustos musicales. Jazz, rock, blues, salsa, tango,
clásico. Soy bailarina asique siempre estoy abierta a escuchar cosas
nuevas.
¿Cuál es tu estilo de música favorita?

Estudié
danza clásica, jazz y luego me fui metiendo más con la salsa, el mambo,
la rumba y actualmente estudio danzas afrocubanas.
En
este momento estoy trabajando como bailarina con Odalys una reconocida
cantante cubana, en donde bailo coreografias de jazz, tango, mambo y
afrorumba.
Si de cantar se trata, prefiero el jazz, blues y  rock.
¿Cuáles eran tus sueños cuando eras niño? ¿Los llegaste a cumplir?
Si..digamos
que me la pasaba jugando a actuar, bailar y cantar y hoy me doy cuenta
que estoy haciendo todo eso, voy cumpliendo esos sueños día a dia, me
siento afortunada.
¿Qué les dirías a tus seguidores acerca de los sueños que tienen de ser alguien en la vida?
Bueno…no
sé si tengo seguidores (sólo en facebook jajaja) tengo gente que me
quiere y me acompaña, eso sí y lo agradezco enormemente.
Les
diría que no hagan nada por hacer, que intenten escucharse
profundamente y lo pongan en acción. Vivimos en un mundo difícil, en
donde todo apunta al éxito, el poder y el dinero pareciera que todo
conspira contra los sentimientos más puros y nobles del hombre.
¿Qué actores jóvenes te han llamado la atención últimamente?
Mis compañeros…son todos actores enormes,
seres sensibles que dejan su sangre en cada ensayo. Tampoco
me gusta hablar de “talento”, parece que está de moda hablar de
“artistas talentosos”, yo prefiero decir: “seres sensiblemente
potentes”.
¿Qué sentís cuando estás en un escenario?
Todo.
Nervios, ansiedad, ganas de que la tierra me trague, ganas de que me
vean hasta en la luna (gran contradicción del actor). Mi maestro más
querido de actuación, Norman Briski decía: el actor es ese que está
tirado en un rincón hasta que le dicen, actúa te están mirando, y ahí
pasa todo, sale lo mejor de uno. Hablaba de esa contradicción que
tenemos de querer mostrarnos a pesar del miedo, del panico, de la
vergüenza…muy oscuro el orígen del deseo…
¿Qué opinas de las escuelas de música o actuación que hay en la actualidad?
Yo
paśe por el IUNA, hice el primer año de la carrera de actuación y en
simultáneo comencé a estudiar en la escuela de Norman Briski y allí me
quedé cinco años. Siempre digo que esa fué mi mejor escuela, es donde
más aprendí y de donde más lindos recuerdos tengo. Antes estudié con
otros dires en escuelas particulares. Hice comedia musical en la escuela
de Julio Bocca, tomé talleres, seminarios y lo sigo haciendo, nunca se
termina de aprender. Estudié danzas y canto con buenos maestros. Creo
que el actor tiene que tener un mango para pagarse sus estudios (en la
medida de lo posible, claro), y si no podés para eso está el
conservatorio gratuito, abierto para todos.
¿Qué opinas de la educación actual en general?
Mirá..yo
tuve la experiencia de hacer el ingreso al IUNA y en ese momento era
realmente muy difícil ingresar. El filtro era terrible, quedamos solo la
mitad de los convocados y eso me parece un poco injusto. Entiendo que
hay que poner un limite, al igual que lo hace el CBC en la UBA, pero no
se si esa es la forma…habría que inventar algo mejor. Los programas
son eternos con un exceso de materias teóricas, con algunos docentes avinagrados…, conozco muy pocas
personas que han terminado la carrera, la mayoría tiene que laburar,
pagar el alquiler y además quiere salir a actuar, y combinar todo eso a
veces se vuelve un tanto agotador.
¿Te gustaba estudiar cuando eras niña?

De niña me gustaba jugar, el que te dice que de niño le gustaba estudiar te miente vilmente jajaja
En
la secundaria sí..ahí ya sos un poco mas grande y te das cuenta lo que
te gusta. Siempre fuí medio nerd, tenía todo 8, 9 y 10, si me sacaba un 7
ya me ponía mal. Fuí escolta y abanderada pero también salía mejor
compañera, no era de los garcas que no te pasaban una respuesta en los
exámenes! jajaja, era solidaria, preparé a un compañero que tenía que
rendir materia, me hacía querer…
¿Creés que el arte escénico es importante en nuestras vidas? ¿Por qué?
Importante
si, necesario no. Briski decía que necesario es comer, bañarse, estar
bien de salud esas cosas y muuucho después llega el teatro, es casi un
lujo hacer teatro hoy día, un privilegio y eso es lo que no tenemos que
olvidar los que estamos en un escenario. No puedo subir a decir
cualquier cosa, o no decir nada, si me subo es porque tengo una gran
necesidad de expresar algo sino mejor me quedo en mi casa… Despúes
entran las distintas estéticas…una obra te puede gustar más que otra,
es muy subjetiva esa mirada..pero lo que no puede ni debe (bajo ningún
punto) es pasar desapercibida.
¿El
nombre de esta página es La Bitácora del Artista, como tal, qué es lo
que guardarías en la Bitácora para que otros visitantes vean?

Lindo
nombre…yo guardaría la memoria, sin memoria no sé quién fuí ni quien
soy. Hacer memoria es sumamente importante para el desarrollo espiritual
de cualquier ser humano.
¿Qué les dirías a las personas a las que no les gusta actuar, cantar o ninguna actividad artística?
Que
disfruten de ser espectadores entonces, quizás algún día se les
despierte el niño que llevan dentro. ¡ No se puede ni debe forzar nada!
Por otra parte, hay tantas cosas lindas para hacer en la vida….

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*