“Ahora, Homenaje a la Comedia del Arte” (Crítica)

 
Hoy es Domingo con D de Disfrutar. Y yo decidí salir a
caminar esas callecitas que tiene Mí Buenos Aires Querido. Y la zona que empecé
a caminar es la zona del Abasto.
Y justo ahí está la obra “Ahora, Homenaje a la Comedia del Arte”, en el Teatro La Carpintería y sin dudarlo entre a ver la obra.
Teatro:
El Teatro La Carpintería,
se encuentra ubicado en la calle Jean Jaures 858, en el barrio Abasto de
C.A.B.A. Teléfonos: 4961-5092.
El martes 15 de junio del 2010 La Carpintería Teatro abrió
sus puertas en Jean Jaures 858 (Abasto), una nueva sala fundada y dirigida por
tres jóvenes actrices: Alejandra Carpineti, Gabriela Irueta y Sol Tester. El
teatro inauguró su programación con una propuesta de alta calidad en la que se
combinan obras de directores consagrados del teatro independiente junto con las
creaciones de nuevas figuras emergentes.
El teatro cuenta con una cafetería más que interesante,
donde se puede esperar a que comience la obra con total comodidad.
El lugar de espera para la obra no es lo suficientemente
grande, pero si sumamos la cafetería, los espacios están acordes para una
espera cómoda.
Cuenta con una rampa para discapacitados, facilitando así el
acceso a la sala de teatro.
Tanto los sonidos, como la acústica de la Sala, nos
garantiza que en cualquier lugar que nos ubiquemos vamos a poder disfrutar de
la obra.
Las butacas son cómodas, una buena distancia entre sí. Eso también
nos da la posibilidad de ver la obra de cualquier punto donde nos encontremos.

Publico:
Ni bien se entra a la sala nos indican que por favor
apaguemos los celulares. Cosa que hice inmediatamente. Y nos aclaran que por
favor… que lo APAGUEMOS, y que no lo dejemos en modo silencioso o vibrador. A
la falta de una vez… lo aclaran antes de empezar la obra. ¡Bien, hay
espectadores que eso muy bien no lo entienden y durante la obra chequeaban el
WHATSSAP!!! Una falta total de respeto, tanto al resto de los espectadores como
a los actores en escena.
Obra:
La obra comienza en la espera misma, cuando alguien se nos
acerca y nos propone que digamos una frase, que luego a ser escuchada durante
la obra.
Las luces se apagan…. El silencio es absoluto durante unos
cuantos segundos. La luz se enciende, muy lentamente sobre uno de los costados
del escenario. Y una voz ya nos pone en tema.
Un relato que podría ser parte de algo que nos pasó en algún
momento. Por eso la risa y la carcajada es lo primero que nos roban.
Los silencios del actor en el momento justo, las caras… y de
fondo un baterista (Víctor Malagrino) que acompaña muy bien marcando muy bien
los tiempos de la obra.
Un monologo de Marcelo Savignone, que nos lleva
perfectamente, a recorrer con legendarias y emblemáticas máscaras de teatro,
una cierta cantidad de personajes de la historia del teatro de comedia. En este
recorrido en más de una oportunidad vemos como un actor de la talla de Marcelo
tiene la capacidad de interpretar hasta casi 4 personajes al mismo tiempo. Una
obra que ningún estudiante de teatro debería perderse. Y que seguramente más de
una vez le recomiendo que la vea.

Agradecimientos:
 Marisol Cambre, muchas gracias por la invitación. Al productor
ejecutivo, Sebastián Romero muchas
gracias por la excelente atención. Al Teatro
La Carpintería
, muchas gracias por la excelente atención con la que nos
tiene acostumbrados. Y como siempre, gracias al colectivero de la Línea 140 que me trajo de vuelta a mi
casa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*