Entrevista a Lidia de Gonzalo, directora de La Catalana

¿Cómo fue que surgió la idea de llevar esta obra a el
Teatro?
Cuando terminé de escribirla, supe que esta era la obra para
poner en escena.
¿llevo mucho tiempo el armado de la obra y como fue la
selección de los actores que la representan?
Ensayamos una vez por semana de setiembre a diciembre del
año pasado y retomamos en marzo de este año. Hacia fines de abril comenzamos
dos veces por semana.  Yo quería que la
protagonista fuera catalana y por suerte se dio.  Las otras dos actrices las conozco por sus
otros trabajos y la convoqué. En cuanto a los dos actores puse anuncio en
Alternativa Teatral y de allí surgieron ambos. Más allá de su CV me interesaba
que dieran el physque du rol.
¿Qué cosa o que sensación has sentido cuando termino la
primera función?
Una inmensa felicidad y la sensación de haber logrado un
objetivo muy importante para mí.
Básicamente y sin contarnos el final de la historia ¿Qué nos
cuenta la obra?
La historia nos ubica en 1945, donde Carmen Reyes, La Catalana, una
antigua estrella de la canción española, ahora vive en la decadencia de un
inquilinato paupérrimo del barrio de Monserrat; aferrada a los recuerdos de sus
épocas de éxito e incapaz de aceptar que sus días de gloria han pasado.
¿Cuál fue el mayor desafío, al momento de empezar a armar
las distintas partes de la obra?
El dinero ha sido un factor importante. Todo se ha hecho a
pulmón. La escenografía y el vestuario fueron un gran desafío. Pero también ha
sido un desafío llevar a cabo una obra en un teatro como el Teatro del Pueblo y
salir airosos. Tenemos la sala a un 80% todas las funciones.
¿contanos un poco como fue ese paso de la actuación a la
dirección?
La pasión por el teatro me llevó a formarme en la facultad.
Hice la licenciatura en Dirección Teatral en la Universidad de Palermo.
Me imagino que después de estos años arriba de un escenario
debe haber un tipo de obras teatrales que te gustan más que otras… ¿Cuáles son
tus preferidas para actuar y cuales para dirigir?
Siempre me gustó el grotesco. Actué en varias obras de
Griselda Gambaro. En la facultad mi tesis se basó en el grotesco. Como autora y
como directora también lo elijo. Es donde más cómoda me siento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*