Entrevista a Guillermina de Zabaleta B

       ¿Por qué decidiste ser artista?
Ya
desde muy chiquita jugaba con mis hermanos. El living de la casa de mi
madre era nuestro escenario. Hacíamos obras de teatro, coreografías,
Jugamos a ser otros y de verdad. Actuaba, dirigía, bailada. A los diez
años me cambiaron de colegio y así llegué a mi primer clase de Teatro.
Fui feliz, encontré un espacio donde era yo y lo sentí “mi lugar en el
mundo”. Y desde ese momento hasta hoy, soy artista porque es creando
donde me siento más plena.
¿Cuál es el nombre de la obra en la que estas actuando en estos momentos?
Yvonne, princesa de Borgoña.
¿Qué personaje te toco hacer?
Isabel, la dama de compañía de la Reina.
¿queres contarnos un poco como fue el proceso de creación de tú personaje?
El
proceso de creación de Isabel aún sigue y seguirá función a función.
Creo que la creación del personaje se va armando y desarmando a medida
que van pasando los ensayos, y una vez estrenada la obra, comienza otra
etapa del personaje. Cada función es un nuevo descubrimiento, es algo
más para sumar al personaje. Me gusta pensar en casa propuestas para
trabajar en cada ensayo, probarlas y ver como le funcionan a mi
personaje. Lo que más disfruto de los ensayos es la conexión con mis
compañeros de escena, mirarnos, estar ahi, eso es muy placentero e
inspirador. Isabel patina, ella es sobre ruedas, lo cual me llevo a todo
un desafío extra porque no patinaba desde los 11 años, fue encontrarme
con patinar y perder el miedo a caer. Los patines son un desafío
constante, porque en verdad yo nunca se cuando puedo llegar a terminar
en el piso, pero si se que si Isabel se cae, se levantará lo más rápido
que pueda. Un tropezón no es caía! y a Rodar y a Rodar  y a Rodar mi
vida!! 
¿Tus padres te apoyaron en este camino artístico?
Si,
tengo la suerte de que mis padres, cada uno a su estilo, me han apoyado
y me apoyan en este camino. Estoy muy agradecida con toda mi familia,
mi marido, mis padres, mis hermanos y mi hermana, mis primos, mis tios y
tias y con mis amigos y amigas…siempre me apoyan en los proyectos que
hago, y eso es  hermoso, porque poder compartir la pasión de uno, con
la gente que uno quiere, no tiene precio.
¿Cómo fueron  tus primeros pasos?
Arranque
a los diez con clases de Teatro para niños, hacíamos muestras a fin de
año. Ya a las 13 hice mi primer obra Infantil, con la que nos fuimos de
Gira a Entre Rios. Durante la secundaria seguir haciendo talleres en
Andamio 90 que todos los años hacíamos una obra como trabajo de fin de
año…además hice otra obra infantil con el grupo del teatro de colegio.
Cuando termine la secundaria, quería entrar al IUNA, hoy UNA, y tuve la
suerte de hacer el ingreso y entrar a estudiar ahí la Licenciatura en
Actuación. Fue un proceso hermoso, de mucha dedicación y aprendizaje.
Durante mi cursada del IUNA, que fueron varios años, hice obras de
teatro con diferentes grupos independientes. A mediados del 2003 me
acerque al mundo audiovisual y empecé un nuevo camino de la actuación,
Cine, tv, serie web, video clips, publicidad, un poco de todo. Pero el
teatro siempre está en mi vida, es lo que me sostiene. 
¿cuantos años ya llevas arriba de los escenarios?
A
ver…sacando cálculos: en el 98 arranque en el escenario…estamos en
el 2016…son (haciendo la cuenta…) 18 años arriba de las tablas..!!
Guau muchos!! Ya estoy grande!!
  
¿Con quién te hubiera gustado actuar?
Me
encantaría actuar con Julieta Vallina, me gusta mucho su sensibilidad
en el escenario. También me gustaria mucho compartir escenario con
quienes fueron mis maestras Silvina Sabater y Mara Bestelli. Pero por
suerte aun tengo tiempo y en una de esas, compartimos camarin!! 
¿Qué sentís cuando estás en un escenario?
Hace
poco vi un programa que hablaba de la Adrenalina y si, puedo decir que
lo que siento en el escenario es Adrenalina. Hay algo en relación a la
percepción del mundo y el cuerpo que cambia, algunos sentido se
potencian, escucho más, puedo ver y mirar mejor y el tiempo cambia
completamente, se hace más lento, todo movimiento cobra mayor sentido y
el cuerpo toma una presencia única. Estas sensaciones me divierten, me
sorprenden, me intrigan y me enamoran.
¿Crees que el arte escénico es importante en nuestras vidas? ¿Por qué?
Si,
creo que es muy importante poder sumergirse en un espectáculo. Poder,
al menos un poco, salir de la vida cotidiana y  de la cabeza de uno y
dejarse llevar por un mundo ficcional y volar un rato. Relajar nuestra
cabeza siempre es bueno. Y hacerlo mirando un espectáculo es maravilloso
porque en ese viaje habrá algo nuevo para pensar, reflexionar…nos
podemos inspirar del otro. El otro esta presente y si nos dejamos, nos
modifica. Y poder cambiar nos permite lo que creímos imposible. 
  
¿Qué les dirías a las personas a las que no le gusta actuar, cantar o ninguna actividad artística?
Que
se animen, que se estan perdiendo de algo tan hermoso y tan posible,
que no tengan miedo a probar y se permitan ver que les pasa con eso.
Que
no se trata de hacerlo bien, se trata de pasarla bien, divertirse,
disfrutar, cuando uno logra entender que el camino es disfrutar lo que
uno hace, se hace la luz y uno brilla e ilumina desde su propio lugar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*