Breve historia del teatro en Argentina

Antecedentes y primera etapa del teatro argentino

La-Plata-Teatro-Argentino-1904El
Teatro en Argentina como antecedentes históricos relacionados en este
aspecto una gran diversidad de ritos indígenas, ceremonias aborígenes,
algunas manifestaciones africanas y expresiones coloniales y
poscoloniales de origen americano y español. A finales del siglo XIX
comenzó a tomar fuerza una estructura teatral como tal y así nació del
circo criollo, manifestando una representación eminentemente popular,
mezclando elementos llegados de diversas disciplinas dramáticas como el
monólogo crítico y sátiro cuya base se estructuraba narrando sucesos y
costumbres del pueblo y en muchos casos contra algún gobierno
establecido. También tomaron fuerza en esta época expresiones narrativas
como la pantomima y la farsa.
El teatro en Argentina comienza a tener
gran reconocimiento a través de expresiones muy puntuales y particulares
que son; el sainete (obra teatral jocosa y dramática de carácter
popular que usualmente se mostraba en el intermedio de una función o al
final de la misma).
A partir del año de 1783 Hubieron varias
expresiones llevadas a cabo en la Casa de Comedias propuesta por el
virrey de las Luces en honor al Virrey Vertiz. Tiempo después cuando
Juan Manuel se encontraba como líder de un gobierno absolutista comenzó a
tomar fuerza la petite El Gigante Amapolas, de Juan Bautista Alberdi,
obras indispensables ya que dan forma y cuerpo a elementos que tendrán
trascendencia en la historia del teatro argentino como son lo absurdo y
lo grotesco en la dramática de este país.
El concepto de drama gauchesco toma
fuerza 1884 con Juan Moreira en forma de pantomima naciendo básicamente
del arte circense. Este mágico y magnífico ciclo se cierra en 1986, al
estrenarse una obra indispensable llamada Calandria de Martiniano
Leguizamón.
Buenos Aires por esos tiempo acogía una
gran cantidad de inmigrantes quienes buscaban mejores oportunidades de
trabajo y estabilidad económica y laboral, de estos personajes en
especial de los españoles llegó con fuerza el sainete, que era un estilo
teatral que como dijimos anteriormente basa su estructura en
expresiones jocosas y sátiras de la cual se dio origen al sainete
criollo.

Siglo XX

En el siglo XX y más específicamente en
sus comienzos la actividad teatral comenzó a tomar mucha fuerza. Una
gran variedad de compañías comenzaron a estrenar obras de gran calidad y
puestas en escena inaugurándose de gran nivel técnico y argumental ésta
etapa del teatro argentina es conocida como la época de oro con grandes
figuras como Gregorio de Laferrere, Florencio Sanchez y Roberto J.
Payró. Aproximadamente durante treinta años tomaron fuerza diversos
estilos teatrales como el sainete criollo, la gauchesca, la comedia de
costumbre alcanzando su más alto lugar con Armando Discépolo entre otros
grandes del género.

teatro-argentina-historia

El Teatro Independiente que en 1930 toma
impulso basa su origen en el teatro del pueblo cuyo objetivo es mostrar
otras obras de gran calidad imponiendo uns propuesta crítica y superior
en muchos casos al teatro comercial. Este gran movimiento logró
extenderse por todo Argentina y tomó cada vez más y más fuerza con el
pasar de los ños. Algunos autores como Aurelio Ferreti, Carlos
Gorostiza, Osvaldo Dragún, entre otros dieron un estilo único y original
a la dramática argentina.
El 28 de julio de 1981 Una ambiciosa y
masifica propuesta denominada teatro abierto comenzó su trayectoria con
tanta fuerza que se ha logrado mantener incluso hasta hoy y se han
sumado nuevos autores, actores y directores. Esta iniciativa a tenido
gran acogida eco en ciudades como Tucumán, Santa Fe, Córdoba, La Plata,
Rosario Mendoza, mar del Plata, Buenos Aires, etc. De manera paralela
han surgido nuevos y excelsos autores como Carlos Pais, Mauricio Kartun,
Enrique Morales, Danil Veronese etc. que le siguen dando fuerza y e
ideas frescas y perdurables al teatro de Argentina.

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 El Teatro en Argentina como antecedentes históricos relacionados en este aspecto una gran diversidad de  ritos
indígenas, ceremonias aborígenes, algunas manifestaciones africanas y
expresiones coloniales y poscoloniales de origen americano y español. A
finales del siglo XIX comenzó a tomar fuerza una estructura teatral como
tal y así nació del circo criollo, manifestando una representación
eminentemente popular, mezclando elementos llegados de diversas
disciplinas dramáticas como el monólogo crítico y sátiro cuya base se
estructuraba narrando sucesos y costumbres del pueblo y en muchos casos
contra algún gobierno establecido. También tomaron fuerza en esta época
expresiones narrativas como la pantomima y la farsa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*